19 de Agosto, 2017
Radio Mercosur
Política

ROBERTO BARADEL : PASADO Y PRESENTE DEL DIRIGENTE SINDICAL

Responsive image
En Animales Sueltos, el programa que conduce Alejandro Fantino , se mostró el analítico del secretario general de Suteba, que se recibió en el Instituto Superior de Formación Docente y Técnico N° 49 de Brandsen. Baradel cerró su carrera con calificaciones muy altas, en su mayoría aprobó las materias con 10.
 
"Esta documentación muestra que efectivamente Baradel es docente, además de abogado. En 2001 se recibió. En 2004 asumió en Suteba, sin estar frente a un aula, y siempre fue preceptor. Dio su última materia el 19 de diciembre de 2001, misma fecha de la represión policial que paralizó el país", detallaron en la mesa de Fantino.
Durante el día, Baradel había subido en su cuenta de Twitter una foto con el analítico de su carrera como docente. "Para despejar todo tipo de dudas adjunto el facsímil de mi Título Docente", escribió el secretario general de Suteba.


QUIEN ES ROBERTO BARADEL, EL GREMIALISTA QUE AMENAZA CON FRENAR EL COMIENZO DE CLASES EN LA ARGENTINA.
 
Roberto Baradel quería ser biólogo marino. Pero la vida lo llevó a ser preceptor de una escuela pública a este hombre que hoy, desde la secretaria general de Suteba, tiene gran influencia en la toma de decisiones con respecto a medidas de fuerza, como definir si hay paro o hay clases para 4,3 millones de niños de la provincia más grande de la Argentina.
 
Este antiguo preceptor, hombre fuerte del sindicalismo docente bonaerense, tiene a sus espaldas más de 110 días de paro en la última década.
 
El desconoce la cifra. Pero admite, sí, que algunos años, como 2014, paralizó por 17 días el ciclo lectivo en la provincia de Buenos Aires.
 
El sindicalista, que ayer denunció al presidente Mauricio Macri en los Tribunales de Comodoro Py y lo hizo responsable por la seguridad de sus hijos y su nieto, es, además de preceptor, abogado, egresado de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora (UNLZ).
 
El Presidente habló de él en la Asamblea Legislativa: "No creo que Baradel necesite que lo cuiden", dijo Macri. El sindicalista denunció la frase como una orden de liberar la zona para recibir un ataque en su contra. "El objetivo es exterminar a su enemigo ", dijo Baradel, que en las últimas semanas denunció reiteradas amenazas de muerte contra su familia.
 
En el gobierno de María Eugenia Vidal no tienen dudas de que el fin que motiva a Baradel para sostener el paro más allá de todo posible acuerdo no es sindical, sino político.
 
El ministro de Trabajo, Marcelo Villegas afirma a quien quiera escucharlo que el secretario general de Suteba está haciendo campaña con sus medidas de fuerza. Que hace una demostración de su poder de movilización para obtener algún cargo político o un lugar en las listas en el kircherismo.
 
"Baradel quiere ser primero el líder de una CTA unificada. Y luego, tener un espacio electoral en el kircherismo", sostiene Villegas. Por eso cedió su espacio a Sonia Alesso, actual secretaria general de Ctera.
 
Lo cierto es que Baradel estaba parado junto a Alesso, el jueves pasado, cuando Cetera anunció un paro en todo el país mientras en la provincia el gobierno de Vidal intentaba cerrar paritarias con los seis sindicatos del Frente Gremial, que él integra.
 
"Baradel no actuó de buena fe", dice Villegas. El sindicalista se ofusca ante el comentario: Ctera llamó a un paro en todo el país porque el gobierno nacional no convoca a paritarias, repite como un mantra.
 
Baradel divide las aguas en el plano gremial, entre los maestros y entre los políticos. Ayer, Vidal escuchó como los legisladores de La Campora le gritaban en la cara: "Cuidá a Baradel gobernadora".
 
La gobernadora, que estaba dando su discurso en la Legislatura de esta provincia, no contestó directamente a La Cámpora. Sólo destacó que es muy difícil dialogar con sindicalistas que aún en caso de acordar una mejora salarial insisten en hacer paro. Vidal habló, sin nombrar a Baradel, de los dirigentes motivados por la política.
 
