09 de Diciembre, 2018
Radio Mercosur
Mercosur

LAS ELECCIONES PRESIDENCIALES DE HOY EN BRASIL

Brasil hoy se enfrenta a las elecciones presidenciales más polarizadas. Bolsonaro encabeza las encuestas, seguido de Haddad. Nuevas marchas vistieron algunas ciudades de Brasil contra el candidato ultraconservador,

Responsive image
BRASIL -  Impedidos de hacer campaña formal, los candidatos a la presidencia de Brasil se lanzaron a las redes sociales con transmisiones en vivo y una nerviosa catarata de tuits, en la víspera de una elección polarizada a la que el ultraderechista Jair Bolsonaro llega como favorito.
 
Bolsonaro, que apuesta a ganar en primera vuelta, tiene 36.7% de intención de voto (42.6% en la proyección de votos válidos), según una encuesta del instituto MDA para la Confederación Nacional de Transportes difundida ayer. Le sigue Fernando Haddad (Partido de los Trabajadores, izquierda), con 24% (27.8% de votos válidos).
 
"Durante mucho tiempo el brasileño tuvo que elegir entre opciones que no lo representaban. ¡Ahora es diferente! Amamos Brasil, defendemos la familia y la inocencia de los niños, tratamos a los criminales como tales y no nos involucramos en casos de corrupción", aseguró Bolsonaro, que creció en los sondeos de forma ininterrumpida con una retórica incendiaria, la defensa de valores tradicionales y promesas de mano dura contra la delincuencia.
 
 
 
El excapitán del Ejército y diputado de 63 años renovó sus llamados a emitir un "voto útil" para vencer en primera vuelta.
 
En un intento por mostrar su fuerza, sus partidarios recorrieron las calles de Brasilia, en una larga caravana de automóviles.
 
Por su lado, Haddad -que recorrió el estado de Bahía, se sumó a la carrera de tuits en un último esfuerzo por asegurar su lugar en una segunda vuelta, prevista para el 28 de octubre.
 
La cuenta oficial de Lula se unió a la campaña pidiendo a sus simpatizantes "declarar su voto por Haddad en las redes sociales".
 
El PT gobernó Brasil de 2003 a 2016, un reinado de 13 años que terminó brutalmente con la destitución de Dilma Rousseff por el Congreso, acusada de manipular las cuentas públicas. Unos 147 millones de brasileños están convocados a votar el domingo para elegir al sucesor de Michel Temer.
 
 
Jair Bolsonaro, defensor de la familia, Dios y las armas
 
Apodado el Donald Trump brasileño, este excapitán del Ejército, de 63 años, con un discurso antisistema en un país en crisis política, económica y de seguridad
 
Jair Bolsonaro / AFP
AFP
 
Defensor la familia tradicional, de Dios y del porte de armas: El diputado ultraderechista Jair Bolsonaro sobrevivió a una puñalada y a su propia trayectoria gris, hasta colocarse como favorito en las presidenciales.
 
 
A menudo apodado el Donald Trump brasileño , este excapitán del Ejército, de 63 años, ha impulsado su campaña a través de las redes sociales, con un discurso antisistema en un país en crisis política, económica y de seguridad.
 
Se hizo más conocido por su retórica inflamada y sus comentarios de tintes homofóbicos, misóginos y racistas que por su labor de casi tres décadas como diputado, en las que logró hacer aprobar sólo dos proyectos.
 
El mes pasado, estuvo a punto de morir cuando un hombre le asestó una puñalada en el abdomen en un mitin en Minas Gerais. No pudo retomar la campaña en las calles, pero siguió activo en las redes sociales.
 
Nacido en 1955 en Campinas, cerca de Sao Paulo, en una familia de origen italiano, Bolsonaro ha forjado su carrera principalmente en Rio de Janeiro, donde fue elegido concejal en 1988 y donde obtuvo su primera banca como diputado federal dos años después.
 
