28 de Marzo, 2020
Radio Mercosur
Mundo

Qué debo hacer si vivo con un familiar con coronavirus

En momentos de mucha desesperación, como la que vive el mundo, es oportuno destacar aspectos de la vida que son una solución y cambio del estado anímico.

Responsive image
El coronavirus circula por gran parte de España y es responsabilidad de los ciudadanos evitar que el virus se propague aún más. Por este motivo desde la Consejería de Salud de la Comunidad de Madrid, la zona más afectada de España, han lanzado una guía de convivencia para quienes compartan vivienda con alguien contagiado o que presente síntomas leves.
 
Para evitar que se propague más y que alguna de las personas con las que se convive también se contagie, hay que llevar a cabo una serie de medidas muy concretas de higiene, aislamiento o limpieza.
 
1 - Aislamiento en la casa (Persona sóla)
Baño de uso exclusivo
Papelera con cierre automático y bolsa hermética exclusiva
Puerta cerrada y evitar la circulación por la casa (salvo excepciones) 
 
2 - Circulación y comunicación con el resto de personas
 
 
 
A continuación dispones de las instrucciones más detalladas:
 
1. El aislamiento del paciente
El paciente tiene que instalarse en una habitación de uso exclusivo para él, con ventilación, ventana a la calle y baño propio. La puerta de la habitación debe permanecer cerrada para evitar corrientes de aire que puedan trasladar el virus al resto de estancias del domicilio. Además, hay que colocar una papelera con tapa automática y bolsa de basura hermética para los posibles residuos del paciente.
 
En el caso de no poder aislarlo en una habitación, debe permanecer en una que permita una distancia de al menos 2 metros con el resto de habitantes del domicilio. Si la casa tampoco dispone de dos baños, el paciente debe evitar el contacto con los objetos del resto de personas. Esto significa que tenga productos de higiene solo para él y disponga un cubo exclusivo para la ropa que use o ensucie.
 
2. Circulación y comunicación con el resto de personas
 
Se recomienda que las personas con síntomas leves o ya diagnosticadas eviten circular demasiado por el domicilio. Se debe limitar a situaciones “imprescindibles”. En unos de estos casos, los pacientes deben mantener una distancia mínima de 2 metros, llevar mascarilla y mantener una correcta higiene de manos. 
 
La comunicación, tanto con los servicios sanitarios como con el resto de personas del domicilio, debe hacerse a través de un teléfono móvil. Se recomienda también no compartir objetos como ordenadores, teléfonos móviles, bolígrafos o mandos de televisión.
 
 
3. Cómo mantener la casa limpia
 
Antes que nada, hay que saber que la persona que limpie debe llevar mascarilla y guantes. Por supuesto, cualquier persona que viva en el domicilio debe mantener una correcta higiene personal y debe lavarse las manos sí o sí en los siguientes casos:
Antes y después del contacto con el paciente.
Antes de que el paciente salga de la habitación.
Después de toser o estornudar.
Después de manipular pañuelos.
Antes de comer.
Después de realizar la limpieza de superficie.
 
También se debe bajar la tapa antes de tirar de la cadena en el inodoro para evitar la expulsión de bacterias al exterior. 
 
A la hora de limpiar, hay que prestar especial atención a las superficies y objetos que haya tocado la persona con coronavirus. En general, hay que limpiar con frecuencia todas las zonas de contacto como mesas, teléfonos móviles, grifos, picaportes, teclados, interruptores e inodoros. Para la limpieza del domicilio, hay que utilizar una mezcla de lejía y agua en proporción de 1/49 de desinfectante. 
 
 
Se recomienda que toda la vajilla se lavec on agua caliente y jabón, preferiblemente en lavavajillas a una temperatura de 60º C. Además, se recomienda que el paciente tenga un plato, un vaso y unos cubiertos exclusivos para él. 
 
La colada debe hacerse por separado: por un lado, la del paciente y, por otro, la del resto de personas de la casa. El enfermo debe tener su toalla propia y se lavará tras cada uso. Toda, con detergente habitual a una temperatura de entre 60º C y 90º C. Tras el lavado, hay que dejar que se seque totalmente.
 
4. Qué hacer con los residuos
 
Los residuos que genere el paciente con COVID-19 pueden transmitir el virus al resto del domicilio. Hay que manipularlos con material sanitario desechable (guantes y mascarilla), aislarlos correctamente en una bolsa de plástico exclusiva —como ya se comentó anteriormente— y mantener una higiene exhaustiva tras manipularlos.
 
 
 

Fuente – Google - Marina Prats, El HuffPost / Mail