El perfil
El hombre que hoy paraliza el ciclo lectivo en reclamo de una mejora salarial tiene 49 años y hace 25 que empezó su carrera gremial. Fue por allá por 1991/92.
 
Sus primeras armas las obtuvo como militante del centro de estudiantes del Colegio Nacional Luís Piedra Buena (actual escuela media N° 8) de Lanús, donde cursó sus estudios secundarios entre 1980 y 1984. Eran tiempos en que los caciques peronistas consolidaban su poder en el sur del conurbano y enfrentaban al gobierno de Raúl Alfonsín .
 
Al terminar sus estudios Baradel se anotó en la carrera de Biología en la UBA. Quería ser biólogo marino, pero la plata no le alcanzaba y se buscó un trabajo: entró como pañolero (encargado de los depósitos de útiles y herramientas) en la Escuela Media N° 22 de Villa Urbana, en el distrito de Lomas de Zamora. Al poco tiempo ingresó en Escuela Media N° 1 de Valentín Alsina, en Lanús, do, o sea, que trabajó poco tiempo. Fue así como en 1991 empezó a trabajar en la Secretaría de Prensa del Suteba de Lanús. Por aquella época, el sindicato, fundado en 1986, no tenía el aparato de movilización con que cuenta en la actualidad. Mucho menos lo tenía una delegación distrital. Pero Baradel era ambicioso. En sólo tres años llegó a número uno de esa seccional.
 
La última etapa de Baradel como dirigente de Lanús coincidió con una de las medidas de fuerza más importantes del sindicalismo docente de la Argentina: la Carpa Blanca, instalada frente al Congreso Nacional en reclamo de una reforma educativa y de la aprobación de una ley de financiamiento. "Baradel estuvo en la primera tanda que ayunó en la Carpa Blanca. Muchos recuerdan que durante esa lucha fue una de las personas que más se preocupaban por los maestros que venían del interior", recordó Hugo Yasky, ex secretario general del Suteba y hoy titular de la CTA.
 
Gracias a su desempeño en la protesta nacional de la Carpa Blanca, Baradel pudo escalar posiciones y saltar al consejo directivo provincial del Suteba. Primero fue secretario de la Rama Privada de los docentes, donde pudo desplegar sus conocimientos de abogado, título que había obtenido en 1995.
 
En 2000 fue designado secretario de la organización, cargo que ocupó hasta 2003. Comenzó entonces a interesarse por la gestión del presidente electo, Néstor Kirchner . En 2004, Yasky dejó la conducción de Suteba para asumir la secretaria general de la Ctera y Baradel quedó al frente del gremio provincial. A partir de entonces, su política marcaría un lento y sostenido acercamiento al proyecto nacional del kirchnerismo. El jura que nunca fue afiliado del peronismo, ni de Nuevo encuentro, el partido político de Martín Sabbatella, con el cual se dice que es su amigo.
 

La mala educación del señor Baradel
 
La vocación docente es simple y es profunda: se trata de responder preguntas. Es llamativo que un docente se enfurezca frente a una pregunta. La educación es un juego racional, pasional y apasionante de interrogantes y de respuestas.
 
Roberto Baradel se encolerizó ante una consulta elemental: “¿En qué escuela trabajó?”.
 
Desplegó en el acto un show inusitado. Se paró de la mesa en la que estaba siendo reporteado, intentaba con dificultad quitarse el micrófono en tanto tomaba temperatura y crepitaba el tono de su voz. Mientras el cable le descuajeringaba la camisa aseguraba enfurecido que la pregunta era capciosa y aludía a su condición de amenazado.
 
Es interesante psíquicamente su reacción. ¿Por qué se enojó? Si es docente y dio clases, no hay explicación para la dramatización desplegada. Nadie lo descalificó.
 
Y las amenazas que ha recibido son claramente repudiables y así se explicitó en el aire.
 
Dicho sea de paso, quien formuló la pregunta es mi hijo Nicolás. Desde que pudo hablar formulaba preguntas sin detenerse: ¿por qué se hace de noche? ¿Cómo no se caen las estrellas del cielo? ¿Por qué nos dormimos? ¿Por qué somos hinchas de Independiente? ¿Papá vos sos profesor? ¿Y dónde das clase? ¿Y por qué…?
 
