20 de Noviembre, 2017
Radio Mercosur
América

UE advierte a Venezuela sobre violencia y la insta a actuar

La Unión Europea (UE) urgió a alcanzar una “solución pacífica” en Venezuela y llamó a “todas las partes” a abstenerse “de cometer actos violentos”.

Responsive image
El llamado de la UE surge tras seis semanas de protestas contra el presidente Nicolás Maduro que han dejado 38 muertos. 
 
La situación en el país “preocupa mucho”  a los 28, había subrayado la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, a su llegada a una reunión de cancilleres del bloque en Bruselas, donde adoptaron una declaración sobre el país sudamericano.
 
En sus conclusiones, los ministros europeos de Exteriores piden que “todos los agentes políticos y las instituciones de Venezuela trabajen de forma constructiva en pro de una solución a la crisis”, basada en el respeto de los derechos humanos y la separación de poderes.
 
Esta solución, que debe ser “pacífica”  y “democrática”, pasa “por fijar un calendario electoral”  en el país, “la liberación de los opositores políticos encarcelados y el respeto de los derechos constitucionales de todos los actores políticos a votar y participar en elecciones”.
 
La UE se ha pronunciado en varias ocasiones sobre la situación en el país sudamericano desde el inicio, el 1 de abril, de las protestas contra el gobierno de Maduro, exigiéndole elecciones generales, y que degeneraron en disturbios.
 
“La violencia y el uso de la fuerza no resolverán la crisis del país”, apuntan los cancilleres, para quienes “todos los incidentes violentos deben investigarse”  y “resulta preocupante el anuncio de la ampliación y el refuerzo de los grupos civiles armados”.
 
Al término de la reunión, Mogherini indicó que los europeos apoyan la mediación realizada en el país por el Vaticano y por organizaciones internacionales, y expresó que su principal preocupación son los ciudadanos venezolanos, por lo que mostró la disposición del bloque a proporcionar ayuda humanitaria y médica.
 
Los cancilleres europeos no van tan lejos como la Eurocámara, que a finales de abril condenó la “represión brutal”  en Venezuela y urgió a la UE a apoyar el proceso de mediación, pero al mismo tiempo a estudiar “otras medidas”.
 
Para el ministro de exteriores español, Alfonso Dastis, estas conclusiones, que requerían “la unanimidad y el consenso de todos”, “son el mínimo común denominador, son un toque de atención”  al gobierno venezolano de Nicolás Maduro ante la “deriva”  en el país.
 
Dastis agregó a su llegada a Bruselas que no descartan “endurecer el tono”, pero rechazó estudiar por el momento imponer sanciones a Venezuela, ya que estas “afectan a la población, que son los que ahora mismo están sufriendo”.
 
Los 28 también expresan su preocupación por el impacto de la situación no solo en los venezolanos, sino también en los más de 600 mil europeos que residen en el país.
 
Siguen bloqueos
 
Apostados en el asfalto o de pie ondeando banderas, grupos de opositores bloquean este lunes importantes vías de Venezuela para no dar tregua en su presión contra el presidente Nicolás Maduro, que encara una oleada de protestas desde hace seis semanas.
 
Bajo el nombre de “gran plantón contra la dictadura”, la jornada se extenderá por 12 horas hasta por la noche en unos 50 puntos del país. En Caracas, en la neurálgica autopista Francisco Fajardo, donde algunos gritaban “¡Libertad!”.
 
“No hay libertad, nos reprimen, no hay comida y cuando hay es extremadamente cara, voy a seguir en las calles hasta que haya cambio”. Miguel Martínez, docente. 
 
“Es un día de resistencia, de aguante, de mostrar organización y firmeza”, declaró el diputado Freddy Guevara, vicepresidente del Parlamento de mayoría opositora, subrayando que el objetivo es “generar una especie de ingobernabilidad”.
 
Maduro enfrenta manifestaciones desde el pasado 1 de abril, que deja 38 muertos y cientos de heridos y detenidos, de los cuales un centenar, según organizaciones de derechos humanos, están siendo procesados por tribunales militares.(France Press - Prensa Libre - Guatemala)
 
 
 
SIP y Amnistía advierten sobre represión en Venezuela 

Entidades y organización expresaron su preocupación por la represión del gobierno venezolano, mientras la cifra de muertos en ese país subió a 39, según la Fiscalía. 
 
Por AFP y EFE / Venezuela
 
Amnistía Internacional  (AI) denunció este miércoles que el uso de tribunales militares para procesar a los civiles que han sido detenidos durante las protestas antigubernamentales en Venezuela busca “asfixiar”  las manifestaciones y es una práctica que viola la Constitución y la normativa internacional.
 
“El uso creciente de tribunales militares para juzgar a civiles demuestra la absoluta determinación de las autoridades venezolanas de asfixiar las crecientes protestas y aterrorizar a cualquier persona que contemple la posibilidad de expresar sus opiniones”, dijo la directora para las Américas de AI, Erika Guevara Rosas.
 
Las declaraciones de Guevara son recogidas en un comunicado de la organización internacional difundido este miércoles en el que se indica que “el gobierno venezolano se está alejando aún más de la legalidad”  al recurrir a la justicia militar para procesar a civiles.
 
“El derecho internacional establece claramente la inadmisibilidad de que se trate a civiles como militares, esto atenta totalmente contra el ejercicio de derechos humanos”. Amnistía Internacional.
 
