18 de Octubre, 2018
Radio Mercosur
Política

ACUERDOS NON SANCTOS ENTRE URUGUAY Y VENEZUELA

Responsive image
BUENOS AIRES - En tiempos en que gran parte de la comunidad internacional aumenta sus esfuerzos para presionar al régimen de Nicolás Maduro, Uruguay mantiene la misma postura que viene adoptando en los últimos años. La semana pasada, mientras seis países -entre ellos Argentina, Chile, Perú, Colombia y Paraguay- presentaban una denuncia ante la Corte Penal Internacional (CPI) contra la dictadura chavista, la cancillería uruguaya aseguraba que no tenía claro que hayan habido crímenes de lesa humanidad en Venezuela.
 
En diálogo con Infobae, el precandidato a la presidencia de Uruguay, Enrique Antía, criticó la postura del gobierno de Tabaré Vázquez frente a la crisis del país caribeño y se refirió a "acuerdos non sanctos" con el régimen chavista: "Se está equivocando feo en su posicionamiento con Venezuela. Yo creo que perdió la memoria porque cuando Uruguay tuvo dictadura y tenía problemas, Venezuela fue un país amigo que recogió a los uruguayos sin mirar a quién".
 
Asimismo, aseguró que un eventual gobierno bajo su conducción cambiará esa realidad y denunciará las dictaduras: "Cuando seamos gobierno vamos a amparar y proteger a todos aquellos que luchan por las libertades y vamos a denunciar a las dictaduras".
 
En su paso por Buenos Aires, el intendente de Maldonado, quien en agosto pasado fue oficializado como el precandidato presidencial del grupo de intendentes "Mejor País" por el Partido Nacional de cara a las elecciones generales del próximo año, también analizó la actualidad de la región y cómo las corrientes populistas provocaron "mantos de corrupción impresionantes".
 
Otro de los temas que abordó, y que tiene una gran importancia para el progreso de Uruguay, es el Mercosur. Al respecto, consideró que es vital dejar atrás "los años de un Mercosur ideológico" para empezar a priorizar lo "comercial".
 
-La misma semana en que seis países presentaron una denuncia ante la Corte Penal Internacional (CPI) contra el régimen de Nicolás Maduro, la cancillería de Uruguay decía que no estaba segura de que haya habido crímenes de lesa humanidad en Venezuela. ¿Qué opinión tiene respecto a la postura que viene teniendo el gobierno uruguayo ante la crisis venezolana, y qué postura tendrían ustedes en caso de llegar al Ejecutivo?
 
-Es clarito, no se quiere quemar. Pero realmente se está equivocando feo en su posicionamiento con Venezuela. Yo creo que perdió la memoria porque cuando Uruguay tuvo dictadura y tenía problemas, Venezuela fue un país amigo que recogió a los uruguayos sin mirar quién. Y hoy, que Venezuela tiene dictadura, y que por miles están yéndose de Venezuela, Uruguay no está actuando de la misma manera. Creo que hay compromisos políticos, y algunos compromisos políticos tal vez bajo acuerdos non sanctos le impide ser libre a la hora de tomar decisiones. Creo que es un error de la política internacional de Uruguay, que vulnera la historia de la política exterior uruguaya respecto a las libertades, a la legalidad internacional. Y yo creo que ahí se está equivocando, y feo. Vamos a cambiar eso, por supuesto. Nosotros cuando seamos gobierno, el Partido Nacional va a ser gobierno, sin dudas, y si le toca a nuestro grupo está claro que en materia de inserción social no tenemos mayores diferencias con los otros sectores del partido, vamos a cambiar el sistema de inserción internacional, y vamos a reconocer las libertades y vamos a amparar y proteger a todos aquellos que luchan por las libertades y vamos a denunciar a las dictaduras. Eso que no te quepa duda.   
 
-Hay muchos países de la región que están recibiendo a los migrantes venezolanos. ¿Cómo es el caso de Uruguay?
 
