20 de Enero, 2022
Radio Mercosur
Economía

La verdad sobre el paro extendido en Río Turbio

El Ingº Vilches ratificó todo lo informado por O.P.I. Santa Cruz

Responsive image
El Ingº Eduardo Vilches de Yacimientos Carboníferos de Río Turbio ratificó todo lo informado por nuestro medio en los últimos tiempos, nos catalogó de extremadamente opositores, quiere decir, quevamaos bien.

Ediciòn del 23 noviembre, 2021 - PRIMERA PARTE - El Ingeniero Eduardo Vilchez, Gerente General de Energía de YCRT
 
(Por Rubén Lasagno) – El Ingeniero Eduardo Vilches, Coordinador General de YCRT, mantuvo una entrevista por la emisora Tiempo de Río Turbio en el programa “En tiempo real” del periodista local Bady Barrionuevo, con motivo de algunas consultas realizadas por el conductor en virtud de la situación de conflicto que vive el yacimiento con un paro extendido en el tiempo por parte de ATE, el cual desde que asumió la nueva intervención, mantiene a la empresa inactiva y sin producción.
 
Antes de abordar la problemática de la empresa por el sindicato, lo cual  haremos en otra nota por su extensión, vamos a analizar las últimas palabras del Coordinador, quien hizo alusión a “medios extremadamente opositores” que según él, marca la diferencia con el programa que lo entrevistaba medio (Tiempo RT) a quien catalogó de “una neutralidad absoluta”.
 
“Hay otros medios – dijo Vilches sin dar nombres propios –  Hay algún medio de Santa Cruz que no para de blasfemarnos” y agregó “Es un medio escrito del que no recuerdo el nombre; he leído cosas de un diario creo que de Río Gallegos, que hablan pestes. Sobre la tierra no hay nada peor que nosotros, con la central y con ATE” dijo el coordinador.
 
 
Vilches confirma todo por la negativa
 
Ya pasó otra veces con YCRT; han negado todo, nos han tratado de cualquier cosa desde la Intervención, pero cuando les agarra un sinceridicio, como el ocurrido con Gaicerain en un momento de crisis durante la gestión de Aníbal Fernández, resulta que todo aquello informado por OPI durante tanto tiempo, resulta una absoluta verdad. Es decir, la forma recurrente que tienen desde YCRT de atacarnos solo por ser el único medio que les corre la sábana y denuncia la corrupción, la inactividad, los negocios y las transas internas de las intervenciones con los sindicatos y viceversa, es recurrente, pero a nosotros nos da la seguridad de que estamos en el camino correcto. 
 
Pensemos de manera contraria a lo que manfiesta Vilches: de no hablar desde este espacio de difusión, los detalles de todo lo ocurrido en YCRT estaría vedado al conocimiento de la gente y en realidad, lo que realmente les molesta, es que todo se ventile y no puedan mantener sus corruptelas en estricto secreto, como es costumbre en Santa Cruz, donde muchos medios ni siquiera se acuerdan de que YCRT existe, excepto cuando hay “buenas noticias”.
 
Dicho esto le decimos al Ingeniero Vilches que no tenga miedo en nombrarnos, no vamos a acudir a la justicia ni cosa parecida; nos defendemos con la información veraz y la contrastación entre lo que dicen ellos y lo que muestra la realidad. 
 
¿Somos opositores?. Si
 
Nosotros nos oponemos a la mentira, la corrupción, el secretismo, los acuerdos espurios con los sindicatos, la falsedad ideológica, los negocios personales y familiares que circundan a YCRT y la Usina de 240 Mw, la falta de transparencia, las licitaciones amañada o los contratos directos a amigos y empresas fantasmas creadas para facturar con los dineros públicos, por ejemplo. 
 
