27 de Mayo, 2017
Radio Mercosur
América

MADURO ASESINA A LOS VENEZOLANOS QUE PROTESTAN

«Por cada uno de nosotros caerán 100», amenaza el chavista Diosdado Cabello.

Responsive image
El estado de Táchira se ha convertido en un epicentro de las protestas, con muertos y heridos cuyo número el gobierno no clarifica.
 
Desde hace al menos una semana las protestas en Caracas y en otras ciudades de todo el país Venezuela se han incrementado. En el estado Táchira, al occidente del país, hubo una docena de heridos, en su mayoría jóvenes universitarios, que manifestaban contras el golpe de Estado. Los estudiantes se enfrentaron a la Policía con palos y piedras y estos respondieron con gases lacrimógenos y perdigones. Un manifestante resultó herido en la cabeza y su estado es delicado.
 
La situación se replicó en la Universidad de Carabobo, en el estado Carabobo, donde los estudiantes salieron a protestar y fueron reprimidos por las Fuerzas de Seguridad. Hubo al menos siete heridos en el recinto universitario, tres de ellos por armas de fuego, según reveló Jessy Divo, rectora de la Universidad de Carabobo. Diosdado Cabello, el segundo hombre importante del Partido Socialista Unido de Venezuela, lanzó una advertencia a los sectores de oposición y dijo que ellos se mantendrán en la calle en defensa de la Revolución. «Por cada uno de nosotros (oficialismo) que caiga, caerán 100 de ellos (oposición)», sentenció. Además, afirmó que el Comando Anti Golpe, activado por Maduro hace meses, está surtiendo efecto pues han logrado detener intentos de desestabilización.
 
Después de la represión del pasado martes, que dejó nueve heridos, por parte de la Guardia Nacional Bolivariana y la Policía Nacional Bolivariana, la Mesa de la Unidad Democrática instó a que sus seguidores se movilizaran este jueves por siete puntos diferentes de Caracas en exigencia de la restitución del hilo constitucional. Miles y miles de personas salieron bajo la consigna #TrancaContraElGolpe. La concentración tendría como destino la autopista Francisco Fajardo, pero los líderes opositores dirigieron la concentración hacia el centro de Caracas, donde el chavismo también tenía una concentración. Carolina Briceño salió marchar con la oposición por una razón: quiere libertad para Venezuela.
 
«Nunca he dejado de asistir a las concentraciones a las que llama la MUD, aquí me tendrán siempre, pero tengo una motivación especial, tengo mucha rabia por lo que le hicieron a nuestros diputados. Nosotros los elegimos y por eso es que estoy acá», sentenció. Por su parte, el diputado Miguel Pizarro sentenció que la gente seguirá resistiendo en la calle. «La piedra no se rompe por la fuerza del agua, sino por la persistencia». El paso de los marchistas fue impedido por grandes paredes metálicas de la Guardia Nacional y por piquetes que evitaban el paso. Los cuerpos de seguridad chavistas respondieron con lacrimógenas y con algunos perdigones al aire. Los asistentes devolvieron la arremetida con piedras y se intensificó la reprimenda con el uso de «La Ballena» para potenciar con agua el efecto de los gases.
 
«Resistencia, resistencia, resistencia» era lo que gritaban quienes estaban apostados en la autopista, al tiempo que cantaban el himno nacional en señal de patriotismo. Al cierre de esta edición no había registro de personas heridas ni detenidas durante la manifestación, aunque sí una gran cantidad de marchistas con afecciones respiratorias. Al mismo tiempo, pero en otro punto de Caracas, los seguidores del Gobierno se han concentrado para «defender la Constitución», atendiendo así a la convocatoria oficialista.
 
Fuente: LA RAZÓN - ESPAÑA