19 de Octubre, 2017
Radio Mercosur
Mundo

FUERTE APOYO A MACRI DE ANGELA MERKEL

Responsive image
Las palabras de la canciller alemana, Angela Merkel , fueron más allá de lo que el Gobierno imaginó. Habló de confianza, transparencia y crecimiento. Fue por sobre todo un respaldo político, pero no quedó sólo en eso. Es que Merkel también destacó la política económica que lleva adelante el presidente Mauricio Macri y aseguró que es el camino para generar empleo, principal objetivo del jefe del Estado.
 
En la Casa Rosada celebraron las palabras de la líder alemana, a quien calificaron como una socia fundamental para la concreción de varios retos, como el tratado de libre comercio entre el Mercosur y la Unión Europea, el ingreso de la Argentina a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y la organización de la reunión del G-20 , que se realizará el próximo año en nuestro país.
 
El Presidente agradeció el apoyo al "proyecto que ha empezado en la Argentina" y, en momentos de enorme volatilidad por la posición de Estados Unidos, se comprometió a "defender el libre comercio" junto con Alemania. Un gesto de Macri al liderazgo de la germana en Europa contra la postura de Donald Trump .
 
"Veo que la Argentina se ha abierto en varios sentidos y estoy profundamente convencida de que esto va a desembocar en un sendero de crecimiento que va a generar más empleo y más oportunidades para la gente", respondió la canciller de Alemania ante la pregunta de LA NACION en la conferencia de prensa que brindaron ambos mandatarios en el Salón Blanco de la Casa Rosada.
 
Fundación Leer
Merkel, que recién ayer visitó por primera vez la Argentina en 12 años al frente del gobierno alemán, destacó las "condiciones" que logró establecer el Gobierno para promover la llegada de inversiones, aunque aún no llegaron en un número suficiente para que la economía se reactive. "Son condiciones más confiables. Es la condición previa para que inviertan las grandes empresas, pero también las pequeñas y las medianas. Se redujeron las trabas burocráticas y hay transparencia en las licitaciones. Eso caracteriza a la Argentina hoy", declaró la canciller, que en septiembre buscará ser reelegida para un nuevo mandato.
 
En una visita exprés de sólo 26 horas, Merkel también instó a los empresarios alemanes que la acompañaron a invertir en la Argentina. "Las condiciones marco en la Argentina se han vuelto más confiables con la llegada del presidente Macri. Veo buenas posibilidades para una cooperación más estrecha de lo que lo hacemos hoy", justificó.
 
Hubo muchas coincidencias. Entre ellas, el jefe del Estado y Merkel manifestaron el compromiso de ampliar y fortalecer las relaciones entre ambas naciones y de estrechar los lazos de cooperación en el marco de la agenda del G-20, al tiempo que ratificaron la firme adhesión de ambos países al acuerdo de París sobre el cambio climático.
 
Antes de la conferencia, Macri y Merkel almorzaron en la Casa de Gobierno. En medio de la burrata con tomate, higo y pesto, un risotto de alcaucil y frutas fileteadas, de postre, Macri le expuso las "bondades" de Vaca Muerta y otros lugares de la Argentina para desarrollar emprendimientos de energía renovable. Según confiaron a LA NACION testigos de la escena, fue entonces cuando Merkel miró a los diez empresarios que la acompañaron y les pidió que avancen con los proyectos.
 
En la agenda que trataron ambos mandatarios también se destacaron dos temas en los que la Argentina tiene y tendrá un rol protagónico: el acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea y la organización de la reunión del G-20 en la Argentina, a fin del año que viene.
 
Macri contó que habló con Merkel del reto que implicará para nuestro país ser anfitriones de los líderes de las principales potencias del mundo. "Se trata de un reto logístico y de seguridad por la cantidad e importancia de los mandatarios que nos visitarán", dijo el Presidente, quien adelantó que se mantendrá parte de la agenda de trabajo que impulsa Alemania, hoy al frente de la presidencia del bloque.
 
El jefe del Estado además agregó que cuando la Argentina asuma el liderazgo del G-20, en julio, seguirá "el ejemplo de Alemania de focalizarse". Y añadió: "Tendremos una agenda más reducida".
 
Sobre el acuerdo entre los bloques regionales, que a fin de año podría firmarse el compromiso, el Presidente remarcó los logros que se fueron cumpliendo hasta ahora, lo que permitiría alcanzar la firma de un acuerdo.
 
"Eso va a generar una enorme posibilidad de desarrollo entre ambas regiones, donde el socio natural para América latina es Europa, y más allá de que construimos relaciones con el mundo entero, esperamos algo especial por parte de nuestros hermanos europeos en esta integración", sostuvo Macri.
 
En ese sentido, Merkel aseguró que Alemania, hoy el país más relevante de Europa, apoyará de "forma intensa" el acuerdo entre la Unión Europea y el Mercosur. "Cuando hay la voluntad de cumplir un acuerdo es porque hay buenos motivos. Hay que aceptar los compromisos y las soluciones de compromiso", dijo la canciller. Pero también avisó que "se va a negociar duro y no se van a ver colmadas todas las expectativas de la Argentina. Pero esto va a redundar en beneficio de todos".
 
