19 de Octubre, 2017
Radio Mercosur
Política

Las seis causas judiciales que atormentan a Cristina Kirchner

Responsive image
BUENOS AIRES - La jefa del Frente para la Victoria (FPV) ya suma al menos seis causas en la Justicia federal que son motivo de preocupación.
 
Venta de dólar futuro: procesada.
 
La que la tiene más complicada es en la que fue procesada por el juez federal Claudio Bonadio, por la venta del dólar a futuro, en la que Cristina declaró en indagatoria en abril pasado y debió notificarse del procesamiento en julio. La investigación también apunta al ex jefe del Banco Central, Alejandro Vanoli; y el ex ministro de Economía, Axel Kicillof.
El procesamiento fue dictado en mayo pasado, un mes después de la primera indagatoria de Cristina Kirchner, que simbolizó el regreso de la ex presidenta a Buenos Aires. Según Bonadio, las operaciones de la venta de dólar a futuro implicaron la “administración infiel con perjuicio al Estado”.
 
Lavado de dinero: imputada
 
Otra de las causas que preocupa a la ex presidenta es por lavado de dinero, en el expediente que investiga el fiscal Guillermo Marijuan. Cristina Kirchner fue imputada luego del testimonio del valijero Leonardo Fariña, quien reveló supuestos sobreprecios en la obra pública. En la causa también está involucrado Báez.
 
La causa está a cargo del juez federal Sebastián Casanello. El esquema se repite, y también se encuentran imputados varios ex funcionarios de la gestión K, como Julio De Vido. La ex mandataria fue involucrada por Fariña como partícipe del presunto lavado de activos a través de la financiera SGI, conocida como La Rosadita.

Hotesur: investigada
 
Se trata del expediente por el cual Cristina es investigada por supuesto lavado de dinero junto a Néstor Kirchner. Allí se investiga la relación comercial con empresarios como Báez y Cristóbal López en una operatoria hotelera. Según investigan los jueces Ercolini y Daniel Rafecas, Báez y López habrían alquilado por sumas millonarias las habitaciones de los hoteles de la familia Kirchner sin ocuparlas.
 
Para la diputada Margarita Stolbizer, una de las denunciantes de la causa, este expediente tiene una “íntima relación” con las maniobras de La Rosadita. Como se observa, existe una conexión entre las causas que investigan a CFK y sus ex funcionarios. Por eso, en más de una ocasión los jueces y fiscales acordaron trabajar en conjunto aportando los datos que puedan ser útiles en otros expedientes.
 
Los Sauces SA: investigada
 
Se trata de la investigación de una de las sociedades que la familia Kirchner utilizó para realizar operaciones inmobiliarias con la empresa de Báez, Austral Construcciones. El expediente también es investigado por Bonadio, el magistrado con el que Cristina mantiene un duro enfrentamiento. De hecho, meses atrás el juez ordenó una serie de allanamientos en las propiedades de la ex presidenta en Santa Cruz.
 
Cristina es acusada de presunto enriquecimiento ilícito. La operatoria es considerada similar a la de Hotesur, y la sospecha es que los alquileres en verdad eran “sobornos” o “retornos” a los Kirchner por los negocios que les entregaron a Báez y López en los últimos años.
 
Además investigan irregularidades y contradicciones entre las declaraciones de la sociedad ante la AFIP y los datos asentados en documentos públicos. De hecho, ese fue el motivo por el cual Stolbizer presentó la denuncia por falsificación de documentos públicos.
 
El procesamiento por asociación ilícita y administración fraudulenta agravada que dictó hoy el juez Julián Ercolini contra Cristina Kirchner no es el primero que recae sobre la ex presidenta.
 
La jefa del Frente para la Victoria (FPV) ya suma al menos causas en la Justicia federal que son motivo de preocupación.
 
Asociación ilícita dedicada a la corrupción: procesada
 
El juez Ercolini procesó hoy a la ex mandataria por considerarla "prima facie" coautora penalmente responsable del delito de asociación ilícita en  concurso real con el de administración fraudulenta agravada por haberse  cometido en perjuicio de una administración pública. Además ordenó un embargo por $ 10.000 millones.
 
El fallo se enmarca en la causa por el direccionamiento de obras públicas viales al grupo Austral. También procesó a los ex funcionarios Julio de Vido y José López y el empresario Lázaro Báez. Según detalla el escrito, a la ex presidenta se la acusa por haber "perjudicado los intereses confiados al violar su deber de administrar y cuidar fielmente los bienes del Estado nacional que estaban bajo la órbita de su responsabilidad, en función de su calidad de jefa de gobierno y responsable política de la administración general del país".
 
