12 de Diciembre, 2018
Radio Mercosur
Zona Franca

EJERCICIOS FINALES DE LA BRIGADA DE MONTAÑA EN NEUQUÉN

Las unidades que componen la VIta Brigada de Montaña realizaron sus ejercitaciones finales en los campos de instrucción de la provincia de Neuquén.

Responsive image
El Regimiento de Infantería de Montaña 26 se desplazó hasta el campo de instrucción Pulmarí mediante una marcha motorizada de 140 kilómetros, seguida de otra a pie de 15 kilómetros con equipo y armamento.
 
Durante 5 días, los hombres y las mujeres de la unidad prepararon, organizaron y operaron posiciones defensivas; efectuaron reconocimientos, ensayos y acciones ofensivas de la defensa; ejecutaron tiro con munición de guerra de armas portátiles y morteros de día y de noche, y realizaron todos los apoyos logísticos necesarios para el normal desarrollo y cumplimiento de la operación.
 
El repliegue final hasta el cuartel en Junín de los Andes se hizo con una marcha mixta motorizada de 80 kilómetros y a pie de 60 kilómetros en dos jornadas.
 
 
Por su parte, el Grupo de Artillería 16 llevó a cabo sus maniobras en los campos de instrucción de Cerro Negro, donde realizó tiro con las piezas de 155 milímetros, y Pulmarí.
 
En este último, las baterías de tiro desarrollaron actividades de planeamiento y ejecución, reconocimientos, y elección y ocupación de posiciones, tanto diurnas como nocturnas. La Batería Comando y Servicios ejecutó todas las tareas logísticas de sostenimiento de la unidad, así como actividades topográficas y de dirección de los fuegos.
 
En la fase final del adiestramiento, se efectuó un cambio de posición y un repliegue con marcha hacia su asiento de paz en Zapala.
 
Las ejercitaciones fueron inspeccionadas por el comandante de la VIta Brigada de Montaña, general de brigada Gustavo Jorge Planes.
 
Los escuadrones de Exploración Motorizado A y Montado B del Regimiento de Caballería de Exploración de Montaña 4, apoyados por sus trenes de campaña y combate, exploraron los caminos de aproximación entre San Martín de los Andes y Pulmarí, distantes 190 kilómetros.
 
Ya en el campo de instrucción y durante 11 días, la unidad desarrolló distintos ejercicios y realizó tiro de combate, para finalizar con el retorno a la unidad mediante una marcha de los escuadrones mencionados.
 
 
La Compañía de Cazadores de Montaña 6, con el apoyo de la Sección de Aviación de Ejército de Montaña 6 realizó, durante 10 días, ejercitaciones en terreno montañoso, ejecutando procedimientos de combate que pusieron a prueba las capacidades de sus hombres en un ambiente sumamente hostil.
 
Todas estas actividades fueron integradas con el Comando de la VIta Brigada de Montaña gracias al profesionalismo de los integrantes de la Compañía de Comunicaciones de Montaña 6, quienes se desplazaron hasta Pulmarí.
 
Allí, integraron el centro de comunicaciones principal y secundario, empleando los sistemas digitales de comunicaciones de reciente provisión a la subunidad.
También, esta subunidad independiente realizó tiro de combate en las instalaciones de la Guarnición Militar Zapala.