25 de Enero, 2021
Radio Mercosur
Mundo

Rechazan la extradición de Assange a EEUU y México le ofrece asilo político

El veredicto fue emitido por la jueza Vanessa Baraister y sorprendió porque las especulaciones apuntaban a una extradición. Conocida la noticia, México ofreció asilo político.

Responsive image

    La justicia británica rechazó la disputada petición de extradición de Julian Assange a Estados Unidos, donde el fundador australiano de WikiLeaks está acusado de espionaje y piratería por ayudar a descubrir archivos estadounidenses confidenciales relacionados con crímenes de guerra en Afganistán e Irak, entre otras cosas.

 

    El veredicto fue emitido por la jueza Vanessa Baraister y sorprendió porque las especulaciones apuntaban a una extradición.
 
    Assange, quien enfrenta una sentencia de 175 años en el extranjero, estaría en riesgo de suicidio, dictaminó la jueza al fundamentar su decisión, aunque Washington podrá apelar.
 
    No habrá extradición para Assange y afrontará una liberación de prisión para evitar el riesgo de suicidio.
 
    Así lo estableció la jueza Baraister en la sentencia leída en la sede del tribunal de Old Baileys en Londres y recibida con lágrimas por Stella Morris, compañera de la activista, y un abrazo interminable en la corte con Kristinn Hrafnsson, actual directora de WikiLeaks.
 
    Baraister dijo que estaba convencida de la "buena fe" de los investigadores estadounidenses y rechazó las objeciones de la defensa contra los temores de un juicio injusto en el extranjero.
 
    Sin embargo, negó la extradición, definiendo insuficientes las garantías dadas por las autoridades de Washington para protegerse del peligro de un posible intento de suicidio por parte del fundador de WikiLeaks.
 
    "Decido que la extradición sería demasiado opresiva por motivos de salud mental y ordeno su liberación", concluyó la jueza.
 
    Por ahora, Assange permanece detenido a la espera de la indicación de salida. Se presume que puede ser liberado de la prisión en las próximas horas, por lo que podrá esperar el resultado de posibles apelaciones como ciudadano libre.
 
    El activista australiano de 49 años -detenido durante meses en prisión preventiva, y en precarias condiciones de salud según algunos médicos, en la prisión de máxima seguridad de Belmarsh, cerca de Londres- es acusado por las autoridades estadounidenses de violar la Ley de Espionaje.
 
    Esto debido a la publicación de documentos confidenciales y presunta complicidad en actos de piratería con la exmilitar Chelsea Manning, que llevaron a descubrir archivos secretos vergonzosos de Washington desde 2010, incluido material filtrado de los archivos del Pentágono relacionados con los crímenes de guerra en Afganistán e Irak.
 
    En el extranjero corre el riesgo de una pena de 175 años, es decir, de morir en la cárcel. Mientras que la defensa denuncia los cargos son infundados, como resultado de una venganza política y como una amenaza a la libertad de prensa.
 
    La pareja de Assange, la abogada sudafricana de derechos humanos Stella Morris, quien le dio a luz dos hijos en los 7 años que pasó el investigador como refugiado en la embajada ecuatoriana en Londres, fue de las primeras en llegar a la corte esta mañana.
 
    La mujer calificó ayer la posible extradición de "política y legalmente desastrosa" para la reputación del Reino Unido. Lo mismo dijo Hrafnsson, la periodista de investigación islandesa y actual editora de WikiLeaks.
 
    También hubo quejas contra la detención de Assange y los procedimientos legales que se le aplicaron de parte de Amnistía Internacional, Periodistas Sin Fronteras, una comisión de la ONU, así como de figuras públicas, políticos, celebridades y partidarios y seguidores del australiano. 
 
Ofrecimiento de México
 
El gobierno de México le ha ofrecido asilo político a Julian Assange, informó el presidente del país latinomericano, Andrés López Obrador.
 
    La comunicación se produce el día que la justicia británica rechazó la solicitud de extradición a Estados Unidos del fundador de Wikileaks.
 
    "Voy a pedirle al secretario de Relaciones Exteriores que haga los trámites correspondientes para que se solicite al gobierno de Reino Unido la posibilidad de que el señor Assange quede en libertad y que México le ofrezca asilo político", afirmó López Obrador.
 
    Eso "significa el derecho de asilo y nuestra tradición que es protección, pero al mismo tiempo la responsabilidad de cuidar que el que recibe el asilo no interfiera en asuntos políticos de ningún país", expuso el mandatario en su conferencia matutina.
 
    El presidente celebró la decisión de una jueza del Reino Unido.
 
    "Creo que es un triunfo de la justicia, celebro el que Inglaterra se actúe de esa forma porque Assange es un periodista y merece una oportunidad, estoy a favor de que se le indulte", acotó.
 
Fuente: ANSA