23 de Junio, 2017
Radio Mercosur
Mercosur

VENEZUELA LEJOS DEL MERCOSUR

Venezuela y los socios fundadores no logran resolver sus controversias en la negociación directa. A cuatro meses del inicio del proceso el camino parece enquistado y todo apunta a que la contienda irá a arbitraje.

Responsive image
Las negociaciones directas entre Venezuela y los socios fundadores del Mercosur no exhiben ningún avance más de cuatro meses después que el gobierno de Nicolás Maduro pidiera la puesta en marcha del mecanismo de controversias del bloque, previsto en el Protocolo de Olivos, y todo apunta a que el tema derivará a un arbitraje, si es que las partes logran llegar a un acuerdo en relación a la conformación del tribunal.
 
El pasado viernes 17 tuvo lugar en el edificio del Mercosur la tercera instancia de negociaciones directas para solucionar el diferendo que se generó a raíz de la suspensión de Venezuela del bloque. Fuentes del gobierno uruguayo dijeron a El Observador que, al igual que en las pasadas reuniones, no hubo nada parecido a un acercamiento durante el último encuentro. "Cero avance", comentó uno de los informantes.
 
"A nosotros nos preocupa que no hayamos todavía encontrado una solución adecuada y ajustada para que el Mercosur vuelva a la normalidad", dijo el coordinador nacional de Venezuela para el Mercosur, Héctor Constant, en una conferencia de prensa que se realizó luego de la reunión.
 
En la instancia del viernes estuvieron presentes representantes de Venezuela, Uruguay, Argentina y Brasil y ausente la representación paraguaya. Constant no dejó pasar la falta de esa delegación. "Nos preocupa que la República del Paraguay no se haya hecho presente. Invitamos a la hermana República del Paraguay y a su gobierno ajustarse a derecho (...) Pero eso no será motivo para retrasar, reducir, evitar que esta controversia siga su curso", dijo el jerarca venezolano.
 
En este contexto, todo apunta a que la diplomacia venezolana tendrá que acudir al arbitraje, para lo cual el gobierno de Maduro acaba de nominar árbitros. Pero ese camino tiene sus propios obstáculos: los nombres que el gobierno venezolano puso en una lista deben ser aceptados y reconocidos por el resto de los estados parte.
 
Venezuela fue suspendida a principios de diciembre de 2016 por el resto de los estados parte por entender que Caracas no cumplía con el protocolo de adhesión a cuatro años de su ingreso en el bloque. Desde ese momento los cuatro miembros signatarios del Tratado de Asunción se han reunido sin la presencia de Venezuela.
 
Para el gobierno de Maduro se trata de un "golpe" y una "medida arbitraria" que intenta "dividir" y "aislar" a Venezuela. El gobierno venezolano ha dicho que no aceptará ninguna decisión que sea adoptada en su ausencia. "Todo estaba armado para sacar a Venezuela del Mercosur", dijo Constant en conferencia.
 
La diplomacia venezolana presentó al resto de los socios un "conjunto de propuestas" para normalizar la relación que ahora están a consideración y sobre la que darán respuesta el 25 de abril cuando se celebre la cuarta reunión entre las partes.
 
Las negociaciones directas entre Venezuela y los socios fundadores del Mercosur no exhiben ningún avance más de cuatro meses después que el gobierno de Nicolás Maduro pidiera la puesta en marcha del mecanismo de controversias del bloque, previsto en el Protocolo de Olivos, y todo apunta a que el tema derivará a un arbitraje, si es que las partes logran llegar a un acuerdo en relación a la conformación del tribunal.
 
El pasado viernes 17 tuvo lugar en el edificio del Mercosur la tercera instancia de negociaciones directas para solucionar el diferendo que se generó a raíz de la suspensión de Venezuela del bloque. Fuentes del gobierno uruguayo dijeron a El Observador que, al igual que en las pasadas reuniones, no hubo nada parecido a un acercamiento durante el último encuentro. "Cero avance", comentó uno de los informantes.
 
"A nosotros nos preocupa que no hayamos todavía encontrado una solución adecuada y ajustada para que el Mercosur vuelva a la normalidad", dijo el coordinador nacional de Venezuela para el Mercosur, Héctor Constant, en una conferencia de prensa que se realizó luego de la reunión.
 
En la instancia del viernes estuvieron presentes representantes de Venezuela, Uruguay, Argentina y Brasil y ausente la representación paraguaya. Constant no dejó pasar la falta de esa delegación. "Nos preocupa que la República del Paraguay no se haya hecho presente. Invitamos a la hermana República del Paraguay y a su gobierno ajustarse a derecho (...) Pero eso no será motivo para retrasar, reducir, evitar que esta controversia siga su curso", dijo el jerarca venezolano.
 
En este contexto, todo apunta a que la diplomacia venezolana tendrá que acudir al arbitraje, para lo cual el gobierno de Maduro acaba de nominar árbitros. Pero ese camino tiene sus propios obstáculos: los nombres que el gobierno venezolano puso en una lista deben ser aceptados y reconocidos por el resto de los estados parte.
 
Venezuela fue suspendida a principios de diciembre de 2016 por el resto de los estados parte por entender que Caracas no cumplía con el protocolo de adhesión a cuatro años de su ingreso en el bloque. Desde ese momento los cuatro miembros signatarios del Tratado de Asunción se han reunido sin la presencia de Venezuela.
 
Para el gobierno de Maduro se trata de un "golpe" y una "medida arbitraria" que intenta "dividir" y "aislar" a Venezuela. El gobierno venezolano ha dicho que no aceptará ninguna decisión que sea adoptada en su ausencia. "Todo estaba armado para sacar a Venezuela del Mercosur", dijo Constant en conferencia.
 
La diplomacia venezolana presentó al resto de los socios un "conjunto de propuestas" para normalizar la relación que ahora están a consideración y sobre la que darán respuesta el 25 de abril cuando se celebre la cuarta reunión entre las partes.
 
 

Fuente: El Obserevador - Montevideo.