21 de Abril, 2018
Radio Mercosur
América

MACRI LLEGA A LA CUMBRE DE LAS AMERICAS CON CRITICAS A VENEZUELA

Los bocinazos permanentes y el apoteótico caos de tránsito se mantienen inalterables a toda hora en esta bulliciosa y siempre nublada ciudad de once millones de habitantes, superpoblada por la llegada de los ilustres visitantes.

Responsive image
LIMA - Frustrado el encuentro con el presidente norteamericano Donald Trump-lo reemplazará aquí su vicepresidente Michael Pence-la agenda del Presidente se dividirá entre la negociación con Estados Unidos para que no incluya al país en el pago de aranceles a los importadores de acero y aluminio y (por sobre todo) en la presión directa sobre el régimen chavista para que "libere a los presos políticos" opositores y establezca "elecciones libres" más allá de los comicios convocados para el mes próximo, que Macri y buena parte de los 35 países que participan de la cumbre consideran inválidos.
 
La agenda exterior domina las obsesiones de Macri.
 
 
"Hablaremos de la evolución de la región y el impacto que la corrupción tiene en nuestros países. Pero sin dudas habrá una reflexión conjunta sobre la situación venezolana, hay una mayoría que cree que no hay un proceso democrático allí y que hay que hacer algo", afirmó a LA NACION el canciller Jorge Faurie, luego de reunirse durante la jornada con sus pares de Colombia, Perú y Bolivia, uno de los países que aún defiende al régimen de Nicolás Maduro.
 
"No hay unanimidad, si no no estaríamos discutiendo este tema. Pero hay que arbitrar políticas para mejorar un sistema electoral a todas luces amañado", agregó el canciller. Será el 
denominado Grupo de Lima, establecido el año pasado e integrado por 17 países, el que emita un documento presidencial condenatorio del proceso electoral venezolano y los comicios 
planeados por Maduro para el mes próximo. La oposición venezolana, cuyos principales representantes están en esta ciudad, avala este documento, según fuentes de la delegación argentina, y la oposición más fuerte provendrá de la delegación cubana, en teoría encabezada por Raúl Castro, aunque no es seguro que el hermano de Fidel llegue finalmente aquí mañana. "Esperamos que se sumen más países al documento", expresó Faurie antes de compartir un almuerzo con los cancilleres de los 34 participantes de la cumbre, en la colonial sede de la cancillería peruana. 
 
Eran 35 en teoría, pero Maduro fue "desinvitado", primero amagó con venir igual, y hace dos días calificó la reunión de "pérdida de tiempo".
 
 
Junto al secretario de Asuntos Estratégicos Fulvio Pompeo y su esposa Juliana Awada, Macri llegará a esta ciudad también mañana, e irá directamente al teatro Nacional, en el que se dará inicio formal a la Cumbre, y poco más tarde compartirá una cena de honor organizada por el gobierno de Martín Vizcarra, que asumió días atrás la presidencia luego de la renuncia de Pedro Pablo Kuczynski.
 
Las reuniones bilaterales confirmadas hasta ahora para el sábado son la reunión con Pence, un encuentro con el primer ministro canadiense Justin Trudeau y el presidente colombiano Juan Manuel Santos. No está prevista por el momento una reunión formal con su par brasileño, Michel Temer, cuya administración sufre un verdadero terremoto político luego de la detención del ex presidente Lula da Silva.
 
Es Santos uno de los más preocupados por la crisis del chavismo: la canciller de ese país, María Angela Olguín, le contó a Faurie que el número de venezolanos que llegaron a Colombia 
producto de la hambruna y la falta de libertades es de 1,2 millones, y que puede aumentar. En la agenda presidencial también está Marco Rubio, el senador republicano que acompañará a Pence en su visita a Perú, y que sostiene una posición intransigente con el gobierno de Maduro.
 
La negociación con Estados Unidos por los aranceles a la importación de acero y aluminio también será importante. Mañana, Faurie y el ministro de Producción Francisco Cabrera se reunirán con el secretario de Estado norteamericano Wilbur Ross y el representante de Comercio Robert Lighthizer, para convencerlos de continuar con la excepción a la Argentina de estos aranceles, que perjudica a las empresas Techint y Aluar, excepción que vence el próximo 30 de este mes. Si las negociaciones avanzan, Macri podrá mostrar algún avance en ese sentido luego de su reunión con el vicepresidente norteamericano antes de su regreso a Buenos Aires, previsto para la misma tarde del sábado.
 
 
Por: Jaime Rosemberg – La Nación – Buenos Aires