05 de Julio, 2022
Radio Mercosur
Brasil

Lula presenta su candidatura y promete reforzar el Mercosur

El expresidente y candidato manifest贸 estar dispuesto para la "reconstrucci贸n" de Brasil.

Responsive image

 Con gritos de “Brasil urgente, Lula presidente”, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva lanzó ayer su candidatura a las elecciones presidenciales de octubre dispuesto a hacer “la mayor revolución pacífica” de la historia de Brasil.

 
 
 
“Estamos dispuestos a trabajar no solo por la victoria el próximo 2 de octubre, sino para la reconstrucción y transformación de Brasil, que será mucho más difícil que ganar la elección”, dijo Lula durante un acto en el centro de convenciones de São Paulo ante unos 4.000 miembros y simpatizantes de su Partido de los Trabajadores (PT) y otros partidos de izquierda que apoyan su candidatura.
 
“Queremos volver para que nadie nunca más ose desafiar la democracia y para que el fascismo sea devuelto a la alcantarilla”, dijo Lula.
 
Trajeado, pero sin corbata, el exjefe de Estado (2003-2010), favorito para las elecciones del próximo 2 de octubre, leyó un discurso de forma solemne, con una enorme bandera de Brasil de fondo, cuyos colores verde y amarillo se los ha apropiado la militancia bolsonarista en los últimos años.
 
“Nuestra soberanía y democracia son constantemente atacadas por la política irresponsable y criminal del actual gobierno. Desmantelan, desguazan y venden nuestras empresas más estratégicas.
 
Entregan el patrimonio del pueblo brasileño. Es más que urgente restaurar la soberanía. Pero esto no se limita a la importantísima misión de salvaguardar nuestras fronteras. También es defender nuestra riqueza mineral, nuestros bosques, nuestros ríos, nuestros mares, nuestra biodiversidad”, expresó.
 
Afirmó que “el resultado de este desmantelamiento es que somos autosuficientes en petróleo, pero pagamos una de las naftas más caras del mundo, cotizada en dólares, mientras que los brasileños reciben sus salarios en reales. Defender la soberanía es defender a Eletrobrás, la mayor empresa generadora de energía de América Latina, de quienes quieren que Brasil se someta. Pero este crimen contra la patria sería una pérdida para nuestra soberanía energética”.
 
Más adelante, dijo: “Defender nuestra soberanía es defender la integración de América del Sur, América Latina y el Caribe, fortalecer Mercosur, Unasur, Celac y los Brics. Establecer libremente las alianzas que más convengan al país”.
 
Indicó que defender la soberanía es también “defender la banca pública. Garantizar crédito barato a quienes quieran producir y generar empleo. Financiamiento de obras de saneamiento y construcción de viviendas. Apoyar a la agricultura familiar y a los pequeños y medianos productores rurales. Defender la soberanía es defender las universidades e instituciones que apoyan la ciencia y la tecnología”.
 
“Necesitamos de nuevo cambiar el Brasil”, expresó Lula, quien hizo un repaso a las iniciativas de carácter social durante sus dos mandatos y que permitieron sacar a 30 millones de brasileños de la pobreza.
 
Durante la mayor parte de su discurso, el líder progresista dejó de lado la emoción y el nervio que le caracteriza para evitar polémicas y deslices, como cuando hace una semana dio a entender que los policías no son personas, declaraciones por las que se disculpó.
Alckmin
En el acto de ayer participó de forma telemática, tras dar positivo por covid-19, el exgobernador de São Paulo Geraldo Alckmin, un veterano político liberal, ferviente católico y quien será a candidato a vicepresidente de la fórmula de Lula.
 
“Cuando Lula me extendió la mano, vi en ese gesto mucho más que una señal de reconciliación entre dos adversarios históricos, vi un llamado a la razón”, dijo Alckmin en un video.
 
La elección de Alckmin, quien fue el adversario de Lula en las elecciones de 2006, es un giro al centro de Lula y un gesto para mostrar una imagen de moderación económica, sobre todo frente a los mercados financieros.
 
Será la sexta vez que Lula disputará las elecciones presidenciales brasileñas. Lo intentó en 1989, 1994 y 1998, y venció las de 2002 y 2006. En 2018, año en el que ganó Jair Bolsonaro, también buscó la Presidencia, pero la Justicia Electoral se lo impidió al estar condenado por corrupción. Sin embargo, Lula recuperó sus derechos políticos en marzo de 2021, cuando la Corte Suprema anuló las dos sentencias que pesaban en su contra y por las que estuvo 580 días en prisión.
 
Los últimos sondeos de la consultora Ipespe otorgan a Lula cerca de un 54% de las intenciones de voto, frente al 34% que obtendría el presidente Bolsonaro, quien fue remontado en los sondeos en las últimas semanas. Los comicios se realizarán el próximo 2 de octubre.
 
Ocho frases definen su postura
 
Estas son diez declaraciones de impacto del discurso de Lula en el lanzamiento de su candidatura:
 
1. “Queremos volver para que nadie nunca más ose desafiar la democracia y para que el fascismo sea devuelto a la alcantarilla de la historia”.
 
2. “Fui víctima de una de las mayores persecuciones políticas y jurídicas de la historia.
 
3. “Queremos unir a los demócratas de todos los orígenes y matices, de las más variadas trayectorias políticas, de todas las clases sociales y de todos los credos”.
 
4. “Brasil necesita volver a ser un país normal, en el más alto sentido de la palabra. No somos la tierra del Lejano Oeste, donde cada uno impone su propia ley, ¡no!”.
 
5.- “No es digno del título de gobernante quien es incapaz de derramar una lágrima ante seres humanos buscando comida en camiones de basura o por los más de 660.000 brasileños muertos por el covid”.
 
6.- “Sin una causa, la vida pierde sentido y yo y todos los que estamos aquí juntos tenemos una causa: restaurar la soberanía de Brasil y del pueblo brasileño”.
 
7.- “Nuestra democracia viene siendo constantemente atacada por la política irresponsable y criminal del actual Gobierno”.
 
8. “Ningún país será soberano mientras las mujeres continúen siendo asesinadas por el hecho de ser mujeres (...)”.
Más penas por noticias falsas
Las elecciones generales en Brasil, que se celebran en octubre, se vivirán de manera más “tranquila” si se aprueba antes el proyecto de ley, que aún se tramita en el Congreso, para aumentar las penas por la propagación de noticias falsas, aseguró Marcelo Bechara, director de Relaciones Institucionales y Regulación del Grupo Globo, un conglomerado empresarial brasileño con foco en los medios de comunicación.
 
El directivo brasileño visitó Uruguay con motivo de la celebración, hasta el miércoles pasado, de la Conferencia de la Unesco por el Día Mundial de la Liberad de Prensa en Punta del Este, donde dio esas declaraciones. “El proyecto de ley, impulsado por el opositor Orlando Silva, busca aumentar las penas por la propagación de noticias falsas, regular los contenidos de internet, exigir transparencia y establecer mecanismos de remuneración del contenido periodístico en lo que el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, calificó de “inicio de la censura”. Bechara se muestró esperanzado por el papel que el Tribunal de Justicia tiene para “cuidar las elecciones y que la democracia prevalezca”.
 
Fuente: El País - Uruguay