22 de Septiembre, 2017
Radio Mercosur
América

Marchas, represión y muertes en el miércoles más sangriento de Venezuela

Dos muertos y más de 400 detenidos en la brutal represión chavista. Los fallecidos fueron una estudiante de 24 años y otro de 17. En lo que va del mes fueron ocho víctimas fatales.

Responsive image

Dos estudiantes, uno en Caracas y otra en San Cristóbal, capital del estado andino de Táchira, murieron hoy baleados por desconocidos en el contexto de marchas contra el gobierno de Venezuela y durante una jornada cargada de tensión en la que también se manifestaron los simpatizantes oficialistas y en la que fueron detenidas más de 400 personas, según una ONG.

 
Carlos Moreno, de 17 años, recibió un balazo en la cabeza en la plaza La Estrella, en el barrio San Bernardino, en una de las 26 concentraciones antigubernamentales que se realizaron en Caracas, y murió cuando era sometido a una cirugía en el Hospital de Clínicas, informó el diario local El Nacional.
 
En tanto, Paola Ramírez, de 23 años, falleció al recibir un disparo en la cabeza en las inmediaciones de la plaza San Carlos, en San Cristóbal, y vecinos afirmaron que la víctima no participaba de la protesta y fue agredida por militantes chavistas, reportó el mismo periódico.
 
Con los casos de Moreno y Ramírez -que fueron confirmados por el Ministerio Público en sendos comunicados- suman ocho las víctimas fatales registradas en las protestas contra el gobierno que vienen realizándose desde comienzos de este mes en Venezuela y que dejaron además cientos de heridos y detenidos.
 
 
La oposición reclama la remoción de los siete jueces de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que semanas atrás emitieron fallos destinados a limitar la inmunidad constitucional de los diputados y a arrogarse la facultad de legislar.
 
También solicita la liberación de los dirigentes presos, la celebración de elecciones generales anticipadas y la apertura de un canal humanitario contra el desabastecimiento de medicinas.
 
Solo en las manifestaciones de hoy se contabilizaban unos 100 heridos o afectados por gases lacrimógenos en San Cristóbal y 42 atendidos en los centros de salud del municipio caraqueño Chacao, según informes parciales de la prensa local. El Ministerio Público confirmó únicamente dos heridos en Caracas.
 
Además se registraron "más de 400 personas arrestadas" en todo el país, según informó el director ejecutivo de la ONG Foro Penal Venezolano, Alfredo Romero, en su cuenta de Twitter.
 
Entre los detenidos, la prensa identificó a Gustavo Gandica, secretario en Táchira del partido Primero Justicia (PJ) al que pertenecen el ex candidato presidencial Henrique Capriles y el presidente de la Asamblea Nacional (parlamento), Julio Borges.
 
Una de las mayores concentraciones opositoras en Caracas partió desde la plaza Altamira, en el municipio Chacao, y con varios dirigentes a la cabeza se movilizó por la autopista Francisco Fajardo con el objeto de llegar a la Defensoría del Pueblo, pero encontró un cordón de policías que le arrojó gases lacrimógenos.
 
 
 

 
Caracas está integrada por cinco municipios, de los cuales Libertador alberga al centro histórico de la ciudad y las sedes de los principales organismos estatales, y es el único gobernado por el chavismo, que usualmente prohíbe la entrada a las manifestaciones de protesta opositoras.
 
Asimismo, varias de las demostraciones opositoras en la capital -fueron 26 en total y algunas de ellas se dieron cita en el municipio Libertador- fueron reprimidas por efectivos de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) y la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, policía militar).
 
De hecho, en Libertador quedan San Bernardino, donde fue baleado Moreno, y El Paraíso, donde la GNB disolvió la protesta y varios manifestantes respondieron arrojando piedras a los uniformados.
 
En tanto, la manifestación oficialista, en la avenida Bolívar, en el centro de Caracas, fue encabezada por el presidente Nicolás Maduro, quien responsabilizó a Borges por lo que consideró un intento de golpe de estado.
 
"Julio Borges, eres el jefe del golpe de estado, después no te quejes cuando llegue la justicia; te lo estoy diciendo con tiempo, estoy decidido a defender la patria y no voy a retroceder ni un milímetro; lo que voy es pa' lante, carajo", dijo el mandatario.
 
Maduro había anunciado más temprano que activó el llamado Plan Zamora, que le fue presentado por las fuerzas armadas con el objeto de mantener el orden interno, y mediante el cual fueron detenidos "más de 30 encapuchados".
 
Desde el mismo chavismo, en cambio, la fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz, había buscado calmar los ánimos al formular "un llamado a la reflexión a los actores políticos convocantes de las movilizaciones".
 
"Es un derecho constitucional convocar manifestaciones pacíficas y éstas no debe poner en riesgo la integridad física de los manifestantes y de terceros, ni la estabilidad institucional", dijo Ortega en una declaración emitida esta mañana.
 
 
 
Semanas atrás, la fiscal cuestionó severamente la constitucionalidad de los fallos del TSJ.
 
A última hora, Maduro hizo un curioso llamado a un nuevo diálogo político, "mañana mismo, pasado mañana", para "decirles otra vez sus cuatro verdades" a "los voceros de la oposición".
 
Los últimos dos diálogos entre el chavismo y la oposición, facilitados por la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y el Vaticano, duraron apenas cuatro reuniones en mayo de 2014 y dos entre octubre y noviembre de 2016, y ambos fueron abandonados por la oposición bajo el argumento de que el gobierno no cumplió los compromisos asumidos en las primeras conversaciones.
 
Desde el 6 de este mes, seis varones -dos de ellos, menores de edad- y una mujer fallecieron por heridas de bala en Caracas, San Cristóbal, Valencia (estado Carabobo), Carrizal (Miranda) y Barquisimeto (Lara, tres casos), y otra mujer murió en la capital tras inhalar gas lacrimógeno.
 
Uno de los líderes usualmente más moderados de la oposición, Henrique Capriles, convocó esta noche a permanecer en las calles en "resistencia pacífica" frente al "autogolpe" de estado dado, a su juicio, por el gobierno.
 
"Frente al plan Zamora, mañana a la misma hora; la resistencia pacífica se mantendrá en la calle hasta que (el presidente) Nicolás Maduro entienda que debe respetar la Constitución; el gobierno dio un autogolpe y debemos seguir ejerciendo nuestro derecho a protestar", dijo Capriles en un comunicado de la Gobernación de Miranda, de la que es titular.
 
Fuente: Télam