26 de Febrero, 2017
Radio Mercosur
Mercosur

Paraguayos en Argentina

Responsive image
Paraguay transmitió a la Argentina su preocupación por las declaraciones de Bullrich, el pasado 24 de enero a una radio capitalina, “que vinculan a la comunidad paraguaya y a otras de la región” como “principales responsables” de delitos relacionados con el narcotráfico en territorio argentino.
 
En un comunicado, la Embajada paraguaya en Buenos Aires explicó que su titular, Federico A. González, se reunió con el vicecanciller argentino, Pedro Villagra, al considerar preocupantes las expresiones que “generalizan y estigmatizan a la comunidad paraguaya, la cual, muy por el contrario, siempre se ha destacado por su laboriosidad y honestidad”.
 
“En tal sentido, la Representación Diplomática ha hecho llegar su inquietud a distintas esferas del Gobierno argentino”, asevera el texto según EFE. El presidente Mauricio Macri firmó un decreto que modifica la ley migratoria con el fin de acelerar los procesos de deportación y prohibición de ingreso al país de extranjeros que hayan cometido delitos graves, como el narcotráfico, problema que el Ejecutivo se ha planteado erradicar.
El embajador paraguayo respaldó el espíritu del decreto que modifica la Ley de Migraciones pero pidió no estigmatizar a sus compatriotas. Así lo declaró para el diario Perfil. “No estamos de acuerdo con esas declaraciones. Todos los que vienen son muy trabajadores. No quiero que se estigmatice a una comunidad laboriosa, que trabaja; reiteramos nuestra preocupación por la estigmatización”, señaló.
 
Con respecto a la modificación migratoria el embajador del país vecino remarcó que no habrá una masiva deportación de paraguayos. “El objetivo del decreto es trabajar contra el crimen transnacional organizado. No pasa por las deportaciones masivas, se trata de reformar los controles fronterizos”, sostuvo el diplomático al mencionado medio.
 

Argentina: expulsarán a paraguayos con faltas y no entrarán con antecedentes
 
La ministra de Seguridad de la Argentina, Patricia Bullrich, anunció las claves del proyecto que endurece el control migratorio, que desató polémica en la región Mercosur y "alrededores".
 
La misma explicó los argumentos, así como las cláusulas que contiene el decreto en cuestión, y en el que se observa las nuevas disposiciones que dispuso el gobierno de Mauricio Macri sobre la cuestión migratoria.
 
“Es muy simple, tiene tres principios. El primero: aquel que cometió un delito en su país, no entra en la Argentina. Segundo: aquel que comete un delito estando en la Argentina—habiendo dado la Argentina la confianza de vivir acá— va a ser expulsado de manera rápida. Tercero: aquel que ya cometió un delito hay que esperar a la mitad de la condena, pero inmediatamente se le va a sacar su residencia”, señaló Bullrich al programa televisivo Todo Noticias, reproducido por el diario Clarín.
 
“La Policía Federal tenía una herramienta de Interpol donde figuran todas las capturas de personas prófugas de todo el mundo, pero eso no estaba online en ninguna frontera. Es decir que a la Argentina entraba cualquiera que tenía una condena grave y uno se enteraba cuando la persona ya se había ido”, agregó.
 
¿Qué implicancias tiene el nuevo decreto migratorio argentino para Paraguay?
Según datos del gobierno del vecino país, alrededor de 500 mil personas de nacionalidad paraguaya viven en la Argentina, varios de los cuales no están con los documentos en regla. De ellos, alrededor de 2 mil están en diversas prisiones de esa nación, por la comisión de diversos delitos.
 
Según Bullrich, el nuevo sistema va a “ordenar” las “relaciones con Paraguay, Bolivia y Perú”, países a los que describió como “productores” de droga. “Acá vienen ciudadanos peruanos y se terminan matando por el control de la droga. Acá vienen paraguayos y se terminan matando por el control de la droga; no tanto bolivianos”, agregó. “Y sí, además, muchos ciudadanos paraguayos, bolivianos y peruanos se comprometen, como choferes, mulas, partes de una cadena, en los temas de narcotráfico. Es un tema que tenemos que trabajar”, sostuvo.
 
“El sistema va a funcionar así: persona que tenga antecedentes no va a poder entrar. Y toda persona extranjera que cometió un delito en la Argentina va a tener un trámite rápido de expulsión”, detalló la funcionaria.
 
El proyecto podría presentarse “hacia el fin de semana”, según afirmaron ayer a LA NACION dos funcionarios del Poder Ejecutivo que participaron del análisis de la propuesta.
 
