19 de Agosto, 2019
Radio Mercosur
Zona Franca

EL GOBIERNO CHILENO RECUPERARÍA TESORO ESPAÑOL DEL S.XIX

El tesoro de un galeón español del siglo XIX está valuado en 10.000 millones de dólares.

Responsive image

    El Ministerio de Bienes Nacionales de Chile ha anunciado que colaborará con un empresario holadés en la búsqueda de un enorme tesoro español del siglo XIX, valorado en 10.000 millones de dólares, que presuntamente está enterrado en el archipiélago de Juan Fernández.

 
   Formado por oro y joyas, al parecer dichas riquezas formaban parte de un cargamento del galeón español Nuestra Señora de Montecarmelo, que llegó al archipiélago, pero que nunca volvió a zarpar de allí.
 
   De acuerdo con los documentos hallados a posteriori que sostienen la investigación, la nave fue hallada por el almirante británico Lord Anson, quien enterró el tesoro en la Isla Robinson Crusoe, la más grande del citado archipiélago, con el objetivo de que fuera extraído por el barco Unicorn, del navegante Cornelius Webb.
 
 
   Sin embargo, esto no habría llegado a suceder, según la correspondencia entre Anson y Webb, que corrobora que el tesoro no fue trasladado a Inglaterra debido a una tormenta que obligó a Webb a enterrar el tesoro en el sector de Puerto Inglés, donde se hallaría actualmente.
 
   De acuerdo con Prensa Latina, las misivas pasaron a pertenecer al empresario chileno Luis Cousiño, pero al fallecer sus herederos se las entregaron al holandés Bernard Keiser, quien se encargó de completar la información con documentación encontrada en museos españoles e ingleses.
 
   A raíz de dicha información, el holandés comenzó a trabajar hace años para hallar el botín por sí mismo. Sin embargo, recientemente decidió presentar el caso ante el Ministerio de Bienes Nacionales. El ministro de Bienes Nacionales, Felipe Ward, ha aprobado la búsqueda y también ha puesto a su disposición los equipos para las excavaciones.
 
   De ser hallado el tesoro, el 75 por ciento de su valor pasaría a pertenecer al Consejo de Monumentos de Chile, y el porcentaje restante le correspondería al europeo, según establece la ley de Monumentos Nacionales de Chile.
 
Fuente: Europa Press