23 de Octubre, 2021
Radio Mercosur
Política

Se agrava la crisis política en Argentina

La grave crisis política está fogoneada por Alberto Fernández y Cristina Kirchner

Responsive image
BUENOS AIRES - La vicepresidenta le demandó por carta al presidente que “honre la voluntad del pueblo”. “Con presiones no me van a obligar”, fue la frase desafiante previa del presidente. 
 
Si el resultado de las primarias del domingo fue una bofetada para el gobierno argentino, y el miércoles la renuncia de cinco ministros kirchneristas significó la ruptura de la alianza entre Alberto Fernández y Cristina Kirchner, el cruce de declaraciones de ayer jueves entre el presidente y la vicepresidenta puede tomarse como una declaración de guerra.
 
Así las cosas, la crisis desatada por la derrota en las PASO se agravó en las últimas horas, sin que Fernández decida qué hacer con las renuncias de los ministros K.
 
 
“¿En serio creen que no es necesario, después de semejante derrota, presentar públicamente las renuncias y que se sepa la actitud de los funcionarios y funcionarias de facilitarle al Presidente la reorganización de su gobierno?”, escribió Cristina Kirchner en una carta pública ayer en su cuenta de Twitter en la que criticó a jerarcas próximos a Fernández que “se atornillan a los sillones”.
 
El miércoles, cinco ministros que responden a Cristina ofrecieron su renuncia a Fernández, que hasta anoche no las había aceptado.
 
Cristina señaló en su carta que en varias reuniones con el mandatario durante el último año le pidió un cambio de rumbo, sobre todo en política económica. “Señalé que creía que se estaba llevando a cabo una política de ajuste fiscal equivocada que estaba impactando negativamente en la actividad económica y, por lo tanto, en el conjunto de la sociedad y que, indudablemente, esto iba a tener consecuencias electorales”, escribió.
 
La coalición oficialista Frente de Todos quedó duramente golpeada por el resultado de las primarias del domingo, en las que consiguió apenas 31% de los votos a nivel nacional, un resultado inesperado que mostró un rechazo mucho más amplio de lo previsto.
 
Por su lado, la coalición Juntos, del expresidente Mauricio Macri, obtuvo 40% de los sufragios a nivel nacional y le sacó una ventaja de cinco puntos al oficialismo en la provincia de Buenos Aires.
 
Al ser de voto obligatorio, las primarias son una suerte de encuesta a escala real. En este caso, el resultado hace temer al gobierno por su mayoría en el Senado y aleja la posibilidad de lograrla en Diputados en las legislativas del 14 de noviembre.
 
 
“No soy yo el que lo jaquea al Presidente, es el resultado electoral”, aseguró Cristina en su carta.
 
Cristina recordó que fue ella quien lanzó la candidatura de Fernández “con la convicción de que era lo mejor para mi Patria”.
 
“Solo le pido al Presidente que honre aquella decisión... pero por sobre todas las cosas, tomando sus palabras y convicciones también, lo que es más importante que nada: que honre la voluntad del pueblo argentino”, remató.
 
 Analistas argentinos interpretaron que carta de Cristina terminará partiendo definitivamente a la coalición Frente de Todos.
 
“Aturdida por el voto popular que desnudó los límites de su poder, Cristina Kirchner cometió un acto de autodestrucción política bajo el imperio de una emoción violenta. La idea de plantearle un ultimátum público y desproporcionado a Alberto Fernández para que se sometiera a su voluntad fue dinamita pura en los cimientos del Frente de Todos. La carta que publicó esta noche en medio de la crisis parece la carga definitiva sobre la coalición peronista que los argentinos votaron para gobernar hasta 2023”, escribió en La Nación el periodista Martín Rodríguez Yebra.
 
Crisis en Argentina: ¿qué dijo Alberto Fernández tras las renuncias de ministros?
"Presiones, no”.
 
La reacción de la vicepresidenta sucede a unas declaraciones previas de Fernández en Página 12, en la que alude a un supuesto acuerdo por la reforma del Gabinete que ella habría incumplido con las renuncias en masa que inició el miércoles el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro. “Con presiones no me van a obligar”, fue la frase desafiante que le dedicó Fernández a su vice.
 
La carta de Cristina se conoció al final de una jornada en la que circuló primero la versión de que el presidente Fernández le había aceptado la renuncia a De Pedro, luego desmentida por la Casa Rosada.
 
 
La carta siguió además a manifestaciones en Twitter del presidente Fernández.
 