También nos oponemos al discurso falaz de que “producimos” sin producir nada desde hace dos años. Nos oponemos a los despidos que operó su empresa con Aníbal al frente, de 417 personas que en su mayoría vive en la cuenca; nos oponemos al festival de fondos que disfruta YCRT desde que asumió el kirchnerismo, sin producir un kilo de carbón y reflejamos cuáles son las inequidades diarias en el yacimiento; nos oponemos a los acuerdos bajo la mesa con fondos nacionales que son de todos los argentinos y se pierden en el pozo negro de la ineficacia y a la edulcorada gestión del inefable Aníbal que para apaciguar a los sindicatos siempre ávidos de plata, firmó cualquier acuerdo de reposición de beneficios extraordinarios, solo comparables con un yacimiento del primer mundo, si que YCRT produzca ni para consumo propio.
 
Si Vilches cree y piensa que por decir todo esto nosotros somos “extremadamente opositores”, debemos decirle que es un orgullo tal calificación. Porque lo que Vilches no dijo es que no somos opositores partidarios ni políticos, nos oponemos a todo lo malo que detalladamente aunque dejando mucho afuera, señalamos en el párrafo anterior. Lo que no se oponen a esto, aún siendo oposición política, son cómplices.
 
Obvio, para Vilches, como para Gaincerain antes y hasta para Omar Zeidán mucho antes y previo para Atanasio Pérez Osuna, por ejemplo, somos “opositores” porque les destapamos los problemas, los conflictos y la corrupción en la empresa que se la pasan de mano de unos a otros, pero hace años que no la hacen funcionar. ¿O se olvida Vilches que gracias a nuestra publicaciones se nacionalizó la corrupción con Fainser y los 50 millones que terminaron enviando a la cárcel a Julio de Vido y Pérez Osuna? ¿O la denuncia de los pabellones de Río Turbio? ¿O la corrupción de YCRT con la UTN e Isolux Corsán?, solo por mencionar unos pocos ejemplos.
 
Nuevamente al frente de un negocio impresionante, custiones sindicales y necesidad de poner orden, está Aníbal Fernández 
 
Malo, malo, malo eres…
 
Ese “medio escrito” que no quiere mencionar Vilches, como forma de “ningunearnos”, pero evidentemente con la preocupación viva en su cabeza porque existimos y no tiene forma de detener nuestro trabajo, es un grano en la frente no solo para ésta, sino para cualquier intervención pasada, presente y futura, porque nuestro trabajo no es de “una neutralidad absoluta” como le gusta a Vilches, estamos comprometidos con la verdad y la justicia que no existe ni llega en Santa Cruz y en la Argentina de doble moral, a quienes nos mienten y nos esquilman desde puestos improductivos del Estado, donde en complicidad con los mismos grupos con el que arreglaron las elecciones (ATE, en este caso) llegaron para consolidar una nueva comunión de intereses propios (recordemos que en los despidos de 417 trabajadores, ATE intervino con una denuncia contra los empleados de YCRT, apoyando el despido) y ahora, tras los desacuerdos por los fondos que no llegan, la amistad vuelve a resquebrajarse.
 
Finalmente y como vamos a reflejarlo en otra nota para no extender ésta, Vilches nos dio la razón en todo, confirmando y reafirmando lo que durante meses venimos informando sobre lo que pasa en YCRT y la usina de 240Mw.
 
Es decir, que no está del todo mal lo que venimos haciendo, tratando de ventilar las miserias y las mentiras oficiales, desde un sector público que, como el yacimiento, se maneja en el oscurantismo y con evidente falta de información confiable. 
 
Si nosotros, como dijo Vilches, somos un medio “que no para de blasfemarlos” o para él es “hablar pestes” contar lo que allí pasa, evidentemente  hay una cuestión deontológica ausente en sus principios para evaluar la conducta de un medio de comunicación. 
 
 
Nadie hablaría “pestes” ni los “blasfemaría” (aunque el término es poco adaptable a este caso), si hicieran las cosas bien, no malgastaran el dinero escaso de los argentinos, estuvieran a la altura de las circunstancias del país, se dedicaran a gestionar y a producir y pusieran por sobre sus interese personales y las de sus amigos empresarios y la del gobierno del cual son partes, el interés nacional y laburaran para hacer grande a la Argentina y no para achicarla. (Agencia OPI Santa Cruz)