Según el borrador del proyecto, es causal de expulsión del país “haber sido condenado o estar cumpliendo condena, o tener antecedentes o condena no firme en la Argentina o en el exterior, por delitos que merezcan según las leyes argentinas penas privativas de libertad”. En caso de ser expulsado, el acusado de delitos graves tendrá tres días para su descargo.
 
El proyecto establece, además, una clara diferenciación entre la residencia precaria (por un plazo de 90 días renovables) y la ciudadanía. Migraciones podrá dar por terminada esa residencia temporaria transitoria “cuando se desnaturalicen los motivos que se tuvieron en cuenta para su otorgamiento”.
 
 
 Fuente: abc – Asunción – Paraguay
 
 
 
Argentina, el país con mayor número de inmigrantes de Latinoamérica

Ya hay en el país más de medio millón de paraguayos. Le siguen en mayor flujo migratorio bolivianos, chilenos, peruanos y uruguayos.
 
La Argentina concentra el mayor número de migrantes intrarregionales y, en primer lugar, se ubican los más de 550 mil personas llegadas desde Paraguay, de acuerdo con un estudio de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) difundido hoy.
 
Según el reporte del organismo de Naciones Unidas, "los flujos migratorios intrarregionales aumentaron a un ritmo anual de cerca de 3,5% entre 2000 y 2010, lo que muestra una tendencia a la aceleración respecto a los veinte años anteriores, cuando creció a tasas en torno a 1%".
 
"Argentina, Venezuela, Costa Rica y República Dominicana concentran el mayor número de estos migrantes", subrayó la CEPAL al dar a conocer el documento "Tendencias y patrones de la migración latinoamericana y caribeña hacia 2010 y desafíos para una agenda regional", publicado hoy.
 
En el caso nacional, la CEPAL, con datos correspondientes a 2010, dijo que con una población de 40,1 millones, hay 1,8 millones de inmigrantes, y 710 mil emigrados.
 
El principal país que aporta ciudadanos a la Argentina es Paraguay, cuya presencia creció 70,5 por ciento entre 2000 y 2010: pasó de 322.962 a 550.713.
 
En segundo lugar están los llegados desde Bolivia (345.272), Chile (191.147), Perú (157.514) y Uruguay (116.592).
 
A nivel general, la CEPAL determinó que "cerca de 28,5 millones de latinoamericanos y caribeños residen en países distintos al de su nacimiento, 70% de ellos en Estados Unidos, mientras que la población inmigrante asciende a 7,6 millones de personas, de los que la mayoría procede de otras partes de la propia región".
 
Al comparar datos de los censos de 2000 y 2010, se observa "una disminución de la emigración a destinos de fuera de la región y una intensificación de los flujos de migración intrarregionales", y en ese apartado está presente la Argentina junto con Venezuela, Costa Rica y República Dominicana.
 
Por otra parte, el número de personas nacidas fuera de la región decreció entre 2000 y 2010 en Argentina, Brasil, Ecuador y Uruguay, "lo que indica que en esos casos la llegada de inmigrantes no compensó la mortalidad o la re-emigración en ese grupo".
 
En cambio, se registraron incrementos en República Dominicana (11,3%), Bolivia (7,4%), México (7,1%) y Panamá (6,2%).
 
La cifra mencionada de 28,5 millones de emigrantes latinoamericanos y caribeños supone 4% de la población total de la región y es superior a los 26 millones contabilizados en la ronda de censos de 2000.
 
En cuanto a sus países de origen, 11,8 millones proceden de México (40% del total), que encabeza la lista seguido de lejos por Colombia, con 2 millones, y El Salvador, con 1,3 millones.
 
Respecto a los lugares de destino, Estados Unidos ocupa la primera posición con 20,8 millones de emigrantes latinoamericanos y caribeños (70% del total).
 
El documento señaló también que la inmigración de ultramar, especialmente de españoles, "se habría intensificado durante los últimos años a causa de la crisis económica mundial, pero su nivel sigue contrastando con la elevada emigración de latinoamericanos y caribeños a Europa".
 
En ese marco, la CEPAL propuso la "construcción de una agenda en esta materia que logre la plena inclusión de la migración en las estrategias de desarrollo posteriores a 2015 y la elaboración de planes regionales para aprovechar los beneficios de los procesos migratorios".
 
 
 
Fuente: Los Andes - Redacción LA - Mendoza - Argentina(Archivo)