13 de Julio, 2018
Radio Mercosur
Mercosur

MERCOSUR VOLVERA A NEGOCIAR CUANDO UE MEJORE SU OFERTA

El bloque sudamericano no estará en enero en la mesa de diálogo

Responsive image
MERCOSUR - Durante los últimos días de diciembre la Unión Europea intentó fijar la fecha de una nueva ronda de negociación en enero para acordar un Tratado de Libre Comercio (TLC) con el Mercosur pero la iniciativa naufragó ante la oposición del bloque sudamericano –sobre todo de Uruguay- que reiteró su argumento de que no volverá a la mesa de diálogo hasta que la contraparte esté pronta para hacer una oferta concreta referente a la cuota cárnica y de etanol.
 
El último encuentro de 2017 había sido en Buenos Aires durante la conferencia ministerial de la Organización Mundial del Comercio (OMC) donde no se pudo cumplir con la expectativa de conseguir un acuerdo político. Una vez más la clave del asunto estuvo en la ausencia de una oferta para carnes y los biocombustibles por parte de los europeos.
 
"Dijeron que estaban en condiciones. Lamentablemente no lo hicieron. Estamos a la expectativa de que mejoren su oferta", reconoció el ministro de Relaciones Exteriores uruguayo, Rodolfo Nin Novoa, en la capital argentina.
 
En esa instancia los ministros del Mercosur dejaron claro a los comisarios del viejo continente que dado el estado actual de las tratativas lo único esperable es una "señal europea" para viabilizar el fin de las negociaciones. Esa señal tiene una forma nítida: una oferta para la cuota de esos dos bienes de especial interés y sensibilidad que pueda resultar aceptable para los países sudamericanos.
 
Por lo pronto, en Buenos Aires la Unión Europea no presentó ningún número y la única cifra para carnesque sigue arriba de la mesa es la de 70 mil toneladas que se propuso en octubre del año pasado. Con este panorama, cada una de las partes volvió a su casa y se abrió un compás de espera que los europeos pretendían que terminara en enero, pero que dada la falta de consenso para acordar una fecha durante este mes deberá esperar aún más.
 
La visión de que el Mercosur ya hizo todo lo que debía para alcanzar un Tratado de Libre Comercio con la Unión Europea y que "ahora es el turno" de que los europeos muevan sus fichas, si es que realmente quieren concretar las negociaciones, fue subrayada por el presidente Tabaré Vázquez el 21 de diciembre en Brasilia, durante la cumbre presidencial del Mercosur.
 
El mandatario advirtió que el Mercosur no está dispuesto a recorrer un callejón sin salida ni a cargar con la culpa de un nuevo fracaso. "No estamos dispuestos a perder el tiempo en negociaciones que conducen a la nada ni a firmar cualquier acuerdo", dijo el presidente.
 
Más aún, el presidente dijo que si el acuerdo fracasa será "una enorme frustración" y no dudó en señalar a los europeos como los responsables de esta situación.
 
"Que no se responsabilice a este bloque de poner obstáculos a este acuerdo; ahora es la Unión Europea la que tiene la palabra y confiamos en que lo hará con celeridad y responsabilidad", dijo.
 
Los dos bloques regionales llevan dos décadas de negociaciones sin poder concretar un acuerdo comercial. En el último año y medio hubo un avance significativo que había llevado a que las partes enviaran mensajes políticos que alentaban la posibilidad de concluir el juego negociador de una vez por todas.
 
El 2018 traerá elecciones en Paraguay y Brasil lo cual le pone presión al cierre de las negociaciones. Fuentes oficiales dijeron a El Observador que la conclusión del acuerdo se debería encaminar antes de abril para que no interfiera con el calendario electoral de esos dos países.
 
El gobierno uruguayo sigue siendo optimista en cuanto a la posibilidad de finiquitar el acuerdo que exhibe un grado de avance en la mayoría de los temas que se negociaron. Las próximas semanas serán cruciales para ver si ese optimismo se vuelve realidad.
 
Fuente: El Observador – Montevideo

Enero 10, 2018 05:00