03 de Diciembre, 2021
Radio Mercosur
Política

En Cuba y a los palos contra la libertad

El gobierno de Cuba está ordenando a estudiantes y empleados reprimir a manifestantes con objetos contundentes el 15N

Responsive image
"Existe un peligro real para la integridad física de los convocantes, que ya han recibido citaciones y amenazas, y para cualquier ciudadano participante", dijo Alejandro González Raga, director ejecutivo de la organización.
 
El Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) denunció que el gobierno de Cuba está ordenando a estudiantes y trabajadores reprimir con palos y otros objetos contundentes a quienes participen en la protesta pacífica prevista para el próximo 15 de noviembre.
 
Alejandro González Raga, director ejecutivo de la organización, acusó al régimen de orientar a las personas armarse con palos para reprimir a aquellas que decidan sumarse a la manifestación pacífica, lo cual en su opinión constituye una "peligrosa demostración de odio entre ciudadanos que promueve el gobierno".
 
"Responsabilizamos a Miguel Díaz-Canel por el escenario de violencia que está generando con estas decisiones", dijo Alejandro González Raga, director ejecutivo de la organización.
 
El OCDH ha pedido a gobiernos y organizaciones internacionales que den un seguimiento especial a las marchas contra el régimen que deben realizarse en varias provincias del país.
 
 
En un comunicado emitido en su página web, el organismo lanzó un mensaje urgente de alerta en el que advierte del peligro de la situación actual en Cuba, donde las autoridades denegaron la solicitud de permiso para realizar la marcha, y aun así los promotores han anunciado su decisión de manifestarse.
 
"El régimen cubano está amenazando a los convocantes y ya hay dos casos de expulsión de sus centros de trabajo. Posiblemente, se esté preparando para retener a los activistas en sus casas, como demuestran los 2,592 sitios de viviendas documentados en lo que va de año y para reprimir a los participantes", advirtió González Raga.
 
El activista cuestionó también el ambiente de militarización total que se observa en el país.
 
"Existe un peligro real para la integridad física de los convocantes, que ya han recibido citaciones amenazas, y para cualquier ciudadano participante", sentenció.
 
En los últimos días han salido a la luz imágenes en redes sociales oficialistas de partidarios del régimen castrista armados con palos y cabillas, y coreando consignas como "¡Por aquí no pasarán!" en actitud beligerante.
 
En Matanzas, los actos por el Día de la Defensa se convirtieron en un despliegue para anunciar lo que puede ocurrir el 15N, e incluso en un CDR de Cárdenas los vecinos protagonizaron un simulacro de enfrentamiento contra una supuesta manifestación antigubernamental.
 
 
Días atrás, el Observatorio exigió a la alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, que promueva una iniciativa internacional para proteger de la represión a los asistentes a la marcha del 15 de noviembre en Cuba.
 
En el mensaje enviado, la OCDH recordó las acciones violentas contra los asistentes a las protestas del 11 de julio pasado, cuando defensores de la dictadura reprimieron con palos a manifestantes en las inmediaciones del parque Máximo Gómez, en La Habana.
 
El organismo también advirtió de "la amenaza de la Fiscalía General de la República de que deberán enfrentar las consecuencias si deciden marchar".
 
Bachelet "no debe permanecer en silencio cuando son violados gravemente los derechos de cientos de cubanos, en su gran mayoría jóvenes y entre ellos, al menos 27 menores de edad", señala la misiva, firmada por González Raga.
 
 
Fuente: Redacción de CiberCuba - Cuba