22 de Marzo, 2019
Radio Mercosur
América

UNION EUROPEA BUSCA SOLUCIONAR GRAVE CRISIS EN NICARAGUA

La Unión Europea busca solucionar la crisis política y social en Nicaragua. Ante el crecimiento de las protestas y la represión por parte del gobierno de Daniel Ortega, el bloque advierte aumentar las sanciones para cambiar esta situación

Responsive image
Bruselas - La Policía Nacional de Nicaragua bloqueó el paso a una manifestación contra el Gobierno de Ortega, que tenía como el lema Vamos ganando, y que transcurrió sin incidentes y bajo una fuerte presencia policial.
 
En tanto, la Unión Europea (UE) está dispuesta a "usar todos los medios" a su alcance para lograr una solución a la crisis en Nicaragua, una advertencia que el bloque debe respaldar indicó un alto funcionario europeo.
 
 
Nicaragua se encuentra sumida en una crisis política desde abril, cuando una fallida reforma del seguro social desató inesperadas protestas, que se transformaron en una demanda para la salida del presidente Daniel Ortega.
 
Según grupos humanitarios, al menos 325 nicaragüenses murieron durante las protestas por el "uso excesivo de la fuerza" por parte del gobierno, y más de 600 están presos por participar en las manifestaciones. Los cancilleres de los 28 países europeos tienen previsto aumentar la presión sobre Managua el con la aprobación de una declaración "a causa del deterioro de la situación en el país", agregó la fuente.
 
 
Aumentar las sanciones
 
Además de expresar su preocupación, los 28 advertien que "si la situación continúa deteriorándose, considerarán activamente el uso de todos los instrumentos a su alcance" para lograr una solución y agregó el alto funcionario europeo, que pidió el anonimato, que "esto podría incluir medidas restrictivas  como sanciones varias en algún momento en el futuro, pero todavía no estamos ahí".
 
Venezuela, un aliado de Nicaragua, se convirtió en noviembre de 2017 en el primer país de América Latina sancionado por la UE por el deterioro de la democracia, los derechos humanos y el Estado de derecho. Los europeos impusieron un embargo de armas y sancionaron a 18 altos funcionarios, entre ellas la vicepresidenta Delcy Rodríguez, a quienes se les prohíbe viajar al bloque y se les congelan los activos en suelo europeo.
 
 
Fuente: El Periódico