24 de Septiembre, 2018
Radio Mercosur
Economía

FUERTE TEMBLOR DE LA ECONOMIA BRASILEÑA

ÚLTIMAS DE ECONOMÍA - Con el 50% de la flota fuera de uso, el movimiento fue aumentando al final de la mañana en la estación Magarça del BRT. De la agricultura a la aviación, todos los segmentos contabilizan pérdidas

Responsive image
Río de Janeiro – Brasil -30-05-2018- La vida de los brasileños, ha sido sacudido, en las últimas semanas por la huelga de los camioneros, principal vía de transporte de mercadería a través de las rutas con que cuenta el país carioca.  
 
Referencias generales:
*Un grupo de diez mujeres se encarga de preparar las comidas en el campamento de los camioneros en la Vía Dutra, a la altura de Seropédica
 
* Antonio Scorza / Agencia El Globo En Seropédica, camioneros canta himno y hacen llamamiento a los militares 30/05/2018 4:30
 
* En la autopista Regis Bitencourt, las bandas piden intervención militar Foto: Marcos Alves Camineros denuncian agresiones 29/05/2018 23:15
 
RIO, SÃO PAULO Y BRASILIA - Desde el inicio de la huelga de camioneros, el pasado día 21, el sector productivo acumula pérdidas millonarias. Los bloqueos en las carreteras han dejado el comercio al por menor sin stock y las industrias y el sector de servicios sin materia prima y empleados, paralizando la producción. Las compañías aéreas amarguen la cancelación de vuelos debido a la falta de combustible, y el Puerto de Santos, el mayor terminal de América Latina, opera con serias restricciones. Y la situación llevará algún tiempo para normalizarse, lo que significa impacto en la economía.
 
 
El presidente de Insper, la sociedad no percibió que ella es quien pagará la cuenta del acuerdo con los camioneros
 
La Confederación Nacional de la Agricultura (CNA) estima las pérdidas en R $ 6,6 mil millones y advierte que habrá falta de alimentos y alta de precios en los supermercados. Según el superintendente técnico de la CNA, Bruno Lucchi, ese perjuicio es sólo en la producción primaria y no considera el procesamiento y la industria de insumos.
 
Uno de los sectores más afectados es el de pollos y cerdos, que ocasiona un perjuicio de R $ 3 mil millones, según la Asociación Brasileña de Proteína Animal (ABTA). Prácticamente todas las unidades de producción y 235 mil trabajadores están parados, 70 millones de pollos murieron, y mil millones de aves y 20 millones de cerdos aún corren el riesgo de morir. La recuperación tardará, porque son ciclos largos de producción: la cadena del pollo tardaría dos meses, y la de los cerdos, 180 días.
 
Más datos de Referencia:
 
* La TST considera la huelga ilegal.
 
* Un país dependiente de los camiones: los errores históricos explican falta de inversiones en carreteras y ferrocarriles.
 
En tanto, la producción de soja ha caído, diariamente, 400 mil toneladas del grano, y 360 mil litros de leche fueron descartados, el perjuicio económico es de R $ 1.200 millones.
 
En el sector textil, el drama es parecido. Según el presidente de la Asociación Brasileña de la Industria Textil (Abit), Fernando Pimentel, las pérdidas ya superan los R $ 1,9 mil millones, y el 70% de las empresas representadas por la entidad ya pararon o están a punto de parar.
 
- No hay previsión de reanudar la producción. Estamos sin liderazgo (política), y esa situación ya trasciende el sentido común.
 
El presidente de la Cámara Brasileña de la Industria de la Construcción (CVI), José Carlos Martins, estima que el 40% de las actividades del sector han sido alcanzadas, comprometiendo negocios de R $ 2,4 mil millones. Y el Sindusfarma, que representa la industria de medicamentos, estima pérdidas de R $ 1,6 mil millones, debido a interrupciones en la producción y problemas en la entrega de medicamentos en farmacias y hospitales.
 
La producción automovilística está parada desde el pasado viernes. La Federación de Industrias del Estado de Río (Firjan) calcula que esto causará una pérdida de R $ 77 millones en el PIB de su industria de transformación.
 
De acuerdo con la Confederación Nacional del Comercio (CNC), las pérdidas del sector deben golpear R $ 3,1 mil millones, considerando cinco estados - Río de Janeiro, São Paulo, Minas Gerais, Paraná y Bahía - más el Distrito Federal. Con ello, la CNC redujo su previsión para el crecimiento del comercio este año del 5,4% al 4,7%. El perjuicio se divide entre R $ 1,42 mil millones en la venta de combustibles y lubricantes y de R $ 1,73 mil millones en el comercio de hortifrutigranjeros, hasta el día 28.
 
