29 de Mayo, 2020
Radio Mercosur
Política

Malvinas y coronavirus: cuando el odio vence a la razón

Controvertidas opiniones entre Argentina y los habitantes de las Islas Malvinas. Fino análisis del Portal Pal"Sur

Responsive image
A raíz de la decisión del Gobierno argentino de ofrecer ayuda y contabilizar los casos confirmados de Covid-19 en las Islas Malvinas, y el fuerte rechazo que la kelper editora del diario colonial “Penguin News”, Lisa Watson,  expresó públicamente, Pal"Sur se comunicó con Georgina Gleadell, hija del malvinense Charles Gleadell Watson y familiar de la conocida periodista.
 
Por decisión política, el Gobierno nacional encabezado por Alberto Fernández decidió ofrecer ayuda a los kelpers en la pandemia e incluir los casos 
confirmados de Covid-19 en las lslas Malvinas en los reportes diarios registrados en territorio argentino y la medida, como era de esperarse, despertó malestar y repudio en el archipiélago, cuyas ilegítimas autoridades negaron la asistencia sanitaria ofrecida por la Cancillería argentina en medio de la rápida expansión del coronavirus.
 
Una de las personas que encabezó el rechazo fue Lisa Watson, la reconocida editora del diario Penguin News, que se publica todas las semanas para detallar los temas más importante en materia política y social.
 
 "El gobierno argentino literalmente no tiene vergüenza. Usar una horrible tragedia global para hacer de ella un punto político. No puedo creer que la gente apruebe el comportamiento de su gobierno en este caso", tuiteó Watson, para luego de unos días tratar de bajar el tono de sus dichos vergonzantemente absurdos.  
 
 En este contexto, Pal"Sur se comunicó con Georgina Gleadell, hija del malvinense Charles Gleadell Watson y familiar de la famosa editora, quien actualmente reside en Puerto San Julián, ciudad en la que nació hace 63 años.
 
 
 “Mis abuelos vinieron de Islas Malvinas en 1914. En esa época, mi papá tenía 5 o 6 años. Era el más chico de cinco hermanos que vinieron a vivir a Río Gallegos. Estuvieron muchos años allí; mis abuelos fallecieron en Río Gallegos. Mi papá, por cuestiones laborales se vino a Puerto San Julián y acá conoció a mi mamá”, recordó Gleadell, quien en el año 2000 tuvo la oportunidad de viajar a las Islas Malvinas.
 
 “Tengo familiares, tanto del lado Watson como por el lado Gleadell que están en la otra isla, que no pude conocer”, detalló.
 
En este contexto, recordó que fue recién entrado el nuevo siglo cuando comenzó a organizar su viaje a partir de que Cancillería reanudara los vuelos de argentinos desde el continente. “Durante varios meses, estuve cruzando correspondencia vía mail con Lisa Watson y en realidad parecía que estaban todas las condiciones dadas para que nos conociéramos, pero una vez que llegué a Puerto Argentino no pudo ser posible”, lamentó Georgina.
 
 Y detalló: “Cuando llegue a Malvinas, un amigo en común que tenemos me llevó hasta el Penguin News. Yo me quedé en el vehículo esperando. Cuando volvió lo hizo solo y me dijo que Lisa no me iba a poder conocer. En medio de los motivos que me quiso dar, interpreté que el problema fueron los varones de la familia. El padre y el hermano no le permitieron conocerme. Fue lo que interpreté, porque dado que estuvimos intercambiando mails durante meses, y estábamos de acuerdo en conocernos, luego se niega. Y habiéndome enterado en Malvinas que justamente su hermano era uno de los que encabezó el movimiento que quemó la bandera argentina y salió en todos los canales cuando viajaron periodistas argentino… Bueno, dos más dos es cuatro”.
 
Consultada sobre la postura que tomó Watson sobre la decisión del Gobierno argentino de contabilizar los caso confirmados de Covid-19 en las Islas, Gleadell dijo: “Es una opinión que pesa bastante dentro de la población de las Islas porque es un medio que pesa. Las editoriales y lo que dice Lisa tiene su peso, más teniendo en cuenta de la familia a la que proviene. Los Watson son de la parte dura, de los ‘antiargentina’”.
 
“Si ella cree que lo que el Gobierno argentino hace es una vergüenza, me provoca mucho dolor porque se está moviendo por el odio. Sinceramente, llegar a poner en riesgo la vida de sus vecinos porque no acepten la ayuda. Si llegan a estar muy complicados, el Reino Unido está muy lejos, nosotros estamos más cerca para tenderles una mano. La respuesta de Lisa está elaborada desde el odio, más que desde la razón”, apuntó.
 
 
Sin embargo, para Georgina la medida adoptada por la gestión de Alberto Fernández es “totalmente correcta porque las Islas son argentinas. Así como se cuentan las personas contagiadas con Covid-19 en el continente, se tienen que contar en todas las islas que pertenezcan a nuestro país”.
 
“No solo el Gobierno anunció que los iba a contar sino que ofreció ayuda, todo lo que pudieran llegar a necesitar por la cercanía que tienen con el continente, todo lo relacionado a salud. Eso está más allá de cualquier disputa geopolítica. Es una cuestión humanitaria”, concluyó.
 
 
 
 
Fuente: http://palsur.com.ar/nota - Tierra del Fuego - Argentina