23 de Octubre, 2021
Radio Mercosur
Mundo

Suiza aprueba el matrimonio igualitario por amplio margen en referéndum

Los resultados oficiales mostraron que la medida fue aprobada con el 64,1% de los votos, mientras que más de la mitad de todos los votantes aprobaron en cada uno de los 26 cantones o estados de Suiza.

Responsive image

La votación, que lleva años en proceso, está preparada para alinear a la nación alpina con muchas otras en Europa occidental y concluye una campaña a menudo tensa entre bandos rivales.

 

La ministra de Justicia, Karin Keller-Sutter, tuiteó que el gobierno implementará la decisión rápidamente y, según los planes actuales, las nuevas reglas pueden entrar en vigencia el 1 de julio.
 
El parlamento de Suiza y el Consejo Federal de gobierno, en el que ella forma parte, habían apoyado la medida "Matrimonio para todos", que marca un paso clave para lograr mayores derechos para los gays y lesbianas en Suiza. El país ha autorizado las uniones civiles entre personas del mismo sexo desde 2007.
 
"Con esto, en el futuro todas las parejas serán tratadas por igual ante la ley: todas pueden contraer matrimonio civil, con los mismos derechos y obligaciones", escribió Keller-Sutter.
 
La aprobación está destinada a poner a las parejas del mismo sexo en pie de igualdad con las parejas heterosexuales al permitirles adoptar niños y facilitar la ciudadanía a los cónyuges del mismo sexo. También permitirá que las parejas de lesbianas utilicen la donación de esperma regulada.
 
"Este es un día histórico para nosotros y para Suiza, es un gran paso adelante, algo que hemos estado esperando durante años", dijo Laura Russo, copresidenta de la Federación de Asociaciones LGBT de Ginebra, en una reunión de alegres partidarios. de la medida a lo largo de una calle peatonal de Ginebra. “Esta iniciativa se inició en 2013; tuvimos que esperar 8 años para que se realizara la votación, y aquí, este es un gran “Sí”.
 
Los opositores creen que reemplazar las uniones civiles con plenos derechos matrimoniales socavaría a las familias basadas en una unión entre un hombre y una mujer.
 
Benjamin Roduit, del Partido Popular Demócrata Cristiano, que encabezó el esfuerzo para detener el matrimonio entre personas del mismo sexo, reclamó al menos cierto éxito en crear conciencia sobre las posiciones de su partido a pesar de la derrota en las urnas.
 
“Por nuestra parte hemos tratado de llamar la atención sobre el problema central, el de los niños y la procreación asistida médicamente”, dijo. "Sobre ese punto, creo que hemos logrado crear conciencia entre el pueblo suizo y todavía estaremos aquí cuando se propongan otros pasos".
 
La campaña ha estado plagada de acusaciones de tácticas injustas, con las partes opuestas denunciando la rotura de carteles, las líneas directas LGBT llenas de quejas, correos electrónicos hostiles, gritos de insultos contra los activistas y esfuerzos para silenciar puntos de vista opuestos.
 
Suiza, que tiene una población de 8,5 millones, es tradicionalmente conservadora y solo extendió el derecho al voto a todas las mujeres del país en 1990.
 
La mayoría de los países de Europa occidental ya reconocen el matrimonio entre personas del mismo sexo, mientras que la mayoría de los de Europa central y oriental no permiten el matrimonio entre dos hombres o dos mujeres.
 
En un colegio electoral en Ginebra, la votante Anna Leimgruber dijo que votó a favor del "no" porque creía que "los niños necesitarían tener un padre y una madre".
 
Pero Nicolas Dzierlatka, que votó "sí", dijo que lo que los niños necesitan es amor.
 
“Creo que lo importante para los niños es que sean amados y respetados, y creo que hay niños que no son respetados o amados en las llamadas parejas “hetero”, dijo.
 
También el domingo, los votantes rechazaron una propuesta encabezada por grupos de izquierda para aumentar los impuestos sobre los rendimientos de las inversiones y el capital, como dividendos o ingresos de propiedades de alquiler en Suiza, como una forma de garantizar una mejor redistribución y una fiscalidad más justa.
 
Los resultados mostraron que el 64,9% votó en contra en un país conocido por su vibrante sector financiero e impuestos relativamente bajos, y como un refugio para muchas de las personas más ricas del mundo. Ningún cantón votó a favor.
 
Fuente: AP