-Muchos, venezolanos y cubanos… Estamos recibiéndolos. Están entrando por todos lados. Es un colador Uruguay, entran por todos lados, por el lado de Brasil, por el lado de Argentina, o vienen directamente. Siempre Uruguay fue un país de inmigrantes y en eso vamos a honrar esa historia. Oleadas de italianos y españoles, vascos que vinieron en otras épocas… se formó nuestra comunidad en función de eso. Les vamos a dar todas las garantías que nos dieron a nosotros cuando tuvimos que salir. ¿Cuántos miles de uruguayos vinieron a Argentina? Y fueron siempre bien recibidos. En eso no vamos a actuar de otra manera.
 
-Si bien Venezuela sigue bajo la dictadura de Maduro, en los últimos años ha habido un claro cambio en algunos gobiernos de la región. ¿Cómo ve esos cambios que se dieron en países como Argentina, Brasil, Chile y Ecuador, después de varios años de populismo? ¿Es la corrupción el gran desafío a combatir en América Latina?
 
-La corrupción está muy asociada al populismo. El exceso de poder popular generó mantos de corrupción impresionantes. Las mayorías absolutas que generaba ese populismo encubrió casos de corrupción. En algunos lugares muy grande, lo vemos en Brasil, donde las empresas más importantes daban por sentado que había populismo para rato y negociaron cualquier transa, y también lo vimos en Argentina. Lo estamos descubriendo todos los días horrorizados, y la verdad con un poco de vergüenza ajena… a veces cuando nos enteramos de situaciones me imagino el dolor del pueblo argentino cuando se empieza a enterar de detalles de situaciones vinculadas a la corrupción tremendas, cuando hay tanta gente que está precisando el respaldo y el apoyo del Gobierno.
 
-Lula fue detenido en Brasil este año por un caso de corrupción, ¿la ve a Cristina Fernández de Kirchner presa?
 
-Si hay justicia, y la justicia es independiente, tendría que actuar. Yo no le deseo la cárcel a nadie, pero cada uno tiene que hacerse responsable de sus actos.
 
Antía pidió un Mercosur más comercial y menos politizado .
 
-Pasando al plano comercial, ¿qué análisis hace de la actualidad del Mercosur y las negociaciones trabadas que hay con la Unión Europea?
 
-Nosotros pensamos en un Mercosur que se abra al mundo porque no nos podemos quedar encerrados en este Mercosur. Y la visión que hubo en estos años de un Mercosur ideológico, que priorizó lo ideológico por sobre lo comercial, nos aisló del mundo.
 
-¿Para usted es un bloque más político que económico?
 
-Fue un bloque más político. Tiene que ser un acuerdo de comercio, que es lo que nos beneficia. Fíjese que por momentos, ideológicamente dejaron casi morir a Paraguay para darle entrada a Chávez…mire lo que resultó Venezuela. Eso lo vivimos todos, y a los hermanos paraguayos casi los tiramos para un costado, y hoy la economía que más está creciendo en la región es la paraguaya. A pesar de un integrar un Mercosur, es minoría. Entonces está claro que tenemos que tener un Mercosur distinto porque si nosotros tuviéramos la visión de trabajar abriéndonos más al mundo tenemos un enorme futuro. China e India tienen la mayoría de los habitantes del mundo, precisan alimentos para los próximos cien años. ¿Dónde están los alimentos? Están en Argentina, Uruguay, Paraguay, y en Brasil. Están en nuestro Mercosur. Tenemos que buscar la manera de ingresar en acuerdos comerciales especiales y no cerrarnos, porque durante estos años veíamos a un Itamaraty peleando por sus empresarios paulistas con una cercanía de empresarios argentinos cerrando fronteras. ¿Y progresaron, crecieron, se modernizaron? Yo no lo vi. Y menos en Uruguay, que es más chiquitito, es prisionero de eso. Entonces nosotros vamos a luchar desde adentro del Mercosur, porque no nos podemos ir del Mercosur, porque los vecinos son los vecinos, y aparte los precisamos, luchar para que países pequeños tengamos un poco más de independencia que nos permita vivir. No que nos quedemos sin oxígeno. Y eso es un poco de lo que estábamos reclamando  en un cambio de la inserción internacional para mí país.
 
 
 Infobae – 08-10-2018
Por Lucas Goyret
lgoyret@infobae.com