13 de Julio, 2020
Radio Mercosur
Política

Atentados a silobolsas en Villa María y quema de caña de azúcar en Tucumán

“Estos ataques no solo van dirigidos a los productores sino a la sociedad entera", afirmaron desde distintos sectores agrarios.

Responsive image
Entidades rurales de todo el país emitieron un comunicado para expresar su preocupación y repudio ante los actos de destrucción de granos en silobolsas y los ataques a la propiedad privada. “Estos ataques no solo van dirigidos a los productores sino a la sociedad entera, especialmente en este particular contexto, donde la labor del agro resulta fundamental en la producción de alimentos”, explicaron.
 
Los atentados han crecido en los últimos días, por lo que consideraron que “esta situación resulta inadmisible, en tanto destruye y atenta contra el trabajo y el esfuerzo de la comunidad agroalimentaria nacional”.
 
 
El comunicado fue firmado por las bolsas de cereales de Bahía Blanca, Buenos Aires, Córdoba y Entre Ríos, las bolsas de comercio de Rosario, Santa Fe y Chaco; las cámaras argentinas del algodón, biocombustibles, empresas de nutrición animal, alfalfa, productores avícolas, maíz pisingallo, maní, aceitera, legumbres, puertos privados, sanidad agropecuaria y fertilizantes; Coninagro, CRA, Federación Agraria y Sociedad Rural Argentinas; entre otras.
 
“Hacemos un llamado para que las autoridades tanto nacionales como provinciales tomen las acciones correspondientes para solucionar tan grave situación”, finalizaron.
 
Desde distintos sectores políticos también alzaron la voz. Uno de ellos fue el diputado bonaerense de la Coalición Cívica, Luciano Bugallo, quien a través de cuenta de Twitter afirmó: Hoy el turno fue para Villa María, Córdoba. Destruyeron silobolsas con maíz partido, que es usado para alimento de vacas de tambo de la firma Don Emilio SRL. Mientras tanto el silencio de Alberto Fernández, Sabina Frederic y Luis Basterra, aturde. ¿Estarán esperando una guerra civil?
 
Y relacionó los hechos con el oficialismo: “Cuando digo que detrás de las roturas de silobolsas, incendios/robos de cosechas, hay sectores del kirchnerismo involucrados, me refiero específicamente a esto. Javier Quintero, mano derecha de Martín Gill, intendente (K) de Villa María”, resaltó y compartió una imagen del primero con el Presidente.
 
 
 
Fuente:  Agencia NOVA
 
 
La quema de cañaverales: consecuencias en la producción e impacto ambiental
 
Ago 27, 2019 |  
 
La quema de caña es un tema a tratar durante la zafra cañera, siempre con el fin de erradicar esta práctica que tanto perjudica a la sociedad en general. Para tratar este tema, el Ing. Manuel Ponce, asesor de los Grupos CREA brindó más información.
 
Para comenzar comentó que los avances en la cosecha de caña han sido importantes, superando el 50% de la superficie de caña cosechada, lo cual es muy importante para el sector. Además, agregó que los volúmenes de producción fueron menores a los esperados, debido a las excesivas precipitaciones que se han presentado ocasionando problemas de anegamiento, falta de piso y mala absorción de las fertilizaciones nitrogenadas.
 
Como positivo, resaltó la falta de heladas lo cual ha contribuido en el mejor estado madurativo del cañaveral, por lo que tenemos mejores rindes azucareros, es decir, poca caña pero mejor azúcar.
 
Con respecto a las normas Local Gap “caña sin uso de fuego”, el ingeniero indicó que se trata de un producto certificable, una norma, de la rama de Global Gap. Consiste en un conjunto de procedimientos y documentación, en el cual el productor se somete a auditorías y las va cumplimentando hasta el momento en que logra el 100% de normas mayores y un 95% de las normas menores. A partir de ese cumplimiento logra un certificado que documenta fehacientemente que el fuego no ha sido usado ni en las tareas de cosecha ni en las de cultivo y además todo lo que se realiza en el campo se realiza con una óptica preventiva para que el fuego no ingrese a los campos en ningún momento.
 