“La coalición de gobierno debe escuchar el mensaje de las urnas y actuar con toda responsabilidad. Debemos hacerlo, y lo haremos, para asegurar que se satisfagan las necesidades de nuestro pueblo”, señaló el mandatario en la red social.
 
Y siguió: “He oído a mi pueblo. La altisonancia y la prepotencia no anidan en mí. La gestión de gobierno seguirá desarrollándose del modo que yo estime conveniente. Para eso fui elegido. Lo haré llamando siempre al encuentro entre los argentinos”.
 
“Nosotros tenemos que dar respuestas honrando el compromiso asumido en diciembre de 2019, de cara a la sociedad. No es este el tiempo de plantear disputas que nos desvíen de ese camino”, remató.
 
En otro mensaje, Fernández agradece “el apoyo de gobernadores, de intendentes, de dirigentes del movimiento obrero y de la ciudadanía en estas horas”, en referencia a diversas organizaciones sociales que habían convocado a una marcha en su apoyo, que finalmente fue cancelada.
 
 
“Valoro el gesto de las organizaciones sociales y de todos los que me manifestaron su afecto impulsando una movilización en mi apoyo. Aun así, prefiero que toda esa fuerza que implica una movilización de esa magnitud se canalice para construir la épica militante que ayude a argentinos y argentinas a desentrañar el dilema que se nos plantea en noviembre”, remarcó Fernández.
 
A sus elevados índices de pobreza (42%) y desempleo (10%), Argentina suma una de las tasas de inflación más altas del mundo (32% de enero a agosto) y tiene pendiente una deuda de 44.000 millones de dólares con el FMI.
 
El próximo 22 de septiembre, Argentina debe pagar al FMI un vencimiento de capital por 1.900 millones de dólares y en diciembre otro por el mismo monto. Fernández intenta lograr un acuerdo de facilidades ampliadas que reemplace al stand-by suscrito en 2018 por el gobierno de Macri.
 
Anoche, el diario La Nación informó que Fernández suspendió su viaje a México a la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).
 
(Con información de AFP, EFE y La Nación/GDA).
 
Sin contar a Alberto Fernández y a Cristina Kirchner, los dos grandes protagonistas de la actual crisis política en Argentina, la diputada kirchnerista Fernanda Vallejos fue la que más titulares se llevó ayer en ese país, luego de que se filtrara un audio suyo con durísimas críticas al presidente. “Todos esperábamos que el enfermo de Alberto Fernández, el ocupa de Alberto Fernández, el lunes a las 8 de la mañana estuviera haciendo una conferencia de prensa en el escritorio con todas las renuncias sobre la mesa, diciéndole a la Argentina no que había escuchado el mensaje de las urnas como dijo hipócritamente el domingo. Además de ciego parece que es sordo”, dice Vallejos al comienzo del audio. “El tipo está atrincherado (...) en la Casa Rosada. Y él es un ocupa porque no tiene votos, no tiene legitimidad. No lo quiere nadie. La derecha, si tiene que votar derecha, tiene a Macri. Mirá si van a votar a este mequetrefe”, sigue el audio. Un rato más tarde, Vallejos pidió disculpas por su audio en Twitter. “Tuve expresiones realmente impropias”, admitió la diputada.
 
 
Para leer más...
 
Crisis en Argentina: claves para entender las renuncias tras las PASO 2021
 
“Desquiciada” y con necesidad de diálogo

El expresidente José Mujica se refirió ayer jueves a la crisis en el gobierno argentino. “Argentina es maravillosa, los recursos que tiene, pero está desquiciada, y el sistema político debe dialogar mucho más. No hay democracia sin diálogo, y el diálogo significa bajar los decibeles, no putearse tanto por la prensa, y conversar más”, dijo en su columna matinal en Radio 10 de Argentina. Mujica sostuvo que “lo que más precisa la Argentina es unidad, unidad con la diversidad, pero unidad”. El expresidente consideró que Argentina “precisaría un cónclave de gente útil, de todos lados, que se pase un mes tomando mate y discutiendo y no puteándose por la prensa”. Luego, Mujica mencionó a Uruguay como ejemplo y explicó: “Uruguay estuvo gobernado siempre por frentes, los que se llamaban partidos tradicionales, que son los dos partidos del origen de la patria, siguen vivitos y coleando, y siempre tuvieron algo así como una izquierda y una derecha en el mismo partido y con líos interiores, permanentemente. Pero ahí están, se mantuvieron”.
 
 
Fuente: EL PAIS – MONTEVIDEO

BUENOS AIRES - Viernes, 17 Septiembre 2021 04:05