27 de Febrero, 2021
Radio Mercosur
Mundo

Datos de coronavirus que nadie ha visto

La OMS descubre en Wuhan “datos de coronavirus que nadie ha visto”

Responsive image
Peter Daszak, uno de los miembros del equipo, asegura que ayudarán a «buscar las direcciones correctas en las pesquisas»
 
Los expertos internacionales de la misión de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que investigan en China el origen del coronavirus concluyeron ayer una visita a un importante laboratorio de investigación de virus, en la ciudad china que hace un año se convirtió en la zona cero del brote de la pandemia por SARS-CoV-2.
 
El equipo formado por 14 científicos pasó casi cuatro horas en el Instituto de Virología de Wuhan (IVW) y su laboratorio P4 de máxima seguridad biológica, fuertemente custodiados, en un intento de averiguar cómo se infectó el primer ser humano con la enfermedad que ya ha matado a más de 2,2 millones de personas en todo el mundo.
 
El presidente uruguayo Luis Lacalale Pou,  anunció la compra de casi 3.800.000 de dosis a Pfizer
y Sinovac. La UE hablará con el Laboratorio Astra-Zeneca, sobre los atrasos en la distribución
de sus vacunas comprometidas.
 
Peter Daszak, miembro del grupo y director de la organización no gubernamental EcoHealth Alliance, aseguró en una entrevista a la cadena británica Sky News que la investigación deja ver «nueva» y «buena» información, algo que «es muy valioso» y que comienza a «ayudar a buscar las direcciones correctas» en las pesquisas.
 
Asimismo, precisó que el equipo está obteniendo datos «que nadie ha visto antes» y que «realmente está llegando a alguna parte».
 
 Cuando se cumplía el sexto día de investigaciones, atravesando la espesa niebla matinal, el grupo dirigido por el especialista en virus, Peter Ben Embarek, llegaba en un convoy al Instituto.
 
«Estoy deseando que sea un día muy productivo, que nos reunamos con las personas clave de esta institución y que podamos abordar todas las preguntas pertinentes», declaró desde su coche Embarek a los reporteros.
 
El zoologo danés, Daszak, elogió la investigación en curso y la colaboración de sus homólogos chinos y confirmó que los científicos se encuentran valorando todas las opciones posibles.
 
 «Están compartiendo con nosotros datos que ni nosotros ni nadie había visto antes y hablando abiertamente sobre todas las vías posibles», aseguró.
 
El laboratorio en cuestión, afiliado a la Academia de Ciencias de China y como tal dirigido por el Gobierno central, es el único en China continental equipado para el nivel más alto de biocontención, conocido como Nivel de Bioseguridad 4 (BSL-4).
 
Las calles de Buenos Aires solitarias y silenciosas en plena Pandemia, como muestra del temor imperante en la Capital argentina.
 
 Los centros BSL-4 están diseñados para estudiar los agentes patógenos más peligrosos detectados en el mundo, los que suponen un alto riesgo de transmisión, suelen ser mortales y no suelen tener una cura eficaz, como los coronavirus.
 
Posteriormente y en su cuenta de Twitter oficial, Daszak aseguró que entre las personas con las que se reunió el equipo se encontraba Shi Zhengli, conocida como la «mujer murciélago» de China, con la que ha trabajado con anterioridad estudiando los virus de estos mamíferos.
 
Shi aisló en 2013 una cepa de coronavirus en un murciélago de herradura en la provincia de Yunnan, en el sur de China, denominado RaTG13, cuyo material genético era un 96,22% igual al causante de la pandemia mundial, si bien ambos presentan también importantes diferencias.
 
En junio, la Dra. Shi manifestó su temor inicial de que el virus pudiera haberse filtrado en el laboratorio, según una entrevista publicada en Scientific American. Más tarde, verificaron que ninguna de las secuencias genéticas había coincidido con los virus que los miembros del personal estaban estudiando hasta la fecha.
 
 
Fuente: La Razón – Madrid / MAR SÁNCHEZ-CASCADO