17 de Noviembre, 2017
Radio Mercosur
América

LAVADO DE DINERO EN AFRICA SALPICA A VENEZUELA

Investigación de bancos británicos por lavado de dinero en el continente africano salpica a Venezuela

Responsive image
WASHINGTON - EEUU -Investigación de bancos británicos por lavado de dinero en el continente africano salpica a “Venezuela”.
 
La Agencia Nacional contra el Crimen (NCA), la Autoridad de Conducta Financiera (FCA) y la Oficina de Fraudes Graves (OFS) del Reino Unido, recibieron la pasada semana el petitorio por parte del representante de la cartera de economía, Philip Hammond, para que estos organismos realicen una investigación exhaustiva a las entidades financieras HSBC y Standard Chartered por estar presuntamente incursos en el lavado de más de 500 millones de dólares.
 
Entre las evidencias entregadas a los funcionarios hay una lista con 27 nombres de individuos y entidades que presuntamente realizaron operaciones de lavado de dinero usando estos bancos, pero que también salpicaría al Baroda Bank de la India. La información – que según fuentes cercanas al caso contendría nombres relevantes de ciudadanos de otros países europeos – fue suministrada por Peter Hain, ex ministro perteneciente a las filas del partido laborista británico.
 
“Lord Hain, que creció en Sudáfrica y se convirtió en un prominente activista contra el apartheid, advirtió que los denunciantes le han dicho que cientos de millones de libras esterlinas han sido desviadas del país a través de Hong Kong y Dubai”, reveló el diario londinense The Guardián.
 
Hain expuso el caso ante la Cámara de los Lores y explicó que las autoridades británicas tendrían pruebas de la participación de funcionarios de altísimo nivel de la nación africana, incluso el propio mandatario Jacob Zuma y sus familiares, quienes formarían parte de la dinámica del esquema de lavado de dinero en conjunto con la poderosa familia Gupta, involucrada en un gigantesco escándalo de corrupción en Suráfrica.
 
“Como ex activista contra el apartheid, cuyos padres fueron encarcelados y exiliados de Suráfrica, me siento profundamente dolido por la traición a los valores de la lucha por la libertad que está ocurriendo bajo el liderazgo político y sus negocios con compinches en Suráfrica hoy”, declaró Hain al rotativo británico.
 
La solicitud de esta investigación no se quedará allí, han dicho las autoridades. Todas las instituciones financieras británicas y principalmente aquellas con fuerte presencia en el continente africano pudieron haber estado expuestas a fondos ilícitos, cuyo monto alcanza en una primera estimación más de 450 millones de euros (unos 520 millones de dólares) pertenecientes al contribuyente africano, a través de Dubai y Hong Kong, destinos de altísima circulación de dinero de orígenes opacos.
 
Se espera además que en los próximos días el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, reciba la información concerniente a los vínculos de algunos bancos comunitarios con este caso de corrupción y lavado de dinero.
 
El “método” Zuma
 
Una investigación de esta dimensión no es ajena para el mandatario surafricano. Hasta el pasado mes de agosto el parlamento de ese país le ha investigado en ocho ocasiones por la comisión de delitos de corrupción y lavado de capitales. En este caso se trata de los vínculos de Zuma con tres hermanos de una acaudalada familia india, Ajay, Atul y Rajesh Gupta, empresarios y socios del presidente surafricano.
 
Estos hermanos migraron al continente africano en los años 90, en pleno despertar de la época de apartheid y con el país volcado a la apertura – descontrolada, a decir de los entendidos – hacia nuevas oportunidades de negocios e inversiones.
 
“Lo que comenzó como una confabulación de menor intensidad entre la familia Zuma – el presidente y su hijo Duduzane – y los Gupta evolucionó hasta la captura de las instituciones del Estado y así darle otros usos a estas”, reza un informe realizado por el Instituto de Investigación de Asuntos Públicos de ese país.
 
Zuma se defiende y afirma que se trata de “acusaciones de los dueños de monopolios de mayoría blanca” en su contra, que quieren evitar el empoderamiento de la raza negra en aquel país. Sin embargo, los nombramientos que el mandatario nacional ha hecho de determinados individuos como ministros y funcionarios apuntan a una inmensa red para sustraer dineros públicos obtenidos por medio de contrataciones entre los socios de ambas familias por medio de empresas fachadas. Estos capitales son luego enviados a una “gran lavandería en Dubai”.
 
Conexión Venezuela – África en la mira
 
Un mecanismo similar de lavado de capitales estaría siendo investigado en el continente africano y países europeos. La novedad es el origen de los fondos que estarían llenando las arcas de entidades financieras de reciente constitución en naciones africanas, principalmente Senegal y Costa de Marfil, y su origen estaría en Suramérica, “específicamente de Venezuela”.
 
Según dos fuentes ligadas a la investigación, los capitales provenientes no sólo del narcotráfico sino también producto de prácticas corruptas dentro de la industria petrolera venezolana Pdvsa, individuos que se han aprovechado de la distorsión del sistema financiero y cambiario para enriquecerse o contrataciones irregulares “son desviados hacia el continente africano, en cuyos países se legitiman esos capitales en instituciones financieras; en algunos casos individuos que forman parte de la cartera de socios de estas instituciones están vinculados directamente con los operadores en Venezuela”.
 
