21 de Julio, 2019
Radio Mercosur
Mercosur

ARGENTINA Y LA U.E. FIRMARON EL MAYOR ACUERDO COMERCIAL DE TODA LA HISTORIA

El Mercado Común del Sur (Mercosur) y la Unión Europea (UE) aprobaron este viernes un acuerdo comercial, tras dos décadas de negociaciones y debates entre ambos bloques regionales.

Responsive image
El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, aseguró que se trata del mayor acuerdo que los países europeos han logrado, por ser un mercado que engloba casi 800 millones de personas.
 
"El acuerdo comercial con Mercosur hecho! Un momento histórico. En medio de las tensiones comerciales internacionales, estamos enviando una señal potente de que apoyamos el comercio basado en normas", escribió Juncker en su perfil de la red social Twitter.
 
Mercosur está integrado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay y figuran como estados asociados Bolivia, Chile Colombia, Ecuador, Guyana, Perú y Surinam.
 
Venezuela está suspendida en esta organización supranacional desde agosto de 2017.
 
 
¿En qué consiste el acuerdo?
 
De acuerdo con un comunicado de la UE, el nuevo marco comercial -que forma parte de un acuerdo de asociación más amplio entre las dos regiones- consolidará los vínculos políticos y económicos, y creará "oportunidades significativas" para un crecimiento sostenible en ambos lados.
 
"El acuerdo respeta los más altos estándares de seguridad alimentaria y protección del consumido", señala el comunicado.
 
El texto indica que, además, contiene compromisos específicos sobre los derechos laborales y la protección ambiental, incluida la implementación del acuerdo sobre el clima de París y las normas de aplicación relacionadas.
  
El pacto prevé eliminar la mayor parte de los aranceles a las exportaciones europeas al mercado suramericano y según la UE, ahorrará unos US$4.500 millones en impuestos al año.
 
De acuerdo con la UE, abrirá nuevas oportunidades en el Mercosur para las empresas europeas que participan en licitaciones públicas de los gobiernos o que proveen servicios informáticos, de telecomunicaciones o transportes, entre otros.
 
Según anunció Brasil, el tratado eliminará aranceles a varios productos agrícolas, incluyendo jugo de naranja, café instantáneo y frutas, y daría mayor acceso -a través de cuotas- a la carne, el azúcar y el etanol.
 
¿Cuáles fueron las reacciones?
 
El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, consideró que se trataba de uno de los acuerdos "más importantes de todos los tiempos".
 
Juncker, por su parte, lo calificó de histórico y consideró que enviaba una "señal firme" al resto del mundo.
 
"Mido cuidadosamente mis palabras cuando digo que este es un momento histórico. En medio de las tensiones del comercio internacional, hoy enviamos una señal firme a nuestros socios de Mercosur de que defendemos el comercio basado en reglas.
 
 
 
A través de un comunicado, el gobierno argentino calificó el llamado Acuerdo de Asociación Estratégica como "uno de los más importantes de la historia a nivel mundial", mientras el presidente Mauricio Macri también lo calificó en Twitter de "histórico".
 
El secretario de Relaciones Internacionales de ese país, Horacio Reyser, señaló, por su parte, que la firma creará un notable mercado para bienes y aportará beneficios para su país, como el aumento del PIB, la creación de puestos de trabajo y la atracción de inversiones.
 
El presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, resaltó el papel "determinante" que jugó su país en el acuerdo, al que calificó de "relevante".
 
¿Por qué fue tan difícil el acuerdo?
 
En la primavera de 2000, Mercosur y Unión Europea comenzaron en Buenos Aires la negociación del área de libre comercio para eliminar aranceles, restricciones y regulaciones.
 
Desde entonces se han celebrado casi una treintena de rondas negociadoras, en un proceso complejo con frenazos de varios años.
 
De los tres grandes apartados de la negociación (política, cooperación y comercio), el capítulo agrícola fue desde un principio el más conflictivo generó entre ambos bloques regionales.
 
 Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGESImage caption El tema agroalimentario fue uno de los más polémicos del acuerdo.
 
 
De hecho, el comisario europeo de Agricultura, Phil Hogan, reconoció este viernes que la UE tuvo que hacer "significativas concesiones" en materia agrícola y agroalimentaria para lograr cerrar el pacto.
 
"No se puede negar que hemos tenido que hacer significativas concesiones para garantizar un resultado equilibrado, integral y ambicioso", indicó en una rueda de prensa.
 
Los obstáculos en materia agrícola, por lo sensible de ese sector para los europeos, no se eliminaron hasta el final de las negociaciones, según dijo.
 
¿Cómo han sido las relaciones entre la UE y el Mercosur?
 
La UE ha sido tradicionalmente el primer socio comercial del Mercosur y en conjunto suman un mercado de 773 millones de personas.
 
El comercio de bienes entre ambas áreas se eleva a más de US$85.000 millones, según la Comisión Europea.
 
En 2018, la UE exportó a Mercosur por valor de US$50.000 millones e importó cerca de US$42.600 millones.
 
 Derechos de autor de la imagenAFPImage caption Bolsonaro consideró que se trataba de uno de los acuerdos "de los más importantes de todos los tiempos".
 
Aunque el acuerdo será el mayor por el número de habitantes de los países que englobará, a nivel de comercio sigue siendo modesto en comparación con los US$680.000 millones del comercio de la UE con Estados Unidos, su principal socio.
 
El bloque europeo es el mayor socio comercial del Mercosur después de China.
 
¿Cuándo entrará en vigor?
 
Es la gran pregunta sin respuesta.
 
El acuerdo debe ser refrendado por los 28 Estados miembros de la UE, lo que, como se ha demostrado en ocasiones anteriores, no es una tarea fácil.
 
En los últimos años el "viejo continente" ha vivido una corriente de pensamiento en el que la opinión pública cuestiona cada vez más los beneficios del libre comercio y su impacto en el clima, incluso en los mercados tradicionales.
 
 
En 2016, Bélgica se opuso y echó por el suelo la firma del muy controvertido acuerdo comercial CETA con Canadá.
 
Sin embargo algunos analistas estiman que ahora los europeos podrían mostrarse propensos al acuerdo como respuesta al proteccionismo liderado por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.
 
En caso de que los miembros de la UE lo aprueben, el acuerdo tendrá que ser validado entonces por una votación en el Parlamento Europeo.
 
 
 

 
 

Fuente: BBC /Agencias