Y fue así que se hizo periodista. Para preguntar.
Finalmente, Baradel consideró que Nico había olvidado lo que había vivido cuando él; mi hijo, su hija Juli, y su mujer Laura, pasaron largos meses bajo severa custodia policial debido a muy inquietantes situaciones padecidas.
No Baradel. No nos olvidamos.
Me produce angustia recordar eso. Y me solidarizo con usted Baradel por atravesar también una situación tan triste.
Una reflexión final. Todos los males que nos acosan, podrían ser conjurados con una buena educación.
Porque con la mala educación que se manifiesta por ejemplo cuando no contestamos lo que debemos contestar no vamos a ningún lado.
 
Estas palabras, fueron escritas por Miguel Wiñazki, 
padre del también periodista y escritor Nicolás Wiñazki.

Acerca de Miguel Wiñazki Escritor y periodista. 
Miembro de la Academia Nacional de Periodismo. Fellow en Periodismo de la Knight Wallace Foundation de la Universidad de Michigan, y profesor visitante de la Universidad ORT de Uruguay y del European Journalism Center. 
 
Es miembro del Global Editor Network. Autor de una decena de libros, entre otros: Ataque de Pánico, Periodismo, Ficción y Realidad, El último Feudo, Sobremonte, Moreno el Fuego que inventó la Patria, y la Noticia Deseada. En colaboración con su hijo Nicolás escribió La Dueña. Es Secretario de Redacción y director periodístico del Máster en Periodismo del Grupo Clarín y la Universidad de San Andrés.
 
 
ACERCA DE ROBERTO BARADEL
 
Roberto Baradel quería ser biólogo marino. Pero la vida lo llevó a ser preceptor de una escuela pública a este hombre que hoy, desde la secretaria general de Suteba, tiene gran influencia en la toma de decisiones con respecto a medidas de fuerza, como definir si hay paro o hay clases para 4,3 millones de niños de la provincia más grande de la Argentina.
 
Este antiguo preceptor, hombre fuerte del sindicalismo docente bonaerense, tiene a sus espaldas más de 110 días de paro en la última década.
 
El desconoce la cifra. Pero admite, sí, que algunos años, como 2014, paralizó por 17 días el ciclo lectivo en la provincia de Buenos Aires.
 
El sindicalista, que ayer denunció al presidente Mauricio Macri en los Tribunales de Comodoro Py y lo hizo responsable por la seguridad de sus hijos y su nieto, es, además de preceptor, abogado, egresado de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora (UNLZ).
 
El Presidente habló de él en la Asamblea Legislativa: "No creo que Baradel necesite que lo cuiden", dijo Macri. El sindicalista denunció la frase como una orden de liberar la zona para recibir un ataque en su contra. "El objetivo es exterminar a su enemigo ", dijo Baradel, que en las últimas semanas denunció reiteradas amenazas de muerte contra su familia.
 
En el gobierno de María Eugenia Vidal no tienen dudas de que el fin que motiva a Baradel para sostener el paro más allá de todo posible acuerdo no es sindical, sino político.
 
El ministro de Trabajo, Marcelo Villegas afirma a quien quiera escucharlo que el secretario general de Suteba está haciendo campaña con sus medidas de fuerza. Que hace una demostración de su poder de movilización para obtener algún cargo político o un lugar en las listas en el kircherismo.
 
"Baradel quiere ser primero el líder de una CTA unificada. Y luego, tener un espacio electoral en el kircherismo", sostiene Villegas. Por eso cedió su espacio a Sonia Alesso, actual secretaria general de Ctera.
Lo cierto es que Baradel estaba parado junto a Alesso, el jueves pasado, cuando Cetera anunció un paro en todo el país mientras en la provincia el gobierno de Vidal intentaba cerrar paritarias con los seis sindicatos del Frente Gremial, que él integra.
 
"Baradel no actuó de buena fe", dice Villegas. El sindicalista se ofusca ante el comentario: Ctera llamó a un paro en todo el país porque el gobierno nacional no convoca a paritarias, repite como un mantra.
 
Baradel divide las aguas en el plano gremial, entre los maestros y entre los políticos. Ayer, Vidal escuchó como los legisladores de La Campora le gritaban en la cara: "Cuidá a Baradel gobernadora".
 
La gobernadora, que estaba dando su discurso en la Legislatura de esta provincia, no contestó directamente a La Cámpora. Sólo destacó que es muy difícil dialogar con sindicalistas que aún en caso de acordar una mejora salarial insisten en hacer paro. Vidal habló, sin nombrar a Baradel, de los dirigentes motivados por la política.
 