La atención de los investigadores también apunta a la nación suramericana por el transporte no sólo de drogas, sino también por el surgimiento de nuevas mafias que llevan hacia África occidental dinero en efectivo y metales preciosos”.
 
Autoridades federales de Estados Unidos trabajan en conjunto con sus símiles en el continente africano – específicamente en Senegal – y organismos de inteligencia de España, Italia y Portugal, países de origen de los individuos que estarían detrás de las mafias que usan este territorio para lavado de dinero y otros delitos financieros.
 
Tan sólo en 2015, el Bureau Internacional Antinarcóticos, un apéndice del Departamento de Estado de la nación estadounidense, emitió un comunicado enmarcado en el Reporte de Control Internacional de Narcóticos (INCSR, por sus siglas en inglés), en el cual señalan a Senegal como uno de sus principales target de interés y en donde se llevan a cabo en la actualidad investigaciones de gran envergadura sobre redes de crimen organizado, fraude bancario y de depósitos, falsificación de documentos, esquemas ponzi y narcotráfico.
 
“Los traficantes extranjeros, particularmente de América Latina, continúan utilizando Senegal como un centro para exportar drogas a Europa y otros destinos. La aplicación inadecuada de las leyes pertinentes crea un entorno permisivo para los delincuentes que buscan blanquear dinero”, cita el informe.
 
Antilavadodedinero conoció que existirían operaciones financieras de dudoso comportamiento cuyo origen estaría en las carteras accionarias de las entidades bancarias y que ahora son objeto de atención de las autoridades locales africanas. “Existen vínculos entre estas operaciones y países europeos, como el caso de Luxemburgo, pero también se han extendido hacia otras naciones africanas como Costa de Marfil. Además, se está investigando delitos de lavado de dinero proveniente de industrias energéticas emergentes”, aportó la fuente.
 
De igual forma, los organismos adscritos al Departamento de Estado de la nación estadounidense avanzan en las investigaciones de estos esquemas de corrupción y crimen organizado y sus vínculos con paraísos fiscales caribeños, como es el caso de Bahamas.
 
Conexiones entre países europeos, Senegal y Costa de Marfil y estos a su vez con jurisdicciones caribeñas, mantienen ocupados a los investigadores federales quienes están recibiendo la ayuda y colaboración de otros departamentos de seguridad de estas regiones.
 
En el caso de Bahamas, “el procesamiento de dinero a través de una compleja red de negocios legítimos y empresas comerciales internacionales (IBC) registradas en el sector financiero extraterritorial” está bajo la lupa de las autoridades.
 
La Red de Control contra Crímenes Financieros (Fincen, por sus sigla s en inglés), adscrita al Departamento del Tesoro de Estados Unidos ya alertaba sobre estas conexiones el pasado año, luego de descubrir que miles de estas sociedades figuraban como propietarias de numerosos inmuebles de lujo principalmente en el estado de Florida, adquiridos para lavar dinero sucio.
 
En la actualidad, las investigaciones apuntan al seguimiento de las conexiones entre sociedades constituidas en Bahamas, por medio de las cuales se movilizan grandes capitales hacia destinos financieros en el continente africano. Estados Unidos sigue la pista de estos movimientos para lavar dinero producto de la corrupción y otros delitos, los cuales fueron tranzados en moneda estadounidense y algunos de ellos usando el sistema financiero de este país, delitos federales contemplados en la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero (Fcpa).
 
 
Fuente: DolarToday / Oct 30, 2017 @ 9:00 pm
 

FMI advierte sobre expulsión a Venezuela si no publica estadísticas económicas
 
El Fondo Monetario Internacional emplazó al régimen de Nicolás Maduro a proporcionar estadísticas sobre su economía en un lapso de seis meses. Eso luego de que la institución denunciara el incumplimiento de los plazos estipulados por parte de la dictadura.
 
“El Directorio Ejecutivo instó a Venezuela a adoptar medidas correctivas específicas y se reunirá nuevamente dentro de los 6 meses para considerar el avance de Venezuela en la implementación”, se lee en un párrafo del comunicado del Departamento de Comunicaciones del FMI publicado este viernes.
 
Según el Fondo Monetario Internacional, Venezuela “incumplió su obligación en virtud de Artículo VIII, Sección 5 del Convenio Constitutivo del Fondo por no proporcionar, dentro del plazo requerido, ciertos datos sobre las operaciones del instituto de seguridad social y sobre las exportaciones e importaciones totales de mercancías, expresando su valor en moneda local, por países y destino de origen”.
 
La institución internacional insiste en que “proporcionar estos datos además de otros indicadores económicos clave es una obligación de todos los miembros del Fondo para permitir el monitoreo efectivo de la evolución macroeconómica en cada país”.
 
Actualmente Venezuela padece una de las crisis más profundas de su historia contemporánea. Aunado a esto, el régimen chavista se ha abstenido de publicar periódicamente las cifras oficiales del Banco Central de Venezuela desde el año 2004.
 
 

Fuente: ALD/Agencias - 04/11/2017