Venta de dólar futuro: procesada
 
La que la tiene más complicada es en la que fue procesada por el juez federal Claudio Bonadio, por la venta del dólar a futuro, en la que Cristina declaró en indagatoria en abril pasado y debió notificarse del procesamiento en julio. La investigación también apunta al ex jefe del Banco Central, Alejandro Vanoli; y el ex ministro de Economía, Axel Kicillof.
 
El procesamiento fue dictado en mayo pasado, un mes después de la primera indagatoria de Cristina Kirchner, que simbolizó el regreso de la ex presidenta a Buenos Aires. Según Bonadio, las operaciones de la venta de dólar a futuro implicaron la “administración infiel con perjuicio al Estado”.
 
Lavado de dinero: imputada
 
Otra de las causas que preocupa a la ex presidenta es por lavado de dinero, en el expediente que investiga el fiscal Guillermo Marijuan. Cristina Kirchner fue imputada luego del testimonio del valijero Leonardo Fariña, quien reveló supuestos sobreprecios en la obra pública. En la causa también está involucrado Báez.
 
La causa está a cargo del juez federal Sebastián Casanello. El esquema se repite, y también se encuentran imputados varios ex funcionarios de la gestión K, como De Vido. La ex mandataria fue involucrada por Fariña como partícipe del presunto lavado de activos a través de la financiera SGI, conocida como La Rosadita.

Hotesur: investigada
 
Se trata del expediente por el cual Cristina es investigada por supuesto lavado de dinero junto a Néstor Kirchner. Allí se investiga la relación comercial con empresarios como Báez y Cristóbal López en una operatoria hotelera. Según investigan los jueces Ercolini y Daniel Rafecas, Báez y López habrían alquilado por sumas millonarias las habitaciones de los hoteles de la familia Kirchner sin ocuparlas.
 
Para la diputada Margarita Stolbizer, una de las denunciantes de la causa, este expediente tiene una “íntima relación” con las maniobras de La Rosadita. Como se observa, existe una conexión entre las causas que investigan a CFK y sus ex funcionarios. Por eso, en más de una ocasión los jueces y fiscales acordaron trabajar en conjunto aportando los datos que puedan ser útiles en otros expedientes.
 
Los Sauces SA: investigada
 
Se trata de la investigación de una de las sociedades que la familia Kirchner utilizó para realizar operaciones inmobiliarias con la empresa de Báez, Austral Construcciones. El expediente también es investigado por Bonadio, el magistrado con el que Cristina mantiene un duro enfrentamiento. De hecho, meses atrás el juez ordenó una serie de allanamientos en las propiedades de la ex presidenta en Santa Cruz.
 
Cristina es acusada de presunto enriquecimiento ilícito. La operatoria es considerada similar a la de Hotesur, y la sospecha es que los alquileres en verdad eran “sobornos” o “retornos” a los Kirchner por los negocios que les entregaron a Báez y López en los últimos años.
 
Además investigan irregularidades y contradicciones entre las declaraciones de la sociedad ante la AFIP y los datos asentados en documentos públicos. De hecho, ese fue el motivo por el cual Stolbizer presentó la denuncia por falsificación de documentos públicos.

Causa Nisman: denunciada
 
El ex fiscal denunció a la ex Presidenta por "encubrimiento" en la causa que investiga el atentado a la sede de la AMIA. Recientemente, el fiscal ante la Cámara Federal Germán Moldes solicitó que se incorporen los delitos de "traición a la patria" y de "omisión funcional de perseguir delincuentes" a la denuncia.
 
Esta causa se desestimó por "inexistencia del delito", según ordenó en su momento el juez Rafecas, pero el fiscal Gerardo Pollicita tiene un pedido de reapertura por parte de la DAIA. La investigación se reactivó después que el juez Bonadio le pidiera a Rafecas que le envíe el expediente de la denuncia, ya que investiga en paralelo al ex canciller Héctor Timerman por "traición a la patria" y podría solicitar medidas similares a las que requería Nisman. 
 
La Cámara Federal de Casación Penal quedó en condiciones de resolver si ordena abrir a investigación la denuncia que hace casi dos años formulara el ex fiscal.
 

Fuente: La Gaceta-Tucumán