El perfil
El hombre que hoy paraliza el ciclo lectivo en reclamo de una mejora salarial tiene 49 años y hace 25 que empezó su carrera gremial.
 
Sus primeras armas las obtuvo como militante del centro de estudiantes del Colegio Nacional Luís Piedra Buena (actual escuela media N° 8) de Lanús, donde cursó sus estudios secundarios entre 1980 y 1984. Eran tiempos en que los caciques peronistas consolidaban su poder en el sur del conurbano y enfrentaban al gobierno de Raúl Alfonsín.
 
Al terminar sus estudios Baradel se anotó en la carrera de Biología en la UBA. Quería ser biólogo marino, pero la plata no le alcanzaba y se buscó un trabajo: entró como pañolero (encargado de los depósitos de útiles y herramientas) en la Escuela Media N° 22 de Villa Urbana, en el distrito de Lomas de Zamora. Al poco tiempo ingresó en Escuela Media N° 1 de Valentín Alsina, en Lanús, donde fue nombrado preceptor.
 
El cargo le serviría como plataforma para comenzar su carrera gremial. Fue así como en 1991 empezó a trabajar en la Secretaría de Prensa del Suteba de Lanús. Por aquella época, el sindicato, fundado en 1986, no tenía el aparato de movilización con que cuenta en la actualidad. Mucho menos lo tenía una delegación distrital. Pero Baradel era ambicioso. En sólo tres años llegó a número uno de esa seccional.
 
La última etapa de Baradel como dirigente de Lanús coincidió con una de las medidas de fuerza más importantes del sindicalismo docente de la Argentina: la Carpa Blanca, instalada frente al Congreso Nacional en reclamo de una reforma educativa y de la aprobación de una ley de financiamiento. "Baradel estuvo en la primera tanda que ayunó en la Carpa Blanca. Muchos recuerdan que durante esa lucha fue una de las personas que más se preocupaban por los maestros que venían del interior", recordó Hugo Yasky, ex secretario general del Suteba y hoy titular de la CTA.
 
Baradel, el “maestro” que no es maestro y  ex coordinador de viajes de egresados, tiene un antecedente complicado cuando puso en jaque a Scioli con un conflicto docente que se extendió demasiado en el tiempo. 
 
Gracias a su desempeño en la protesta nacional de la Carpa Blanca, Baradel pudo escalar posiciones y saltar al consejo directivo provincial del Suteba. Primero fue secretario de la Rama Privada de los docentes, donde pudo desplegar sus conocimientos de abogado, título que había obtenido en 1995.
 
En 2000 fue designado secretario de la organización, cargo que ocupó hasta 2003. Comenzó entonces a interesarse por la gestión del presidente electo, Néstor Kirchner . En 2004, Yasky dejó la conducción de Suteba para asumir la secretaria general de la Ctera y Baradel quedó al frente del gremio provincial. A partir de entonces, su política marcaría un lento y sostenido acercamiento al proyecto nacional del kirchnerismo. El jura que nunca fue afiliado del peronismo, ni de Nuevo encuentro, el partido político de Martín Sabbatella.
 
Fuente: © LA NACION – Buenos Aires
 
 
QUE DICE EL PERIODISMO DE ROBERTO BARADEL
 
El diario PERFIL, decía en la sección Política,  el 1 de Abril de 2014, la siguiente nota suscripta por el periodista Francisco Zoroza:
 
EL PATRÓN DEL PARO

Baradel, el “maestro” que no es maestro y sacude al país
 
Puso en jaque a Scioli con el conflicto docente. Su relación con los K y su pasado como coordinador de viajes de egresados.
Por Francisco Zoroza

EL LÍDER. Baradel al frente del gremio docente dejó sin clases a 3.200.000 estudiantes. Dice que le pesa ser la cara del conflicto.
El acto recién había terminado. Un grupo de veinteañeras lo corría para sacarse una foto. “Roberto, Roberto”, le gritaban. Él, de pelo largo y barba rebelde, se detuvo y posó sonriente. “Las dejo que me tengo que ir a La Plata”, les explicó a modo de despedida.
 
