19 de Octubre, 2017
Radio Mercosur
Mundo

ACUERDOS POR MALVINAS ENTRE ARGENTINA Y GRAN BRETAÑA

Responsive image
“Estamos listos” para hablar de vuelos a Malvinas afirman en el Foreign Office respecto al pre acuerdo firmado entre Argentina y el Reino Unido en septiembre del año pasado. Este documento abordó numerosas áreas desde la cooperación política, económica hasta la comercial. Todas avanzan, menos la que hace referencia a los vuelos a Malvinas, la pesca, los hidrocarburos y al disputado archipiélago que en aquel comunicado conjunto incluyó la cuestión más conflictiva de la relación: la disputa de soberanía de las islas, en un capítulo que en realidad llamaron “Atlántico Sur”.
 
“Vamos a seguir trabajando con el gobierno argentino”, dijo la fuente en la víspera de los 35 años de la firma de la rendición argentina que marcó el final de la guerra, el 14 de junio de 1982. En las islas habrá este miércoles discretos festejos por lo que llaman su "Día de la Liberación". Entre tanto Buenos Aires y Londres mantienen un creciente acercamiento, pero se encuentran sumidos en sus propios asuntos que demoran el avance de los acuerdos en los que en realidad quienes tienen más ansiedad por cerrarlos son los isleños. Sobre todo el punto que hace referencia a los vuelos. En Malvinas necesitan incrementar las conexiones aéreas con Sudamérica, entre otras cuestiones por las fallas que presenta el vuelo militar que los une con el Reino Unido.
 
La ex canciller Susana Malcorra y el viceministro Alana Duncan durante el último Foro de Inversiones que se realizó en Buenos Aires, cuando se firmó el comunicado conjunto. Septiembre de 2016. Hubo sonrisas y apretones de manos.
 
Los isleños no quieren vuelos directos desde el continente a Mount Pleasant pero aceptaron que haya una nueva escala en una ciudad argentina en una ruta desde Brasil o Chile, la que se sumaría a la que ya existe una vez por mes en Río Gallegos en el vuelo de Latam que hace Punta Arenas (Chile) Malvinas. La Asamblea Legislativa incluso responsabilizó recientemente al gobierno de Mauricio Macri por la supuesta parálisis de las conversaciones sobre vuelos, pesca y petróleo cuando en realidad aquí Malvinas es una cuestión de alta sensibilidad para tiempos de elecciones y de difícil tránsito por el Congreso. El único punto que avanza es el del proceso de hacerle el ADN a las tumbas que están sin identificar en el cementerio de Darwin. El trabajo comenzará el lunes 19 y estará a cargo del Comité Internacional de la Cruz Roja.
 
Las conflictivas elecciones en el Reino Unido no parecen alterar el calendario institucional planeado entre Londres y Buenos Aires. Ayer a la mañana el canciller Boris Johnson, que sería ratificado en el cargo de formar gobierno May -también el vice Alan Duncan-, llamó al cuerpo diplomático británico -entre ellos el embajador en Argentina Mark Kent-, para ratificarles el rumbo tomado y les señaló que “irán hacia adelante”, con el “divorcio” de la Unión Europea, conocido como el Brexit.
 
En ese contexto se oyó decir a Kent en conversaciones diplomáticas dentro del Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales que su país “quiere una agenda positiva” con Argentina, y una “relación de mutuo beneficio”.
 
Los británicos vienen acompañando la entrada de la Argentina a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Hacen apoyo logístico en la preparación de la cumbre ministerial de la Organización Mundial de Comercio, en Buenos Aires, a fines de este año, y lo harán con la del G20, en Buenos Aires. A su vez, los planes de acercamiento comercial también avanzan y la agencia del gobierno para el auspicio de las exportaciones dispuso de U$S 1.25 millones para las empresas de ese país que quieran comercio con Buenos Aires.
 
Si May forma gobierno antes del G20 en Hamburgo, del 7 y 8 de julio podría haber un encuentro entre la premier y Macri que, de no ocurrir también podría tener lugar en la Asamblea General de la ONU, en Nueva York, de este año.
 

Fuente: Clarin – Buenos Aires - Natasha Niebieskikwiat -