11 de Agosto, 2020
Radio Mercosur
Zona Franca

Menos población mundial para el año 2100

La Tierra hospedará 8 mil 800 millones de personas en 2100, 2 mil millones menos respecto a las actuales proyecciones de la ONU.

Responsive image

     Lo reveló un estudio realizado por un equipo internacional de investigadores publicado hoy en The Lancet, cuya observación considera la baja de las tasas de fertilidad y las de envejecimiento. A fines de este siglo, 183 de los 195 países -sin reflexionar acerca de un flujo de inmigrantes- descenderán por debajo del umbral de sustitución necesaria para mantener los niveles de población.

 

    Más de 20 países -entre ellos Japón, España, Italia, Tailandia, Portugal, Corea del Sur y Polonia- verán disminuir su número en al menos la mitad.
 
    China debería pasar de 1.400 millones de personas de hoy en día a 730 millones en 80 años. Africa subsahariana, entretanto, triplicará llegando a 3.000 millones de personas, con la sola Nigeria que se ampliará a casi 800 millones en 2100, segunda solo a los 1.100 millones de la India.
 
    "Estas previsiones sugieren buenas noticias para el ambiente, con menos estrés en los sistemas de producción alimentaria y menores emisiones de carbono, así como significativas oportunidades económicas para partes del Africa subsahariana", escribió el autor principal del estudio, Christopher Murray, director del Institute for Health Metrics e Valutazione (IHME) de la Universidad de Washington.
"Todavía, la mayor parte de las naciones más allá de Africa verá reducir su fuerza de trabajo e invertir las pirámides de población, y existirán profundas consecuencias negativas para la economía".
 
    Para los países de alto rédito en esta categoría, las mejores soluciones para sostener los niveles de población y el crecimiento económico serán políticas de inmigración flexibles y apoyo social para las familias que quieran hijos, concluyó la investigación.
 
    Todavía, frente al descenso poblacional, existe un peligro mucho más real y es que algunos países tomarán en consideración políticas que limiten el acceso a los servicios para la salud reproductiva, con consecuencias potencialmente devastadoras", advirtió Murray. 
 
Fuente: ANSA