“Roberto” no es otro que Roberto Baradel, el hombre que puso en jaque al gobierno de Daniel Scioli con un paro docente que se extendió demasiado. Sabe que todas las miradas están puestas en él y en una charla con NOTICIAS reconoce que le pesa ser la cara del conflicto. “Lo llevo con una carga muy grande”, explica Baradel, mientras juega con un vaso de agua que nunca tomará.
 
Va a transformar el “yo” por el “nosotros” a lo largo de la conversación, como queriendo sacarse del centro de la escena. Pone por delante el “colectivo docente” y evita las personalizaciones. “No es que Roberto Baradel está llevando adelante el conflicto. Es la cara visible”, se defiende en tercera persona.
 
Con Scioli, Baradel no pasa su mejor momento. El máximo momento de tensión fue cuando desafió al gabinete bonaerense. “No les toquen el salario a los docentes, porque vamos a ir a buscarlos a cada lugar de la provincia”, advirtió y a las pocas horas un grupo de docentes atacó con un ladrillazo a una comitiva del gobierno provincial.
Noticias: ¿Qué le generaba el kirchnerismo cuando usted asumió en el gremio?
 
Baradel: Con el kirchnerismo me pasó lo que a muchos. Estaba desencantado con la política. Para mí, Kirchner, antes que asumiera, era el candidato del Duhalde, del PJ. Fue una mirada equivocada, porque Kirchner termina siendo un emergente.

Noticias: ¿En 2003 ya había decidido que iba a acompañar a Kirchner?
 
Baradel: Cuando asumió Kirchner, me llamó la atención cuando lo escuché en el Congreso. La primera cosa que nos sorprendió fue cuando a dos o tres días de asumir fue a pagar a los docentes en Entre Ríos y solucionó el conflicto.
 
Noticias: ¿Qué opina de Cristina Fernández?
 
Baradel: La respeto muchísimo. El gobierno de Cristina fue más a fondo que el de Néstor en alguna cuestiones. En algunas que nosotros bancamos mucho: Ley de Medios, la 125, estatización de las AFJP, la política latinoamericana y los discursos en la ONU. Yo soy joven, pero desde la democracia hay tres presidentes que no fueron gerentes de las corporaciones: Alfonsín, Néstor y Cristina. Vos podés coincidir o no con la política, podés no votarlo. Con Cristina vimos que había un proceso de avances en esas políticas.
 
Noticias: ¿Qué cosas le critica al kirchnerismo?
 
Baradel: La ley antiterrorista, la ley de ART, no compartimos como se dio el manejo del INDEC; siempre fuimos críticos.
 
Baradel tuvo su primer trabajo en una escuela en Villa Urbana, en Lomas de Zamora, en 1988. Después de terminar el secundario, Baradel tuvo un paso fugaz por una metalúrgica donde dominaba el torno y la agujereadora. “También trabajé vendiendo lámparas por calle y en turismo, llevando los pibes a Bariloche”, recuerda sonriente. Pero, después de casarse, terminó ingresando en la escuela de Lomas de Zamora.
 
Rápidamente terminó como delegado de la escuela y fue creciendo primero en el Sindicato Unificado de los Trabajadores de la Educación Nacional, que dependía de CTERA en Lanús. A la par, comenzó con la carrera de Derecho en la Universidad de Lomas de Zamora. Al recibirse de abogado, comenzó a ganar posiciones en Suteba. Ahí creció de la mano de Hugo Yasky, el actual referente de la CTA kirchnerista. Ahora son los docentes de Baradel los que más peso tienen dentro de la central obrera kirchnerista.
 
Hoy, Baradel se convirtió es el rostro de la protesta y en el principal responsable de que 3.200.000 de estudiantes bonaerenses no tengan clases. De estilo desalineado con barba y pelo largo dice que no le preocupan las críticas a su look. “A alguna gente le choca, y es legítimo. Otra gente piensa que además te tenés que mostrar como sos. El tema del pelo puede ser, me lo tengo que cortar un poco más. Vamos a darles ese changüí. Pero la barba la tengo desde los 16 años, nunca me afeité”, asegura.
 
La nota original fue pubicada, casi en simultáneo, por la Revista NOTICIAS de Buenos Aires.


Quién es Roberto Baradel, líder docente en la Provincia
 
El titular de Suteba conduce el sindicato desde 2004. Hombre fuerte del gremialismo, es uno de los impulsores de la medida de fuerza que cumplió ayer su decimocuarto día.
 
