19 de Abril, 2019
Radio Mercosur
Economía

PRIMER AÑO EXITOSO DE LOS VUELOS LOW COST EN ARGENTINA

Según datos de Transporte, el ingreso de compañías como Flybondi y Norwegian abrió el potencial del "crecimiento del sector aerocomercial argentino en su conjunto". Flybondi fue la primera línea low cost en entrar al mercado argentino

Responsive image
BUENOS AIRES - Más de un millón de personas viajaron por la modalidad low cost en la Argentina, según anunció el gobierno esta tarde por medio de un comunicado del Ministerio de Transporte, el organismo a cargo de Guillermo Dietrich y desde donde se impulsa la llamada "revolución de los aviones".
 
"La expansión de los vuelos de bajo costo refleja el crecimiento del sector aerocomercial argentino en su conjunto", destacaron desde Transporte.
 
Se trata de datos de 2018 para pasajes por todo el país y algunos destinos internacionales, como Punta del Este y Asunción de Paraguay. Y se toma en cuenta los datos de las compañías Flybondi y Norwegian, la empresas radicadas localmente con pilotos argentinos. En pocos días se cumplirá el aniversario del primer vuelo low costlocal: el 26 de enero entre Córdoba e Iguazú con 189 pasajeros.
 
 
Hoy, Flybondi y Norwegian ofrecen vuelos en 34 rutas y conexiones entre 18 destinos, entre nacionales e internacionales. Vuelan desde Aeroparque y El Palomar y otras 12 ciudades del interior. Este año se sumará también JetSmart, de capitales estadounidenses, que ya está volando, pero sólo a Chile y no rutas locales (y aún no constituyó una empresa local).
 
Desde Transporte destacan la evolución en la demanda de ese  segmento: luego de registrarse 100.000 pasajeros en los primeros 3 meses, la cifra creció a 200.000 a los 4 meses y medio para saltar a 500.000 a los 8.
 
El impacto de las low cost está en línea con los datos oficiales que comunicó Dietrich a principios de mes, cuando confirmó que en 2018 se efectuaron 29,1 millones de viajesentre vuelos internacionales y de cabotaje en el país. La cifra sitúa al año pasado como el de mayor cantidad de pasajeros desde que se mide esa información.
 
Norwegian, la otra low cost que operó en 2018 (Adrián Escandar)
 
Con todo, si bien desde la cartera consideran que la cifra anual es alentadora, la evolución a lo largo del período reflejó la desaceleración producto de menor capacidad de gasto y el impacto de la coyuntura económica. Cifras de Flybondi, por ejemplo, señalan que durante el año sus vuelos tuvieron un nivel de ocupación cercano al 65 por ciento.
 
El ingreso de las low cost determinó un cambio de estrategia para las aerolíneas más tradicionales, incluyendo a Aerolíneas Argentinas. La línea aérea de bandera, que concentra cerca de 70% del mercado, aprovechó la eliminación del piso tarifario, en un punto vendiendo 393.000 tickets en tan sólo una semana.
 
Entre las ciudades del interior conectadas con vuelos low cost se encuentran Córdoba, Mendoza, Iguazú, Bariloche, Salta, Jujuy, Tucumán, Neuquén o Santiago del Estero, Posadas, Bahía Blanca y Trelew.
 

CÓMO FUNCIONAN LAS LOW COST EN LA ARGENTINA
 
Para tener en cuenta: Los viajes de bajo presupuesto están transformando la industria aérea del país. Conocé cuáles son las ventajas y las desventajas de volar con esta modalidad.
 
Aunque el precio del vuelo es lo primero que tiene en cuenta la mayoría cuando compra un pasaje (al punto que, si el viajero cuenta con cierta flexibilidad, decidirá la fecha y el destino en base a la tarifa), es importante diferenciar entre una compañía que ofrece servicio "low cost" y una aerolínea que vende un vuelo económico.
 
 
Mucho se viene hablando de este tema desde el Gobierno nacional decidió oficializar la concesión de 135 nuevas rutas por 15 años y la autorización a operar en algunas de ellas a nuevas líneas aéreas, entre ellas algunas "Low Cost".
 
Por eso, una oferta o una promoción especial por parte de una línea aérea nada tienen que ver con las empresas que solamente permiten llevar un bolso de mano, un objeto personal -como la cartera- y un abrigo con la compra del boleto, cobrando aparte el equipaje despachado, la elección del asiento, la comida a bordo y, en algunos casos, hasta el entretenimiento.
 
De acuerdo a lo publicado por el Diario Clarín, seleccionamos una serie de ventajas y desventajas para que te sea más fácil considerar los aspectos más convenientes de las "low cost".
 
Ventajas
Los pasajes pueden llegar a costar hasta un tercio de la tarifa en una compañía tradicional. Por supuesto, se consideran "adicionales" o "extras" todos los servicios que no sean el vuelo en sí y el equipaje de mano, cuyo peso y medidas varían según la aerolínea y se miden de forma estricta.
Los precios no cambian demasiado entre las temporadas. Es decir, los viajeros podrán encontrar vuelos baratos en cualquier época del año.
Los vuelos son directos, sin escalas.
El tiempo es oro en las aerolíneas "low cost", por lo que los aviones suelen salir muy puntuales.
Los pasajeros tienen que subir y bajar mucho más rápido que en las compañías tradicionales.
Al seguir en las redes a este tipo de aerolíneas, nos iremos enterando de tarifas más ventajosas aún y de tips para volar (por ejemplo, llevar los pasajes impresos, averiguar si la aerolínea en la que volamos acepta los carry on como equipaje de mano, etc.).
Desventajas
Algunas veces, el dinero que ahorramos en los pasajes aéreos lo terminamos pagando en comidas a bordo, valijas despachadas en bodega y/o exceso de equipaje.
Como las aerolíneas "low cost" transportan más cantidad de pasajeros en la clase Económica, se viaja más apretado y en asientos que casi no se reclinan.
La anticipación también es un factor a tener en cuenta en las "low cost". Con excepción de ofertas puntuales, la mayoría de los vuelos largos son más baratos si se compran con antelación.
Muchas veces estas compañías usan aeropuertos secundarios o llegan a localidades que se encuentran en las afueras de las grandes ciudades. Tener cuidado con los costos que pueden significar los traslados.
  
Fuente: Infobae /Clarin

19-01-2019