18 de Septiembre, 2019
Radio Mercosur
América

Bolsonaro vuelve sobre sus pasos y acepta la ayuda internacional

Después del enojado rechazo del presidente Jair Bolsonaro, Brasil ahora está bajando su tono con respecto a la oferta de ayuda presentada por el G7 para combatir los incendios en el Amazonas y acepta asistencia internacional.

Responsive image

     La exigencia de disculpa al presidente francés, Emmanuel Macron, lanzada ayer por Bolsonaro ya no se entiende como condición para un diálogo sobre el tema, mientras que el ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil anunció que ha aceptado una donación de 10 millones de libras (unos 11 millones de euros) del gobierno británico, además de otros 15 millones de dólares prometidos por Canadá.

 
    Sin embargo, la necesidad de respetar la soberanía de las naciones amazónicas, que se reunirán el próximo 6 de septiembre en Leticia, Colombia, para discutir los términos de una política común de protección de la selva tropical aún late en Brasilia.
 
    En este sentido, la intervención del presidente chileno Sebastián Piñera es crucial. Al regresar de Biarritz, donde había sido invitado a la cumbre del G7, Piñera, que será anfitrión de la conferencia sobre cambio climático de la ONU en diciembre, COP 25, hizo una escala hoy en Brasilia, donde se reunió con Bolsonaro, con quien anunció la cumbre regional para abordar la crisis de incendios en Amazonas, que había llevado en los últimos días a un duro enfrentamiento entre los presidentes de Francia y Brasil.
 
    Brasil, Bolivia, Colombia, Ecuador, Guyana, Perú, Surinam y Venezuela son las naciones que forman parte del Tratado de Cooperación Amazónica (OCTA), pero el gobierno de Nicolás Maduro no ha sido invitado a la cumbre porque casi todos lo consideran ilegítimo, salvo Bolivia que tiene otra posición. Bolsonaro estaba interesado en señalar que incluso Francia, que posee un territorio de ultramar en la región, la Guayana Francesa, fue excluida de la reunión.
 
    El líder brasileño reiteró que Macron "ha ofendido a un presidente elegido democráticamente y en más de una ocasión ha cuestionado la soberanía del Amazonas". Anoche, sin embargo, su portavoz no confirmó que las disculpas solicitadas por al inquilino de Eliseo constituyan una condición para aceptar ayuda extranjera para el Amazonas, limitándose a indicar que "cualquier recurso que provenga del extranjero es bienvenido", pero Brasil considera "esencial" garantizar que "la gestión de estos recursos es responsabilidad del gobierno brasileño".
 
    Mientras tanto, además, Bolsonaro ha cancelado el comentario decididamente irrespetuoso y sexista que había publicado en Facebook sobre la esposa de Macron, Brigitte, y que el presidente francés había desestimado como "algo triste".
 
    En medio de una creciente tensión entre los gobiernos de Francia y Brasil por los incendios en Amazonas, Bolsonaro se había burlado del físico de la primera dama francesa.
 
    "Después de su ataque irrespetuoso a mi esposa, es triste para Brasil y las mujeres brasileñas. Pienso que las mujeres brasileñas deben tener vergüenza de ese comportamiento. Como yo tengo respeto por el pueblo brasileño, espero que tengan pronto un presidente que se comporte a la altura", respondió Macron.
 
Fuente: ANSA