 
Elecciones en Brasil: la región observa expectante la disputa a la presidencia entre Jair Bolsonaro y Fernando Haddad
 
Los 147,3 millones de electores brasileños escogerán este domingo al nuevo mandatario del país en medio de una pronunciada polarización. Los dos favoritos a ganar los comicios más imprevisibles desde que se recuperó la democracia en 1985 aprovecharon las redes sociales para poder extender la campaña
 
Aunque las encuestas muestran que el virtual ganador de la primera vuelta  podría ser Jair Bolsonaro, la región no deja de mirar expectante lo que serán los resultados de este 7 de octubre en Brasil que darán una pista del rumbo político que puede tomar la economía más grande de Sur América.
 
Los sondeos indican que los brasileños tendrán que optar en el balotaje entre el modelo liberal propuesto por Bolsonaro, que defiende las privatizaciones y la reducción del gasto público, o el intervencionista de Fernando Haddad, quien promete derribar las medidas de ajuste fiscal de los dos últimos años para que el gasto público pueda "ayudar a hacer girar a la economía".
 
 
Brasil como potencia tiene una gran influencia en la región, es por esto que las elecciones son de gran importancia. Dependiendo de los resultados, el tablero geopolítico latinoamericano puede cambiar de forma drástica.
 
El vencedor de las elecciones asumirá un país que, según las últimas proyecciones del Gobierno, tan sólo ganará un 1,3 % este año tras haber crecido un tímido 1 % en 2017 y que aún sufre los efectos de la profunda recesión de 2015 y 2016, la peor en varias décadas y que dejó una retracción acumulada de cerca del 7 %.
 
Por otra parte, hay muchos que opinan que la rabia hacia las élites impulsaría a un candidato desconocido, o dejaría atrás la hegemonía del Partido de los Trabajadores y del Partido de la Democracia Social.
 
Bolsonaro acumuló 36% en la encuesta de Datafolha más reciente una ventaja de 14 puntos sobre Haddad. El sondeo abarcó 19.552 personas entre viernes y sábado y tiene un margen de error de 2 puntos porcentuales. Si ningún candidato obtiene la mayoría de los votos, habrá que ir a una segunda vuelta el 28 de octubre.
 
"En general, estas son las elecciones más extrañas que he visto en mi vida", dijo Monica de Bolle, directora del departamento de estudios latinoamericanos de la Universidad Johns Hopkins.
 
Estas elecciones también muestran una tendencia en la región que preocupa algunos sectores de la sociedad y que tiene que ver con el ascenso de grupos evangélicos a la escena política. Además, el desarrollo de estas iglesias se traduce en un aumento del voto conservador, según señalan expertos.
 
 
Fernando Haddad junto a su fórmula a la vicepresidencia Manuela d’Avila. (REUTERS/Rodolfo Buhrer)
 
Gracias al respaldo activo de los movimientos evangélicos, particularmente poderosos en el gigante sudamericano, el domingo la balanza electoral se estima que estará a favor de Bolsonaro.
 
"Las recientes elecciones en Chile, Costa Rica, México, Colombia, Guatemala y la del domingo en Brasil revelan una polarización creciente del electorado y un giro político a la derecha", estima el estadounidense Andrew Chesnut, director de Estudios Católicos en la Virginia Commonwealth University de Estados Unidos.
 
También está el mercado, que parece estar más cómodo con una victoria de Bolsonaro. La posibilidad de que gane las elecciones ha llevado a la bolsa de Sao Paulo a subir con fuerza en los últimos días.
 
"Creo que el mercado no está apreciándose por la posible victoria de Bolsonaro sino por la posible derrota de Haddad. Porque el mercado sabe lo que representan el PT y sus políticas económicas, a las que atribuye el elevado déficit fiscal, pero no sabe nada de Bolsonaro. Su política económica es una interrogación", dijo el analista André Perfeito, economista jefe de la corredora Spinelli.
 
Con información de EFE, AFP y AP