12 de Diciembre, 2018
Radio Mercosur
América

TRATADO DE LIBRE COMERCIO ENTRE CHILE Y BRASIL

El Acuerdo de Libre Comercio entre Chile y Brasil constituye un instrumento comercial de “última generación”, moderno y ambicioso.

Responsive image
A través de sus 24 Capítulos, establece normas que facilitarán el comercio y las inversiones entre ambos países, en los sectores tanto de bienes como de servicios, alineándose a las dinámicas actuales de la economía internacional. 
 
SANTIAGO DE CHILE -  Chile y Brasil alcanzaron un acuerdo amplio y de altos estándares, que sin duda será un fuerte impulso para fortalecer, aún más, sus relaciones económicas comerciales, así como la integración regional, en particular en el ámbito del acercamiento entre el MERCOSUR y la Alianza del Pacífico.
 
Las negociaciones concluyeron el pasado 19 de octubre, sólo 5 meses después de su inicio, lo cual refleja el compromiso de ambos países de cumplir el mandato de sus presidentes. El instrumento, sobre la base del libre comercio arancelario ya establecido por el Acuerdo de Complementación Económica 35, entre Chile y el Mercosur, permitirá ampliar y profundizar la integración comercial bilateral, en directo beneficio de los operadores económicos y consumidores de los dos países.
 
 
 
 
Se destaca el compromiso alcanzado entre Chile y Brasil para que en el plazo de un año a partir de la entrada en vigencia del Acuerdo se logre la eliminación del “roaming” internacional para telefonía móvil y transmisión de datos, lo cual tendrá un impacto directo en la facilitación y el desarrollo de actividades económicas, tales como el turismo, el comercio digital y la prestación de servicios.
 
El Acuerdo incluye normas de apoyo para que las micro, pequeñas y medianas empresas (MIPYMEs) puedan beneficiarse efectivamente del Acuerdo. En materia de Compras Públicas, permitirá que las MIPYMEs de Chile y Brasil participen en las licitaciones que se realicen en la otra parte, compitiendo en igualdad de condiciones con los proveedores locales. Otro capítulo de gran impacto para las MIPYMEs es el de Comercio Electrónico, que contiene disposiciones para facilitar y mejorar las condiciones en las que los proveedores chilenos y brasileños de servicios y productos operen por vía electrónica en los dos mercados.
 
En Facilitación del Comercio, los compromisos asumidos van a acelerar y reducir los costos de los trámites de importación, exportación y tránsito de bienes. En su aplicación, los compromisos se extienden a todos los órganos involucrados en los trámites de comercio exterior. Asimismo, se acordó avanzar en las ventanillas únicas de comercio exterior y en documentación en formato electrónico que contribuya a una mayor fluidez en el comercio exterior.
 
 
En el ámbito de las medidas no arancelarias – sanitarias, fitosanitarias y de estándares técnicos –, se adoptaron compromisos para impulsar y agilizar el comercio bilateral, para avanzar en la convergencia, armonización o el reconocimiento de exigencias técnicas, así como para abordar y resolver, de manera expedita, todos los problemas que puedan surgir entre ambos países. Al mismo tiempo, se quedaron plenamente salvaguardadas las facultades de fiscalización de los entes reguladores, en cuanto a asegurar los niveles de seguridad y calidad vigentes en ambos países.
 
En ese contexto, se adoptó un anexo regulatorio en el sector de productos orgánicos, a través del cual las Partes reconocen mutuamente sus sistemas de certificación orgánica. Se reconocieron también las indicaciones geográficas del pisco chileno y la cachaça brasileña.
 
Se incorporó, por primera vez en un acuerdo de libre comercio, un capítulo de Cadenas Regionales y Globales de Valor, a través del cual ambos países reconocen la importancia de aprovechar mejor sus complementariedades en el comercio de bienes, servicios e inversiones y de emprender actividades y acciones que permitan sus empresas insertarse en estas cadenas, con atención a las PYMES.
 
Asimismo, con el fin consolidar el marco jurídico no arancelario de los dos países, al Acuerdo fueron incorporados los instrumentos bilaterales de contratación pública, cooperación y facilitación de inversiones e inversiones en instituciones financieras.
 
 
Fuente: Oficial de Brasil
21-11-2018