11 de Diciembre, 2019
Radio Mercosur
América

Morales revela plan de EEUU para trasladarlo a cárcel de Guantánamo

El presidente dimisionario de Bolivia Evo Morales dice que EE.UU. le envió un avión destinado a la prisión norteamericana de Guantánamo.

Responsive image
“Habían llamado al ministro de Exteriores (de Bolivia) para ofrecernos el envío de un avión y llevarnos a donde quisiéramos. Estaba seguro de que sería Guantánamo”, aseveró el viernes Morales en una entrevista con la agencia británica Reuters.
 
El líder indígena, del mismo modo, volvió a acusar a Washington de tramar el golpe de Estado realizado en su contra por parte de la oposición, con la complicidad de las Fuerzas Armadas y la Policía del país suramericano.
 
Morales renunció a su cargo la semana pasada en busca de la paz, en medio de una arremetida golpista y violenta de la oposición que rechazaba reconocer su reelección en los últimos comicios en Bolivia.
 
(Desde EE.UU.) habían llamado al ministro de Exteriores (de Bolivia) para ofrecernos el envío de un avión y llevarnos a donde quisiéramos. Estaba seguro de que sería Guantánamo”, asevera el presidente dimisionario de Bolivia Evo Morales.
 
 
 
El analista internacional Alfredo Jalife Rahme, reveló con varias semanas de anticipación lo que ocurriría en el país vecino.
 
En otro momento de sus declaraciones, aseguró que no tiene problema con no participar en las nuevas elecciones convocadas por los opositores, si bien instó a que le “dejen acabar su gestión”. “Sólo me pregunto, ¿por qué siempre tanto miedo al Evo?”, cuestionó.
 
El martes, Jeanine Áñez, segunda vicepresidenta de la Cámara de Senadores de Bolivia y perteneciente al partido de derecha Movimiento Demócrata Social, se autoproclamó presidenta interina de Bolivia, pese a no cumplir con los requisitos constitucionales necesarios para ello.
 
EE.UU. celebró la renuncia de Morales, ahora asilado en México, y en un escenario ya visto, reconoció la supuesta legitimidad de la autoproclamación de Áñez como “presidenta interina” del país.
 
Desde que el ya exmandatario boliviano abandonó Bolivia, el país ha sido escenario de manifestaciones a su favor, las cuales han sido reprimidas violentamente por las fuerzas policiales.
 
La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la Organización de las Naciones Unidas (ONU) han repudiado el empleo desmesurado de la fuerza militar contra las marchas.
 
A medida que las voces partidarias de Morales aumentan en Bolivia, el exmandatario ha manifestado su disposición a volver a su país “para apaciguar” la situación.
tqi/mjs
 
Fuente: HispanTV – 16-11-2019