05 de Julio, 2022
Radio Mercosur
Política

Sigue en Bolivia la persecución política

La prueba está en las decisiones de la Justicia derivadas de la servidumbre hacia Evo Morales.

Responsive image
Bolivia es un país sin rumbo.
 
Está gobernado por atrevidos políticos acólitos de Morales, quien huyó del país ante los manifestantes que no lo soportaban más en el gobierno. Evo morales se escondió en la Argentina protegido por un gobierno "amigo" tan decadente como el expresidente boliviano, que se escudó en un "asilo político". Como ocurre en estos casos, el decadente gobierno argentino hospedó a un fugitivo, asustado y miedoso.  Morales no se entregó al nuevo gobierno para demostrar que no era culpable de los cargos que se le atribuían. Sólo demostró su terror a ser encontrado culpable del caos que vivía su país. Ahora, esste sujeto, dueño de la mayor plantación de coca de sudamérica, vive confiado, libre y gozando en su país, de los avatares que se le aplican a una inocente mujer, la Señora Jeanine Añez. 
 
 
La Justicia boliviana -atenta a las órdenes del seudo político Morales-, amplió a tres meses la detención preventiva contra la ex presidenta Jeanine Áñez, faltando el respeto a una ex-presidenta transitoria de la Nación y a una mujer, sin razones ni pruebas engañosas. 
 
La Sra. Jeanine Áñez, continúa encarcelada caprichosamente, desde marzo de 2021. La servil Justicia boliviana, la acusa de supuestos delitos de terrorismo, sedición y conspiración,  y estará detenida, seguramente, hasta que se acomoden judicialmente las falsas razones por las cuales se juzga a una inocente mujer. La ex primera mandataria de Bolivia juzgada con mentiras y no se juzga a Evo Morales, violador de una menor y propietario de la mayor plantación de Coca con la cual inunda a la Argentina ante el silencio del decadente gobierno de  Alberto Fernández, mientras lucra y entorpece la vida de Paraguay, extendiendo su ramificación a Chile, Uruguay y Suroeste de Brasil.
 
Un juez boliviano, corrupto, Armando Zeballos, determinó ampliar por tres meses más la detención preventiva en contra de la ex presidenta interina Jeanine Áñez y dos de sus ex ministros, quienes enfrentan varios procesos por la crisis de 2019. Todavía no pudieron redondear los cargos por inexistentes, pero, lentamente, llegarán las razones absurda para caerle en su momento, con una prisión pesada e irracionales. 
 
 
La ex mandataria transitoria está detenida preventivamente desde marzo de 2021 en una cárcel de La Paz por una denuncia que presentó la ex diputada del gobernante Movimiento al Socialismo (MAS) Lidia Patty, quien desea ver muerta a la expresidenta.
 
Toda América conoce la ideología del Movimiento al Socialismo boliviano y saben hacia dónde va para terminar con la ex-presidenta.
 
Lo que se está haciendo con la Sra. Janine Añez, es una verdadera vergüenza pública y es denigrante para una mujer.
 
Pero los países de la OEA, hasta el momento, practican el deporte mudo.
 
Fuente: Redacción