16 de Diciembre, 2017
Radio Mercosur
Mercosur

ACUERDO UNIÓN EUROPEA-MERCOSUR : UN FINAL INCIERTO

Desde hace 18 años se espera este momento: cerrar entre la UE y el Mercosur un acuerdo comercial. Desde hace un año parece estar muy cerca. Pero vuelve a haber dudas. Un recuento de la historia y la situación.

Responsive image
ALEMANIA - Hasta que está listo, el texto de las negociaciones de los acuerdos comerciales de la UE es básicamente secreto. También el que se negocia con Mercosur. Sin embargo, los lineamientos generales se conocen. También los problemas. Según informa la Comisión Europea –que negocia en nombre de sus 28 miembros-, los europeos están "plenamente comprometidos” con finalizar el acuerdo. 
 
 Para los cuatro países del Mercosur, la UE es su primer socio comercial. La UE es el mayor inversionista en la región.
 Las exportaciones de la UE a la región crecieron  de 21 mil millones (2005) a 46 mil millones (2015).
 Las mayores exportaciones de Mercosur a la UE han sido productos agrícolas y ganaderos, productos minerales y productos de la industria maderera.
 
Cumbre UE América Latina: relanzamiento de las negociaciones entre la UE y el Mercosur, Madrid mayo 2010
 
Historia
1995 Cuatro años después de que naciera el Mercosur, la UE comenzó a negociar con el bloque sudamericano un acuerdo de libre comercio. La meta era concluir en 1999
 2000. Comenzaron negociaciones de un Acuerdo Birregional. Se suspendieron en 2004.
2010. Se relanzaron las negociaciones para un acuerdo de libre comercio, en realidad sin mucha perspectiva debido, mayormente, al proteccionismo tanto de Argentina como de Brasil.
2012. Se vuelven a suspender las negociaciones.
2016. Los cambios políticos en Argentina y Brasil abren la puerta a unas negociaciones ágiles, a partir de octubre. La meta : concluir en diciembre de 2017 para la Conferencia Ministerial de la Organización Mundial del Comercio, en Argentina.
2017. La prisa por concluir por lo menos un acuerdo de mínimos se debe a que los europeos ven la oportunidad para cerrar un trabajo de 18 años. Las elecciones en Brasil en 2018 podrían cambiar el mapa político favorable a una negociación. De no lograrse en 2017, así la Comisión Europea, se corre el riesgo de que quede aparcado algunos años.
 
Estado de las negociaciones
En la quinta ronda de negociaciones, celebrada a principios de octubre en Brasilia, quedó claro que buena parte de las dificultades para alcanzar un acuerdo decisivo son las diferencias en relación al sector ganadero.
Este sector, altamente competitivo en los países del Mercosur, está protegido en la UE por subvenciones.
Los bloques no producen bajo las mismas condiciones y con los mismos estándares. Los ganaderos de la UE tienen reglas medioambientales  más estrictas. Va en detrimento de su 
competitividad en comparación a la producción del Mercosur, pero gozan de subsidios comunitarios.
 Asociaciones de consumidores europeas temen por la calidad de la carne importada del Mercosur. Preocupa especialmente el uso de antibióticos en la cría del ganado.
La oferta europea de importar sin aranceles 70.000 toneladas de ganado vacuno no complace a Mercosur. Sobre todo Francia e Irlanda ven en una mayor cuota un peligro para sus productores. 

La cuota de etanol ofrecida por la UE tampoco es suficiente para los socios latinoamericanos
El sector de la ganadería y la agricultura involucra solo a 10 millones de europeos, dicen los que favorecen el acuerdo y se sienten "rehenes del sector ganadero y el de la agricultura”. La 
reforma de la PAC ofrecería una gran oportunidad para negociar compensaciones para quienes el acuerdo con el bloque sudamericano representase desventajas.
 Alemania, España e Italia querrían ver rubricado lo antes posible un acuerdo que eliminaría barreras al comercio de servicios, permitiría acceso a las compras públicas y protegería la 
propiedad intelectual.
 Las economías de ambos bloques son, mayormente, complementarias pues la UE provee bienes industriales y Mercosur materias primas y derivados.
 
 
Fuente:  dw.com/es/-  Por Mirra Banchón