También agregó que actualmente Tucumán cuenta con 28 mil hectáreas certificadas, distribuidas en 17 productores. “No son muchos los productores, pero la cantidad de hectáreas es importante, este año hay nuevos productores que han ingresado al programa, estimamos que vamos a contar con 30 mil hectáreas distribuidas en 20 empresas.
 
Estamos en proceso de certificación, hasta el mes de septiembre se completan los ingresos de los productores al programa” añadió el entrevistado.
 
Según señaló Ponce, las ventajas de no quemar son totalmente aceptadas y cuantificables. Se puede comprobar la menor incidencia de malezas en los campos, menores pérdidas de humedad por evaporación, mayor conservación de humedad, mayor contenido de materia orgánica en el suelo al quedar toda la cobertura sobre los campos y se genera un menor impacto ambiental y menor condena social que cuando se utiliza fuego.
 
Con respecto al costo, el ingeniero manifestó que se calcula un costo de unas 100 bolsas de azúcar para cubrir gastos de implementación y auditorías externas.
 
El ingeniero explicó que las principales razones por las cuales se inician los incendios son, por un lado, aspectos que tienen que ver con la educación de las personas que residen en zonas rurales que no cuentan con servicios de recolección de residuos por lo que tienden a eliminarlos con fuego, pudiendo este propagarse, por otro lado dejar colillas de cigarrillos encendidas también ocasiona focos de incendios. Y por último existen los fuegos ocasionados por hechos vandálicos por parte de personas cuyo único fin es provocar daños a los productores y la sociedad en general.
 
 
“Hoy en día tenemos menor cantidad de denuncias, lo que si tenemos es más cantidad de focos pequeños que fueron detectados por el satélite de INTA. Al ser un año con pocas heladas hemos tenido menor incidencia de incendios” indicó el especialista.
 
A modo de recomendación, el ingeniero aconseja cosechar en primer lugar debajo las líneas de alta tensión ya que son zonas de riesgo. Rastrar callejones, sobre todo donde hay circulación de personas, banquinas de rutas, caminos vecinales hacia escuelas y hacia centros médicos que son las zonas con mayor probabilidad de ocurrencia de incendios. “Les pido a todos los que vean fuego en los campos que llamen al 103 para que los bomberos recurran a apagar este incendio” añadió.
 
 
REPERCUSIONES
 
Ante esta entrevista, un oyente se comunicó para comentar que la quema de rastrojos es algo cotidiano en algunos sectores de la provincia como ser las zonas de Los Sarmientos, Monte Bello y Las Tipas y El Tuscal.
 
Además, manifestó que productores de la zona aún realizan esta práctica debido a que obtienen beneficios económicos como ser ahorro de combustible por permitirles realizar las tareas de cultivos y demás actividades post cosecha con mayor rapidez.
 
Ante este aporte por parte del oyente, el ingeniero respondió: “La provincia tiene 260 mil has de caña de las cuales el 80% del total está en el 20% de los productores, es decir existe una supremacía de productores grandes, pero existen muchísimos más productores chicos, es decir que la relación es inversa. El 20% de la caña está en el 80% de los productores. De ese 80% de productores, hay un bajo nivel de ellos que aún mantienen las viejas usanzas de cosechas semi mecanizadas, o trabajos como los que el productor menciona con equipos básicos y sin tecnología. Éstas son viejas prácticas que necesitaban el uso del fuego. Hoy en día, la gran mayoría de los productores, cuenta con equipos múltiples que realizan estas tareas en una sola pasada, lo cual deja sin fundamento el motivo por el cual se sigue utilizando el fuego”.
 
 
 
 
Fuente : Suena a Campo