25 de Enero, 2021
Radio Mercosur
Mercosur

MERCOSUR - Peligra el Bosque Atlántico en Paraguay

El narcotráfico pone en peligro en el Mercosur el bosque atlántico del Paraguay

Responsive image

Cuatro áreas protegidas en el Bosque Atlántico del Alto Paraná (BAAPA), en el este de Paraguay, están amenazadas por el narcotráfico, los cultivos de marihuana y la tala, dijo la plataforma de periodismo ambiental Mongabay Latam en su informe del 14 de octubre Cultivos ilegales de marihuana destruyen el bosque atlántico .

 

El BAAPA es una ecorregión compartida por Argentina, Brasil y Paraguay y es uno de los lugares biológicamente más significativos del mundo, ya que alberga una flora y fauna extremadamente diversa. Paraguay preserva solo el 13 por ciento de su área, dijo en su sitio web la organización de conservación World Wildlife Fund (WWF). En 1994, la cobertura forestal en esta región era de 4,3 millones de hectáreas, mientras que ahora es de solo 2,7 millones de hectáreas, agrega el sitio web.

El 2 de junio, el ministro de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible de Paraguay, Ariel Oviedo, dijo a la prensa que “uno de los principales problemas de la BAAPA […] son ??los cultivos ilícitos de marihuana, situación presente en casi todos los parques nacionales del país”. El WWF informa que al menos 2,350 hectáreas se utilizan actualmente para cultivar marihuana en las reservas de BAAPA.

Las áreas protegidas de Caazapá, Mbaracayú, Morombí y San Rafael, ubicadas en medio de la Mata Atlántica, han sido invadidas por plantaciones ilícitas de cannabis y tala ilegal, informó Mongabay Latam . Además, los vigilantes forestales han sido amenazados, desaparecidos o asesinados, y las comunidades indígenas que viven en la zona en extrema pobreza se ven obligadas a convivir con el narcotráfico y los campamentos ilegales.

 

Augusto Salas, fiscal ambiental adjunto de la Fiscalía General de Paraguay, dijo a Mongabay Latam que es necesario desplegar destacamentos militares en estas áreas protegidas para detener la destrucción. “Hemos hablado con representantes del Senado, así como con otras autoridades. No veo otra salida ".

 

Mientras tanto, las autoridades paraguayas no bajan la guardia. Agentes de la Secretaría Nacional Antidrogas de Paraguay (SENAD) incautaron 3.580 kilogramos de marihuana en los bosques de Alto Paraná, Amambay y Canindeyú y destruyeron 23 hectáreas de cultivos que habrían producido 69 toneladas de marihuana, el diario paraguayo Hoy. informó el 22 de octubre.

 

Durante otro operativo, la SENAD incautó 4.800 kg de cannabis que se estaba secando en el Alto Paraná y erradicó 1,5 hectáreas de cultivos de marihuana, lo que habría resultado en la cosecha de 4,5 toneladas de droga, informó Hoy el 29 de septiembre.

 

 

“Los envíos de cannabis a Bolivia y principalmente a Brasil surgen del norte de la región oriental, mientras que los traficantes de Argentina, Chile y Uruguay se abastecen de plantaciones en el sur del país, donde utilizan el río Paraná como vía de escape y para circular”, indicó la SENAD. en su sitio web el 27 de mayo.

Para expandir sus cultivos de marihuana, grupos criminales participaron en incendios forestales que se propagaron a principios de octubre en Paraguay, una práctica recurrente de los cultivadores de marihuana, dijo Insight Crime el 26 de octubre.

 

La Mata Atlántica, sin embargo, no es una causa perdida. “Gracias a la coordinación y apoyo de las organizaciones conservacionistas, el sector privado y los gobiernos, estamos evitando la desaparición del bosque, protegiendo más áreas que nunca, restaurando ecosistemas y reconectando parches fragmentados de bosques nativos”, concluyó WWF en su sitio web. .

 

 

Fuente: Por Julieta Pelcastre / Diálogo – 15-12- 2020