En tanto, la Sociedad Interamericana de Prensa  (SIP) repudió este miércoles el arresto y ataque con gas pimienta del periodista y dirigente opositor venezolano Sergio Contreras, e instó al Gobierno a informar sobre su paradero.
 
La Policía Nacional Bolivariana  (PNB) detuvo a Contreras, dirigente del partido Voluntad Popular  (VP), cuando se encontraba con un grupo de opositores en el centro de Caracas, que se disponían a marchar hasta el Tribunal Supremo.
 
Roberto Rock, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP aseguró que “es responsabilidad de las autoridades informar sobre el paradero del periodista y los cargos que se le formulan”.
 
Crece número de víctimas
 
Un joven de 27 años murió este miércoles durante una multitudinaria manifestación opositora en el este de Caracas, con lo que suman 38 los fallecidos en 40 días de protestas contra el presidente venezolano Nicolás Maduro.
 
“Murió joven Miguel Castillo (27) durante manifestación en Las Mercedes”, anunció el Ministerio Público en su cuenta de Twitter, sin precisar cuál fue la causa de la muerte.
 
Indignado, un grupo de manifestantes acudió a la clínica de Las Mercedes, donde fue llevado el joven tras ser herido mortalmente.
 
“Nos están matando, así sean niños, ancianas, jóvenes. Nos están matando. ¡Coño!”, gritaba un joven.
 
“Hasta cuándo?, hoy es un chamo de 27 años” , manifestó una mujer.

De nuevo sin acuerdos
 
La Organización de Estados Americanos  (OEA) aplazó para el próximo lunes la votación de la fecha de la reunión de consulta de cancilleres sobre “la situación”  en Venezuela, a petición de Ecuador y de varios países del Caribe.
 
Un grupo amplio de países quería votar este miércoles la propuesta de convocar la reunión de cancilleres para el 22 de mayo en la sede del organismo en Washington, pero tuvo que acceder a aplazar esta decisión ante la oposición de algunos países aliados de Venezuela.
 
“Grupo de gobiernos intervencionistas de la OEA salió ampliamente derrotado en el Consejo Permanente de hoy”.
 
Venezuela no estuvo presente en la sesión, después de solicitar el 28 de abril su salida de la OEA -que no será efectiva hasta 2019- precisamente por la aprobación de la convocatoria de la reunión de cancilleres sobre su crisis el pasado 26 de abril.
 
El próximo lunes se celebrará un Consejo Permanente extraordinario para votar una nueva propuesta de fecha que deberá consensuarse en los próximos días para evitar una situación de bloqueo como la de este miércoles.

Debutan bombas "puputov"
 
Jóvenes manifestantes prepararon bombas de excremento, que llaman “puputov”, para lanzar este miércoles a las fuerzas de seguridad, su nueva arma en las marchas contra el presidente Nicolás Maduro que dejan decenas de muertos en 40 días.
 
 
“No es lo mismo que el Gobierno arremeta contra nosotros arbitrariamente a que busquemos la manera de cómo protestar, de hacerlos sentir que necesitamos un cambio de gobierno”, declaró un joven que llevaba el rostro oculto con un pañuelo blanco y una máscara de buceo.
 
Un grupo de jóvenes sacaba los frascos con excremento de bolsas y mochilas cuando se disponían a salir unos tres mil manifestantes de la Plaza Altamira, en el este de Caracas, bastión opositor, rumbo a la sede del Tribunal Supremo de Justicia  (TSJ), en el centro de la capital.
 
“Tápense la cara”, grita uno de ellos al resto del grupo, que también alistan frascos con pintura blanca que sumarán a las piedras y cócteles molotov con los que usualmente responden a las fuerzas de seguridad.
 
Algunos jóvenes explicaron que decidieron usar esta nueva táctica ante el aumento de la “represión”  de la Policía y los militares, que han dispersado las protestas que iniciaron el 1 de abril con ráfagas de bombas lacrimógenas desde camiones blindados.
 
Uno de los manifestantes levanta un dibujo del rostro del presidente sobre excremento.
 
Ataque armado contra opositores 
 
Un grupo de desconocidos, con los rostros cubiertos, disparó este miércoles contra una concentración opositora en el centro de Caracas sin dejar heridos, en un hecho que fue condenado por el jefe de la Policía Nacional.
 
Líderes de la movilización realizada en parroquia caraqueña de La Candelaria, como la diputada Gaby Arellano, responsabilizaron por el ataque a “colectivos”, agrupaciones civiles que apoyan al chavismo y calificadas por la oposición como “bandas armadas”.
 
 
“Sacan a sus pistoleros a disparar y a matar, a intimidarnos, pero ni las balas van a impedir que el pueblo siga protestando en la calle”, declaró a periodistas Arellano, mostrando casquillos de bala en las manos.
 
Manifestantes en La Candelaria denunciaron que efectivos de la Policía Nacional no actuaron frente a los hombres armados, pero el director general de ese cuerpo de seguridad, Carlos Alfredo Pérez, salió en defensa de la labor de los agentes y aseguró que garantizará “la vida” de quienes protestan.
 
“Si yo disparo algo contra ellos (los hombres armados, a quienes evitó identificar como colectivos) una bomba lacrimógena, ¿cómo van a responder? (...) Ellos están disparando y nosotros estamos sin armas. Son unos vagabundos y dónde los veamos los vamos a capturar”, declaró a la prensa Pérez, alzando la voz. (EFE-Prensa Libre-AP)