22 de Junio, 2018
Radio Mercosur
Política

CONTROVERTIDA OPINION DEL PRESIDENTE DE BRASIL

Presidente Temer dice que lo mejor para "pacificar" Brasil es que Lula fuera candidato y perdiera.

Responsive image
BRASILIA - Temer refirió también que la situación política actual para aprobar la polémica reforma de pensiones y jubilaciones es ahora "mucho mejor" que a finales de 2017, cuando el gobierno, al no contar con el apoyo necesario en el Congreso para aprobarla, se vio obligado a posponer su votación.
 
El mandatario brasileño descartó que el líder izquierdista Lula da Silva, cuya condena fue ratificada la semana pasada, esté muerto políticamente y aseguró que "apreciaría que pudiera ser derrotado en el voto".
    
Río de Janeiro. El presidente de Brasil, Michel Temer, aseguró este lunes que lo mejor para "pacificar" el país es que el ex mandatario Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010) pudiera participar en las elecciones de octubre próximo y que fuese derrotado.
 
"Desde el punto de vista político, personalmente apreciaría que (Lula) no tuviera estas acusaciones, que pudiera ser derrotado en el voto. Esto pacificaría el país", dijo Temer en entrevista a radio Bandeirantes.
 
Lula da Silva lidera las encuestas de preferencia electoral de cara a los comicios de octubre próximo, aunque su candidatura es una incógnita tras ser condenado la semana pasada en segunda instancia a 12 años y un mes de prisión por su vinculación con corruptelas en la empresa estatal Petrobras.
 
Según la ley electoral brasileña, una persona que haya sido condenada en segunda instancia no puede disputar ninguna elección durante ocho años, aunque el ex mandatario todavía puede recurrir a instancias superiores para revertir la decisión.
 
"Es una figura de mucho carisma. No sin razón ocupa una de las primeras posiciones en los sondeos (...) muerto no está", expresó el presidente brasileño.
 
Temer refirió también que la situación política actual para aprobar la polémica reforma de pensiones y jubilaciones es ahora "mucho mejor" que a finales de 2017, cuando el gobierno, al no contar con el apoyo necesario en el Congreso para aprobarla, se vio obligado a posponer su votación.
 
"La situación es mucho mejor. Conseguimos comunicarnos con el pueblo, con la población, esclareciendo lo que es la reforma de pensiones y jubilaciones", aseguró, además de calificar de "esencial" poder aprobarla.
 
El mandatario brasileño dijo que la reforma corregirá "injusticias" en el sistema de jubilaciones y evitará la falta de dinero para pagar pensiones: "Es una reforma muy suave, pero fundamental para el país".
 
 

Autor: Xinhua - 29-01-2128