28 de Marzo, 2020
Radio Mercosur
Política

Lisboa furiosa contra Caracas por acusar a la línea aérea portuguesa TAP

El ministro del Interior, Eduardo Cabrita, sostuvo que la investigación concluyó que “no hubo violaciones a las normas de seguridad” por parte de TAP

Responsive image
El lunes pasado, el gobierno de Nicolás Maduro suspendió por 90 días las operaciones en Venezuela de TAP, cuyo principal accionista es el Estado portugués.
 
El gobierno de Portugal afirmó que su aerolínea TAP no cometió irregularidades en Venezuela, donde sus operaciones fueron suspendidas por 90 días bajo la acusación de que permitió que un tío del líder opositor Juan Guaidó transportara armas y explosivos.
 
El ministro del Interior, Eduardo Cabrita, sostuvo que la investigación del gobierno portugués llegó a la conclusión de que “no hubo violaciones a las normas de seguridad”, según declaró a la televisora estatal RTP.
 
Según el ministro, no hubo irregularidades “ni en el aeropuerto de Lisboa, de parte de las autoridades aeroportuarias” ni de parte de TAP, informó la agencia de noticias ANSA.
 
El lunes pasado, el gobierno del presidente Nicolás Maduro suspendió por 90 días las operaciones en Venezuela de TAP, cuyo principal accionista es el Estado portugués.
 
La administración chavista anunció esa medida cinco días después de arrestar en el aeropuerto de Maiquetía a Juan José Márquez, al que acusó de haber querido ingresar explosivos en Venezuela en el vuelo de TAP en el que acompañaba a su sobrino Guaidó, quien regresaba de una gira por América y Europa.
 
 
En Portugal, el presidente Marcelo Rebelo de Sousa calificó la sanción a TAP como “inaceptable, incomprensible e inadmisible”, y el canciller Augusto Santos Silva la consideró “un acto hostil” contra su país.
 
Y el jueves pasado, la administración de Maduro anunció que había detenido en Caracas a dos personas a las que acusó de haber “estado enviando droga a Portugal con una frecuencia quincenal” y reclamó al país europeo que investigara “qué tipo de complicidad interna debe haber en el aeropuerto de Lisboa” para que esos cargamentos supuestamente llegaran sin problema.
 
 
El fiscal general designado por la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) chavista, Tarek Saab, sostuvo que a los detenidos se les decomisaron 10 kilos de cocaína que iban a ser transportados “en un vuelo de TAP Portugal con destino a Lisboa”.
 
 
 
Fuente: Merco Press
25-02-2020