20 de Noviembre, 2017
Radio Mercosur
Mundo

FMI reduce sus estimaciones de crecimiento para México y Brasil

Responsive image
Las economías de México y Brasil crecerán menos de lo esperado este año debido al previsto ajuste de la política monetaria en Estados Unidos, el aumento del proteccionismo comercial de Washington y una disminución del optimismo a nivel local, informó este lunes el Fondo Monetario Internacional (FMI).
 
El FMI mantuvo sin cambios su previsión de un crecimiento de la economía global de 3.4% en el 2017, pero revisó a la baja su expectativa para América Latina, lastrada por Brasil y México.
 
El FMI dejó sin cambios su previsión de 3.4% este año y 3.6% en el 2018, como había expresado en octubre pasado, a pesar de reconocer la "particular incertidumbre" sobre la política del gobierno de Donald Trump.
 
La entidad financiera llegó incluso a revisar levemente al alza su previsión de crecimiento para Estados Unidos en el 2017 y 2018, a 2.3% y 2.5%, respectivamente, por obra del estímulo fiscal.
 
Sin embargo, el FMI mencionó que "los sucesos políticos recientes ponen de relieve la erosión del consenso en torno a los beneficios de la integración económica transfronteriza", en una sesgada referencia a posiciones adelantadas por Trump.
 
La entidad señaló que un aumento de las restricciones al comercio mundial y a la migración "dañaría la productividad y los ingresos, y golpearía inmediatamente el ánimo de los mercados".
 
En una actualización de sus perspectivas de la economía mundial, el FMI recortó las proyecciones de expansión para México en 0.6 puntos porcentuales, tanto para el 2017 como para el próximo año, a un ritmo de 1.7 y 2.0%, respectivamente.
 
En su reporte, el fondo mencionó "condiciones financieras más restrictivas y vientos en contra más fuertes para México debido a la incertidumbre relacionada con Estados Unidos". El FMI ha estado reduciendo sus previsiones para el país en años recientes. Su último recorte fue en noviembre.
 
Sobre Brasil, el organismo con sede en Washington rebajó su cálculo para el 2017 en 0.3 puntos porcentuales a un ritmo de 0.2 por ciento. La estimación para el próximo año fue mantenida en 1.5%, en noviembre, el FMI pidió al gobierno brasileño que avance en unas impopulares reformas.
 
"En América Latina, la revisión a la baja del crecimiento refleja en gran medida una menor expectativa de recuperación a corto plazo en Argentina y Brasil tras cifras de crecimiento que defraudaron las expectativas en torno al segundo semestre del 2016", precisó el fondo.
 
 Para Latinoamérica en conjunto, el pronóstico sobre el crecimiento económico este año fue reducido en 0.4 puntos porcentuales a 1.2%, mientras que para el 2018 se mantuvo en 2.1 por ciento. El fondo tiene programado dar a fines de mes los números de los otros países de la región, así como un análisis más detallado.
 
La posibilidad de que la Reserva Federal estadounidense disponga alzas de tasas este año para acotar la inflación causó una escalada del dólar a nivel global que golpeó especialmente a la cotización del peso de México, empeorando el panorama de los precios al consumidor en ese país.
 
El banco central mexicano comenzó a subir sus tasas para evitar un mayor derrame de la caída de la moneda, pero esto conspira contra una recuperación de la economía, en momentos en que el presidente electo de Estados Unidos Donald Trump planea aplicar impuestos a bienes producidos en México.
En Brasil, el banco central solo muy recientemente inició un alivio monetario para sacar al país de su peor recesión en décadas. El gobierno, que ha tenido éxito en la aprobación de medidas de austeridad fiscal, asegura que la economía brasileña comenzará a crecer pronto.
 
En su revisión del panorama económico mundial divulgado este lunes, el FMI también revisó a la baja sus expectativas del desempeño económico de América Latina.
De acuerdo con la nueva previsión, América Latina deberá crecer en el 2017 un 1.2%, 0.4 punto porcentual por debajo de lo previsto en octubre pasado, y 2.1% en el próximo año.
 
Este cuadro latinoamericano, señaló el FMI, se apoya en parte en "una menor expectativa de recuperación a corto plazo de Argentina y Brasil", países que mostraron en el segundo semestre del 2016 "cifras de crecimiento que defraudaron las expectativas".
 
Pero en esa revisión a la baja el FMI consideró también las "vientos en contra más fuertes" que enfrenta México a raíz de la incertidumbre por las políticas económicas a ser adoptadas por Trump en Estados Unidos.
 
La revisión a la baja en América Latina también responde al "deterioro ininterrumpido de la situación en Venezuela", señaló el FMI.
 
Fuente: El Economista – Mx.