22 de Septiembre, 2017
Radio Mercosur
Mercosur

EL PRESIDENTE MACRI Y SU VISITA A BRASIL

El Presidente llega hoy y se reúne con Temer. Malcorra y Peña viajaron con Schiaretti y Passalacqua.

Responsive image
El presidente Mauricio Macri subirá la rampa del Palacio del Planalto este martes a las 11 de la mañana “en punto”. Y en las puertas de esa casa de gobierno se encontrará con su colega Michel Temer. Afirman que si el tiempo ayuda (en esta época llueve mucho en Brasilia) recibirá el homenaje de estilo: lo esperarán en doble fila los Dragones de la Independencia. Como se trata de una visita de Estado, el ceremonial impone que por la tarde, el Presidente visite el Congreso y luego la Corte Suprema. Pero la clave de esta cita, desde el punto de vista político, es la decisión presidencial de incorporar en esta gira no sólo a ministros.  También viajan dos gobernadores peronistas: Juan “El Gringo” Schiaretti, de Córdoba, y Hugo Passalacqua, de Misiones.
 
Ambos llegaron este martes por la noche, en compañía de dos ministros top del equipo presidencial: el jefe de gabinete Marcos Peña y la canciller Susana Malcorra. Junto a ellos vino otro de los hombres clave de Macri en estas negociaciones: el ministro de la Producción Francisco Cabrera. En esta cita, de acuerdo con el embajador argentino en Brasilia Carlos Magariños, los jefes de Estado deben fijar las estrategias para consolidar el Mercosur, a través de una mayor convergencia de regulaciones comerciales entre ambos países. Es a partir de esa condición que el bloque sudamericano podrá abrirse al resto del mundo.
 
A Marcos Peña, Malcorra, Cabrera y Schiaretti, la embajada los aguardaba la noche del martes con una cena especial. Convidaron a los líderes top de la política brasileña: los senadores Aloysio Nunes Ferreira del PSDB (socialdemocracia); Jorge Viana (del PT) y Armando Monteiro, del PMDB (el partido del presidente Temer). Mejor imposible.
 
La presencia de Schiaretti en la delegación presidencial argentina merece una mención aparte: antes de ser gobernador de Córdoba ocupó cargos en gobiernos nacionales. Una actuación importante fue al frente de la Secretaría de Industria y Comercio: desde ese lugar tuvo que participar en negociaciones del Mercosur. Es un político conocedor de la industria automotriz argentina, pero también sabe y mucho de cómo funciona el sector en Brasil. Fue ejecutivo de Fiat Automoveis de Belo Horizonte (Minas Gerais).
 
Su presencia en esta cumbre tiene un peso adicional porque hay divergencias entre Brasil y Argentina sobre la producción de autopartes. Es claro que los brasileños buscarán que de esta cita salga un resultado relevante de “unidad” entre los dos países. Tanto la Argentina como Brasil deben mostrar que están juntos frente a un mundo donde acechan los riesgos. “Es importante que los presidentes compartan la misma percepción sobre los acontecimientos mundiales” subrayó el embajador Paulo Estivallet, subsecretario general para América Latina y el Caribe.
 
En Brasilia juzgan que el encuentro de este martes es el “primer hecho diplomático de peso para el gobierno de Michel Temer”. Recuerdan que la última visita de Estado de un gobernante extranjero fue en abril de 2015, cuando la ex presidenta Dilma Rousseff recibió a su colega de Corea del Sur. Y es por eso que se le adjudica “un simbolismo importante” a esta cumbre.
 
En Brasilia y Buenos Aires afirman que la reunión dará, como resultado, un incentivo para la apertura del Mercosur a mercados mundiales. Se habla de la Unión Europea y hasta de Japón. Pero como defendió el ministro Francisco Cabrera, ante Clarín, “es imperioso fortalecer el bloque, en un momento en que se asiste al retorno del proteccionismo. Es una de las condiciones para ampliar la red de acuerdos internacionales”.
 
 

Fuente: Clarin - Buenos Aires - Argentina