05 de Julio, 2022
Radio Mercosur
Mercosur

Se podrán lanzar cohetes desde Uruguay

El emprendimiento es de una compañía argentina

Responsive image
La compañía Tlon Space S.A plantea al gobierno lanzar cohetes desde Rocha, esta iniciativa surge en el momento en que el Gobierno analiza la creación de una Agencia Espacial.
 
La compañía Tlon Space S.A plantea al gobierno lanzar cohetes desde Rocha, esta iniciativa surge en el momento en que el Gobierno analiza la creación de una Agencia Espacial.
 
Nicolás García Intendente Interino del departamento de Rocha manifestó que ya está todo encaminado para la realización de la agencia espacial.
 
Según se pudo saber la planta de propulsión de cohetes estaría en las inmediaciones de la Angostura en la zona costera del territorio rochense.
 
Se activó una junta de expertos donde se encuentra Nicolás García integrante del departamento de Rocha y actual intendente interino, además de militares que se forman en la materia.
El 13 de enero de este año, la misma empresa realizaba pruebas en Argentina y tuvieron como resultado la pérdida de un cohete en campos de la vecina orilla.
 
 
Estaban cosechando un lote de trigo y se encontraron un cohete espacial.
 
Un grupo de trabajadores estaban cosechando en un lote de la estancia «La Mora» del distrito de Lobería, cuando en el medio del cultivo que estaban levantando encontraron nada más ni nada menos que un cohete espacial.
 
 “Fue una experiencia tremenda. Estábamos cosechando, tirando melga por melga –es decir tramo por tramo- y tuvimos que parar porque encontramos eso. Casi nos lo llevamos por delante”, dijo Santiago Ucci.
 
¿Pero cómo es que un cohete espacial termina en un trigal? Todo inició cuando Rafael Puente, el encargado de la estancia La Mora, recibió la visita de unos técnicos pertenecientes a la empresa argentina Tlon Space, dedicada a la puesta en órbita de nanosatélites.
 
“Ellos nos habían contactado para poner una plataforma de lanzamiento. Acá tenemos un monte de 1.000 hectáreas contra los médanos y me pareció peligroso hacer un proyecto así porque se podía prender fuego. Es un monte que está forestado hace 80 años. Hablé con el dueño y no nos pareció lógico”, recordó Puente.
 
Pero la empresa no se quedó con la negativa y continuó contactando a los vecinos de la estancia, hasta que uno, a unos pocos kilómetros, dio el sí.
 
 
 “Su idea es hacer una base de lanzamiento a gran escala, para tener cohetes de 25 metros de longitud. El que nosotros encontramos, si bien en los datos figura que tiene alrededor de diez metros, no tenía más de tres. Estaban probando algo ambicioso pero a menor escala”, señaló Matías Schmidt.
 
El cohete encontrado fue el Aventura I, la línea de cohetes principal de la empresa que, según su descripción, cuenta con dos etapas de desarme, un diámetro de 0.352 metros y una capacidad de carga de hasta 25 kilos.
 
Tlon Space había hecho una prueba hacía dos meses pero la misma no fue exitosa por un error en las configuraciones. Según los cálculos realizados por los técnicos, realizó un recorrido de casi 20 kilómetros y se desarmó entre la estancia La Mora y el campo lindero.
 
Para la empresa resultaba primordial encontrarlo, ya que servía como evidencia para los próximos despegues. Tanto es así que durante dos meses enviaron una avioneta para rastrear los restos del cohete, pero la densidad de las pasturas tapó cualquier indicio.
 
“Cuando apareció los llamé enseguida. Me dijeron que era fundamental para corregir errores y rescatar las pequeñas cámaras que llevan los registros. Lo que pudieron ver es que llegó más alto de lo que tenían pensado. Nos dieron una recompensa que repartí entre los cosecheros”, afirmó Puente.
 
Mientras tanto, esta empresa no tiene pausas en sus intereses e intentos de conquistar el espacio.
 
 
Desarrollan el lanzador espacial más liviano de la historia
 
El Aventura I es un lanzador de unos nueve metros de altura, 40 centímetros de diámetro y poco menos de una tonelada de peso. Fue concebido para colocar picosatélites y nanosatélites en órbitas de entre 200 y 850 kilómetros de altura.
 
Un economista y un ingeniero argentinos comenzaron en 2005 Tlon Space, una empresa destinada a desarrollar un lanzador espacial de menos de una tonelada de peso capaz de poner en órbitas bajas cargas de hasta 25 kilos, cuyo vehículo experimental tiene previstos cuatro vuelos de prueba a lo largo de 2022 desde su puerto espacial en la costa bonaerense.
El Aventura I es el primer lanzador espacial concebido para colocar picosatélites y nanosatélites en órbitas de entre 200 y 850 kilómetros de altura, otorgándole a sus operadores la flexibilidad para elegir en donde desean ser colocados en lugar de ser cargas secundarias de lanzadores pesados que los colocan en las órbitas en las que su misión principal se los permite.