20 de Julio, 2018
Radio Mercosur
Mercosur

ACUERDO MERCOSUR-UNION EUROPEA PRESUNTAMENTE "DESEQUILIBRADO"

Industriales del Mercosur preocupados por un acuerdo comercial "desequilibrado" con la Unión Europea

Responsive image
MONTEVIDEO - Los empresarios regionales añadieron que para lograr ese equilibrio será fundamental que el acuerdo reconozca la necesidad de preservar determinadas herramientas necesarias para el funcionamiento actual y futuro del Mercosur.
 
En una declaración conjunta, gremios industriales de los países miembros del bloque económico suramericano, pidieron mayor transparencia en la negociación, garantizar un equilibrio y dar un "trato especial y diferenciado".
 
    
El Observador de Uruguay. Los presidentes de la Cámara de Industrias del Uruguay (CIU), la Unión Industrial Argentina (UIA), la Confederación Nacional de Industria de Brasil (CNI) y la Unión Industrial Paraguaya (UIP) emitieron una declaración donde solicitaron que las negociaciones entre el Mercosur y la Unión Europea (UE) para alcanzar un acuerdo comercial se "lleven a cabo de manera que exista la mayor transparencia posible".
 
Además, indicaron que el tratado que se alcance con el bloque europeo "deberá ser equilibrado, reconociendo las diferencias en los niveles de desarrollo entre las partes y prestando especial atención al impacto que pueda tener sobre los respectivos entramados de la industria".
 
Los empresarios regionales añadieron que para lograr ese equilibrio será fundamental que el acuerdo reconozca la necesidad de preservar determinadas herramientas necesarias para el funcionamiento actual y futuro del Mercosur.
 
En ese sentido, solicitaron que haya un otorgamiento de un claro "trato especial y diferenciado" que se evidencia en la extensión del período de desgravación de las canastas de bienes, una ampliación satisfactorio de cuotas de importación por parte de la UE para bienes agroindustriales y la remoción de tarifas intracuotas para esos bienes.
 
También reclamaron la eliminación de subsidios europeos a la producción de bienes agrícolas.
 
 
Este lunes, la comisaria europea de comercio, Cecilia Malmström, consideró que la UE y el Mercosur están "muy cerca de un acuerdo comercial", cuando las negociaciones parecían estancadas. El diálogo ente los representantes de ambos bloques continuará esta semana en Paraguay.
 
 
Autor: OBSERVA.COM
27-03-2018 
 
 
 
HACEN DOS AÑOS 
 
Trece países pidieron  a la UE que excluyera productos "sensibles" de ofertas a Mercosur
 
Trece países europeos, entre los que figuraban Francia, Austria y Grecia, pidieron en abril de 2017 a la Unión Europea (UE) que excluyera los productos agrícolas "sensibles", como los lácteos o las carnes, de los futuros intercambios de ofertas con el Mercosur, al opinar que su inclusión tendría efectos negativos. 
 
El asunto se trató en el marco de un consejo de ministros europeos de Agricultura, a petición de Austria, Chipre, Estonia, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Polonia, Rumanía y Eslovenia. 
 
Estos países presentaron un documento para expresar su rechazo a que se presenten propuestas de cuotas sobre productos sensibles en la oferta que la UE planteará al Mercosur (Uruguay, Paraguay, Argentina y Brasil) en los próximos meses. 
 
Asimismo, hacen dos años, pidieron que los ministros de Agricultura pudieran examinar este punto antes de que la Unión tomara una decisión sobre el futuro intercambio de ofertas tarifarias. 
 
"Una oferta a Mercosur que contenga cuotas sobre productos sensibles sería vista posiblemente como una provocación por el sector agrícola europeo y podría tener un efecto dominó en todas las negociaciones comerciales existentes y en particular en las que tienen lugar con EEUU", alertaron los trece países en la declaración. 
 
"En línea con las medidas adoptadas en el marco de su política agrícola, la UE debía demostrar que está tomando en cuenta íntegramente los intereses ofensivos y defensivos de la agricultura europea y de los sectores alimentarios en su política comercial", añadieron los países europeos peticinantes. 
 
Los ministros recordaron que la CE ha anunciado su intención de proceder a un nuevo intercambio de ofertas con Mercosur en los próximos meses y que, a tal efecto, ha iniciado un trabajo preparatorio con los Estados miembros. 
 
"Los países del Mercosur son líderes mundiales en los mercados agrícolas y sus sectores agrarios y alimentarios son muy competitivos", subrayaron los trece países europeos. 
 
Añadían que el tratamiento de los productos agrícolas sensibles se debía ajustar con el máximo cuidado y pedían que se tuviera en cuenta el análisis del impacto acumulado de las cuotas asignadas por la UE en las negociaciones bilaterales. 
 
Opinaron asimismo que, en el marco de esta negociación, el último intercambio de ofertas entre las partes, que databa de 2004, "no podía ser considerado como referencia" porque era muy desequilibrado, y llevó a la suspensión de los contactos. 
 
Además, subrayaban que "las respectivas situaciones económicas han evolucionado profundamente desde entonces". 
 
"En consecuencia, para que las negociaciones sean coherentes -se decía- con las ambiciones de la UE y concluyentes, era necesario proceder etapa por etapa y planear cuidadosamente la secuencia de la negociación para asegurar en cada fase compromisos de todas las partes y un equilibrio suficiente entre cada oferta". 
 
Por entonces, los países enfatizaban además que "el sector agrícola europeo afrontaba una difícil crisis" que había llevado a la Comisión Europea a tomar medidas en otoño de 2015 y de nuevo en marzo, que "de momento no han logrado resolver la situación, que sigue siendo muy difícil para muchos sectores agrarios". 
 
También el Comité de Organizaciones Agrarias y Cooperativas comunitarias (Copa-Cogeca) urgió a los ministros a rechazar una oferta de la CE que incluya productos agrícolas sensibles en las negociaciones con el Mercosur y alertó de su "impacto catastrófico sobre el sector agrícola de la UE", en particular del vacuno. 
 
El secretario general de esta organización, Pekka Pesonen, recordó que los agricultores de la Unión "ya están sufriendo una crisis sin precedentes por los bajos precios del mercado y los altos costes de las materias primas". 
 
En ese contexto,  se recordaba que los países del Mercosur ya eran grandes exportadores a la UE de materias primas agrícolas y que el 86% de las importaciones de carne de vacuno y el 70% de la carne de pollo procedía de ese bloque. 
 
"No necesitaban por tanto cuotas adicionales libres de tarifas para aumentar su comercio hacia la UE", añadió Pesonen, que indicó asimismo que estas importaciones "no respetan los altos estándares medioambientales y de calidad europeos" y hace un año, los países de la UE ya mostraban su preocupación por los aspectos sanitarios de la producción de carne.
 
Hacen dos años se cuestionaban desde la Unión Europea las cuotas a importar sobre carnes y lácteos del Mercosur. Hoy, en la Comisión negociadora integrada por ambos bloques, se siguen analizando las cuotas de carne y de lácteos que ingresarían al Viejo Mundo desde los países del Mercosur.
 
 
Fuentes: Matutinos de Europa/EFE/Cronista/ Redacción Radio Mercosur