24 de Septiembre, 2018
Radio Mercosur
Política

Corte Suprema de Brasil niega recurso para otorgar la libertad a Lula

Pese a que dos jueces aún no han manifestado su decisión en torno al pedido de libertad, los tres que ya votaron lo hicieron contra la medida y por mayoría, el ex presidente brasileño seguirá preso.

Responsive image
Sao Paulo. La Segunda Sala de la Corte Suprema de Brasil conformó este miércoles una mayoría para negar el pedido de libertad para el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, preso desde el pasado 7 de abril para cumplir una pena por corrupción.
 
Pese a que dos jueces aún no manifestaron su parecer (tienen hasta este jueves para hacerlo), los tres que ya votaron lo hicieron contra la medida y por eso, por mayoría, Lula seguirá preso.
 
 
El recurso es analizado todavía por la Segunda Sala del STF, compuesta por cinco jueces que pueden votar a través de un "plenario virtual", es decir subir su voto a un sistema computarizado.
 
Debido a que aún faltan dos votos, la sentencia no fue publicada en forma oficial por la STF. Sin embargo, los principales medios del país ya anunciaron que los jueces Edson Fachin, José Antonio Dias Toffoli y Gilmar Mendes votaron en contra del recurso. El voto de Mendes, este miércoles, definió la mayoría.
 
Lula fue condenado en julio del año pasado a 9 años y 6 meses de prisión por corrupción pasiva y lavado de dinero, en un caso relacionado con los millonarios desvíos de la estatal Petrobras.
 
Corrupción pasiva y lavado de dinero. Lula fue condenado en julio del año pasado a 9 años y 6 meses de prisión por corrupción pasiva y lavado de dinero, en un caso relacionado con los millonarios desvíos que ocurrieron en el seno de la petrolera estatal Petrobras.
 
En este caso, uno de los siete que acumula en la justicia, la mayoría por sospechas de corrupción, el ex jefe de Estado (2003-2010) fue sentenciado por recibir, en concepto de soborno, un apartamento de tres plantas en el litoral de Sao Paulo de parte de la constructora OAS, implicada en la trama.
 
Esa pena fue ratificada y ampliada en enero pasado hasta los 12 años y un mes de prisión por un tribunal de segunda instancia que determinó su ingreso en prisión una vez agotados todos los recursos en esa corte.
 
El ex gobernante, que lidera todos los sondeos de opinión de cara a las elecciones presidenciales de octubre, comenzó a cumplir su pena el pasado 7 de abril en una celda de la sede la Policía Federal en la ciudad de Curitiba, en el sur del país.
 
La defensa del expresidente solicitó entonces en el Supremo su liberación ya que, a su entender, la prisión fue decretada cuando aún había recursos pendientes de análisis por el tribunal de apelación que le condenó.
 

Fuente: América Economía