  En la ciudad de Río, el Club de Directores Loquistas (CDL-Rio) estima una caída del 80% en la facturación del comercio durante la huelga. En el segmento de bares y restaurantes, dice el SindRio, el perjuicio es de R $ 20 millones, con retroceso del 40% en el movimiento. En el estado, la pérdida llega a R $ 34 millones.
 
Más de 270 vuelos han sido cancelados hasta ayer, un perjuicio superior a los 400 millones de reales, según la compañía. 
 
En el puerto de Santos, los embarques de contenedores para exportación están prácticamente paralizados, y la capacidad de almacenamiento está cerca del límite. Según el Sindicato de las Agencias de Navegación Marítima de São Paulo (Sindamar), unas 250.000 toneladas dejaron de embarcar hasta el día 25, el equivalente a 17,86 mil contenedores, destinados principalmente a Europa, Estados Unidos y Asia. Desde el inicio de la huelga, los daños pasan de 100 millones de dólares, estima el Sindamar. Para normalizar el abastecimiento de combustibles, el Consejo Administrativo de Defensa Económica (Cade) aprobó ayer que las distribuidoras compartan sus equipos logísticos. La medida se extenderá a las demás empresas del sector que tengan interés en dividir sus bases de distribución. 
 
RIO - Hola, buen día.
Con producción paralizada, existencias cero y falta de insumos, el sector productivo contabiliza los daños causados por la huelga de los camioneros. En varios días, la pérdida en la agropecuaria se estima en R $ 6,6 mil millones. En el comercio, el impacto es de R $ 3,1 mil millones y, en la construcción, R $ 2,4 mil millones. Se lanzaron 360 mil litros de leche y 70 millones de pollo murieron. La industria de cerdos calcula que sólo se recupera en seis meses.
 
En las calles, el miedo se suma a la incertidumbre sobre la reanudación de los servicios. Líderes sindicales denuncian amenazas y agresiones contra camioneros que quieren volver al trabajo, y transportadoras piden ayuda de la policía para liberar flota. Los granjeros admitieron al GLOBO que ayudaron al movimiento. El columnista Ancelmo Gois informa que milicianos armados impidieron la salida de camiones en tres ciudades de Río.
 
Para pagar parte de la cuenta de las concesiones hechas a los huelguistas, el Senado aprobó el proyecto sobre la reoneración (reanudación del cobro de impuestos) de la nómina de 28 sectores. El Congreso espera el veto del presidente Michel Temer a la enmienda que cierra la alícuota del PIS / Cofins. Evitar, así, una renuncia fiscal de R $ 12 mil millones.
 
El ministro de Hacienda, Eduardo Guardia, dice a la columna de Míriam Leitão que el arreglo para la caída del precio del diesel es temporal.
 
Lydia Medeiros afirma que Guardia acumula de los derrotas en la crisis.
 
Temer que se mueve en la política de precios de Petrobras y dice que no hay más qué negociar con huelguistas.
Bernardo Mello Franco: movimiento de camioneros debilita más al gobierno de Michel Temer.
Por su parte, los petroleros anunciaron paralización de 72 horas desde la medianoche, en al menos 6 refinerías de todo el país.  Afirman que no recibieron el Tribunal del Tribunal Superior del Trabajo (TST), que la noche del miércoles declaró ilegal el movimiento. La mayoría atendió a la Unión y Petrobras, que alegaron motivación política. En caso de incumplimiento, la multa diaria es de R $ 500 mil.
Además de la reducción de precios del gas de cocina y de combustibles, los petroleros quieren la salida inmediata del presidente de la estatal, Pedro Parente.
 
En busca de sobras
 

La agonía de los brasileños con la crisis de abastecimiento va más allá del vacío de los estantes de supermercado. Familias que dependen de verduras, frutas y verduras descartadas para alimentar a la familia, regresaron a Ceasa para hacerse de productos rechazados.

 

 

En medio de la crisis, el Congreso se mantiene atento a las articulaciones para la disputa presidencial. La bancada del PR en la Cámara intenta seducir al empresario Josué Gomes, hijo de José Alencar, vice de Lula, a representar a los partidos de centro en las elecciones.

 

 

El columnista Merval Pereira dice que los candidatos huyen de los enfrentamientos y, por eso, plantean colaborar con la solución de los problemas del país.

 

Fuente: O Globo – Brasil – 30-05-2018