Roberto Baradel, titular del Sindicato Único de Trabajadores de la Educación de la provincia de Buenos Aires (Suteba) y secretario general de la CTA bonaerense, es una de las caras visibles del reclamo de los docentes, que llevan 14 días de un paro que inquieta al gobierno de Daniel Scioli.
 
Baradel es un abogado de 46 años egresado de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora (UNLZ). Militó en el centro de estudiantes del Colegio Nacional Luis Piedra Buena de Lanús, donde cursó sus estudios secundarios entre 1980 y 1984.
 
Cuando terminó la escuela quería ser biólogo marino -según indicó un matutino porteño- pero no pudo alcanzar ese objetivo por falta de recursos económicos. En cambio, consiguió trabajo como encargado de depósito de un colegio y comenzó sus estudios en Derecho. 
 
El trampolín a su carrera gremial fue en 1991, cuando lo nombraron preceptor y empezó a trabajar en la Secretaría de Prensa del Suteba de Lanús. Tres años más tarde, llegó a número uno de esa seccional y se convertiría en uno de los pioneros de la emblemática Carpa Blanca, instalada frente al Congreso Nacional en reclamo de una reforma educativa y la aprobación de una ley de financiamiento. 
 
El sindicato
 
Tras pasar por distintas posiciones dentro de Suteba, en 2004 quedó al frente del gremio provincial, cuando Hugo Yasky dejó el cargo para desempeñarse como titular de la Ctera.
 
En 2010 fue electo nuevamente como secretario general de Suteba y en mayo de 2013 volvió a imponerse en las elecciones internas del gremio en el que se encuadra la mayoría de los docentes bonaerenses. 
 
Los educadores provinciales forman a casi el 40 por ciento de todos los chicos escolarizados del país. A su vez, Suteba agrupa al 60 por ciento de los docentes organizados de ese distrito y debe negociar sus salarios y condiciones laborales con el Gobierno de Scioli. 
 
La negociación 2014
 
Los docentes bonaerenses cumplen este martes su decimocuarto día de paro en reclamo de un aumento salarial superior al 35 por ciento y en rechazo a un incremento del 30,9 por ciento ofrecido por la administración bonaerense.
 
El juez en lo Contencioso Administrativo Francisco Terrier dictó el último sábado una medida precautelar que ordenó a los gremios docentes bonaerenses el cese inmediato de la medida de fuerza. Sin embargo, los gremios definieron no acatar el fallo. 
 
Con la paritaria empantanada y la amenaza de que esta semana tampoco volverán a las aulas al desoír el fallo, el Gobierno bonaerense convocó a una nueva reunión para este miércoles a las 10 en el Ministerio de Trabajo provincial.
 
Baradel confirmó que los maestros concurrirán al encuentro y agregó que "si hubiera una propuesta seria" las clases comenzarían este viernes.

Perfil político
 
Muchas veces se lo vinculó con Martín Sabbatella, titular del partido Nuevo Encuentro, tal vez uno de los sectores del kirchnerismo más reacios al sciolismo. En declaraciones a la prensa, Baradel admitió tener "una relación de diálogo" con Sabbatella desde que era intendente de Morón, pero aseguró no tener ningún proyecto político personal o aspiración electoralista..
 
En las últimas semanas, desde el sciolismo hablaron de un "trasfondo político detrás de la protesta" al referirise al fracaso de las negociaciones con los gremios. Pero en esta oportunidad, las municiones no apuntaron a Sabbatella sino al titular del Frente Renovador, Sergio Massa.
 
La directora general de Cultura y Educación, Nora De Lucía, fue una de las más directas: "Lo he visto a Baradel en alguna foto con algún dirigente político. Con (Sergio) Massa, todo el mundo lo vio. Realmente el tiempo lo dirá". 
 
Sin embargo, la famosa foto de Baradel y Massa a la que apuntaron las críticas tuvo lugar en 2012, y así lo aclaró Baradel: "Esa foto que se dio a conocer fue de hace dos años atrás, en el Tigre, cuando firmamos un convenio por turismo, como lo hicimos con los intendentes de General Pueyrredón (Mar del Plata), Villa Gesell y Ensenada".
 
 
Fuente: minutouno.com - Lucía Aisicoff