Merkel también desarrolló una parte de la agenda por fuera de la Casa Rosada, como la visita al Parque de la Memoria y a una sinagoga.
 
 
Fuente: LA NACION - BUENOS AIRES  - Santiago Dapelo - LA NACION
 
 

Con optimismo, empresarios alemanes y Merkel debatieron oportunidades de inversión en la Argentina
 
Fue en un desayuno con 60 ejecutivos de grandes y pequeñas empresas en las que se habló de las oportunidades de negocios en energía, infraestructura y medio ambiente; el ministro de Finanzas, Luis Caputo, les dará un detalle sobre la situación económica
 
Con optimismo, empresarios alemanes y Merkel debatieron oportunidades de inversión en la Argentina.
 
La canciller alemana Angela Merkel transmitió un mensaje de optimismo hacia los empresarios con los que se reunió esta mañana en Buenos Aires en relación a las potenciales inversiones en los sectores de energía, transporte, infraestructura y medio ambiente.
 
Durante una reunión de una hora desarrollada en el hotel Alvear, en la que compartieron café y medialunas, unos 60 ejecutivos de compañías alemanas con presencia en la Argentina y los 10 que acompañaron a la jefa del estado alemán en el avión presidenical intercambiaron puntos de vista sobre la relación bilateral.
 
Según comentaron a LA NACION fuentes que participaron del encuentro, en el que también estuvo el embajador alemán Bernhard Graf von Waldersee en el país y el viceministro de producción Uwe Beckmeyer, el tono de la canciller fue "optimista" y, como viene repitiendo en los últimos meses, con el deseo de afianzar la relación bilateral, conforme con las reformas llevadas a cabo en el gobierno de Mauricio Macri y con la intención de potenciar el liderazgo argentino en la región.
 
También resaltó que Alemania es un "aliado" de la Argentina en la Unión Europea, aunque no se avanzó demasiado sobre el tratado con el Mercosur.
 
 Entre las áreas sobre las que se habló, se destacaron las oportunidades que se abren en energías renovables, transporte (en particular trenes de carga), infraestructura y medio ambiente.
 
Merkel escuchó, hizo algunas preguntas y brindó su visión, frente a ejecutivos de VW, Mercedes, Basf, Bayer, Siemens, Berenberg, Voith, Dea y Fresenius, además de varias empresas medianas y pequeñas.En particular, la delegación que vino desde Berlín está integrada por Lizi Alexander-Christiansen, CEO de Chriwa; Reinhold Festge, socio gerente de Haver & Boecker; Joe Kaeser; presidente de Siemens; Karl-Ulrich Köhler, presidente de Rittal; Hubert Lienhard, presidente de Voith; Joachim Nettelbeck, presidente ejecutivo de Proman; Hans-Walter Peters, presidente de Berenberg Bank y de la Federación de Bancos Privados Alemanes; Thomas Rappuhn, presidente de DEA Deutsche Erdoel AG; Stephan Sturm, presidente de Fresenius; y Wolfram von Fritsch, presidente de Deutsche Messe AG.
 
Al mediodía, estos empresarios escucharán en un almuerzo de parte del ministro de Finanzas, Luis Caputo, el sendero de normalización de la economía argentina encarado desde 2015 y, lo que más le interesa al sector privado, las reformas que se encararán para hacer más atractivo el nivel de inversión. En este sentido, los ejecutivos están muy entusiasmados por el esfuerzo del Gobierno para que la Argentina ingrese a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE), al considerar que implica reformas difíciles de desandar. En particular, están preocupados para que se introduzcan cambios a favor de reducir la burocracia y aumentar la transparencia.
 
Las empresas alemanas preveían invertir US$ 3000 millones durante el mandato de Macri, según un informe de la AHK del año pasado, que precisó que sus compañías generan más de $ 9000 millones anuales en ventas en el país.
 
Las fuentes diplomáticas destacaron la importancia del viaje de Merkel a pocos meses de la elección en la que buscará revalidar su cargo, en septiembre, frente al candidato socialdemócrata Martin Schulz.
 
El año pasado, las exportaciones alemanas a la Argentina sumaron US$ 2863 millones y las ventas de la Argentina a ese país europeo son US$ 1659 millones. El último año con superávit para la Argentina fue en 2009.
 
El 56% de las empresas alemanas radicadas en la Argentina adelantaron que aumentarán sus inversiones en el país en 2018, aunque en la mayoría de los casos lo hará por montos inferiores a los US$ 5 millones, de acuerdo con una encuesta difundida ayer por la consultora EY y la Cámara de Industria y Comercio Argentino-Alemana.
 
Las principales exportaciones desde la Argentina son alimentos y bebidas, carnes, frutas frescas, miel, jugos de frutas y tabaco.
 
Del otro lado se destacan vehículos automotores y autopartes, máquinas, equipos de minería y construcción, y máquinas para la industria del plástico
 
 
Fuente: LA NACION - BUENOS AIRES - Martín Kanenguiser- LA NACION - JUEVES 08 DE JUNIO DE 2017