28 de Marzo, 2020
Radio Mercosur
Mundo

Coronavirus - El miedo global a volar genera una crisis para las aerolíneas

El coronavirus ha creado repentina e inesperadamente el mayor desafío para la industria aérea mundial desde el 11 de septiembre (de 2001).

Responsive image

Las reservas alrededor de todo el mundo están cayendo bruscamente. Los transportistas estadounidenses están siguiendo a las aerolíneas asiáticas y europeas en la disminución de vuelos, aterrizando aviones y promulgando reducciones de costos draconianas, como congelaciones de contratación y licencias no pagadas. Las aerolíneas extranjeras buscan ayuda de gobiernos, bancos e inversionistas. Las principales aerolíneas están tratando de tranquilizar a los pasajeros con promesas de cabinas fregadas, aire filtrado y desinfectante para manos. “Delta se ha estado preparando para tal escenario”, escribió el presidente ejecutivo de Delta Air Lines Inc., Ed Bastian, en un correo electrónico a los clientes el domingo que describió la respuesta de la aerolínea, insistiendo en que el viaje “no puede, y no debe, simplemente detenerse”.

 

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo, un organismo comercial, estima que el virus podría reducir los ingresos por pasajeros en todo el mundo este año entre US$ 63 mil millones y US$ 113 mil millones, o hasta un 20%. El coronavirus ha aterrizado 2.000 aviones en todo el mundo, prevén los analistas de Jefferies.
 
 
En comparación, los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 redujeron los ingresos de las aerolíneas en un 7%, o US$ 23 mil millones, según IATA. Una erupción de un volcán islandés, que disminuyó severamente los vuelos transatlánticos y europeos durante seis días en 2010, costó a la industria US$ 1,7 mil millones en ingresos.
 
United Airlines Holdings Inc. dijo la semana pasada que reduciría la capacidad doméstica en un 10% en abril y los vuelos internacionales en un 20%. JetBlue Airways Corp. está reduciendo el 5% de los vuelos. El lunes, la aerolínea sostuvo que podría reducir aún más la capacidad. “Este coronavirus nos está volviendo un poco locos a todos”, dijo el presidente ejecutivo de JetBlue, Robin Hayes.
 
Las acciones de las aerolíneas estadounidenses han caído un 30%, en promedio, en las últimas dos semanas a medida que caen las reservas, y volvieron a descender el lunes. Los analistas estiman que las reservas para viajes de abril, realizadas durante la semana pasada, han caído un 25% respecto de los niveles del año pasado.
 
Los precios de los bonos de las aerolíneas estadounidenses bajaron bruscamente el lunes, una señal de inquietud de los inversores sobre su capacidad para pagar la deuda.
 
La fuerte caída del lunes en los precios del combustible, luego de los descensos de principios de año, ayudará a muchas aerolíneas estadounidenses, pero algunas europeas y asiáticas que habían bloqueado los precios anteriores utilizando cobertura, no se beneficiarán tanto.
 
En el extranjero, los gobiernos y las aerolíneas comenzaron a restringir los viajes a China y a otros países asiáticos afectados hace semanas. En China, el segundo mercado de aviación más grande del mundo, los volúmenes de pasajeros de febrero cayeron un 80% respecto al año anterior, según la Administración de Aviación Civil de China.
 
Las reservas de vuelos a Europa para la última semana de febrero, cuando surgió un brote del virus en Italia, cayeron un 79% respecto al mismo período del año anterior, según ForwardKeys, que rastrea los datos de viajes. Las cancelaciones en Italia han excedido las nuevas reservas durante ese tiempo, dijo la firma.
 
Al menos una aerolínea débil ya ha fallado. Flybe Ltd., una aerolínea regional en Gran Bretaña que representaba más de un tercio de la capacidad interna del país, se declaró en quiebra la semana pasada. Los propietarios se negaron a poner más dinero en la aerolínea que lucha desde hace mucho tiempo en medio de la epidemia.
 
 
Fuentes: Alison Sider,Benjamin Katz y Doug Cameron - The Wall Street Journal / Latercera.com