02 de Febrero, 2023
Radio Mercosur
Política

Las patotas peronistas amenazan la frágil paz Argentina

Crecen las amenazas en el kirchnerismo ante una eventual condena contra CFK por la causa Vialidad

Responsive image
Luego de que ATE Capital advirtiera con “parar el Estado”, sindicalistas, jueces y La Cámpora analizan fuertes reacciones si la Vicepresidenta no tiene una sentencia favorable el 6 de diciembre
 
Desde que se confirmó que el próximo martes se conocerá el veredicto del juicio por la causa denominada Vialidad, que podría incluir una condena contra Cristina Kirchner, cientos de militantes del Frente de Todos salieron en las redes sociales a respaldar a la Vicepresidenta y a ellos se sumaron sindicatos, dirigentes políticos e incluso jueces, que amenazaron con realizar ese día un paro total, piquetes “por tiempo indefinido”, movilizaciones y hasta una “pueblada”.
 
Una de las primeras organizaciones en expresarse al respecto fue la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) de la Capital Federal, que lidera Daniel Catalano, un gremialista muy cercano a la ex presidenta, quien aseguró que si se dicta una pena contra la actual titular del Senado, habrá un cese de actividades en las principales dependencias públicas de la Ciudad de Buenos Aires.
 
 
“Después de escuchar el relato de defensa de Cristina y reiterar que está ante un pelotón de fusilamiento, decidimos parar el Estado, todo lo que podamos parar del Estado lo vamos a parar”, afirmó Catalano en declaraciones a un medio kirchnerista.
 
Previamente, el sindicato había emitido un breve comunicado en el que adelantó: “Si la tocan a Cristina... paramos el Estado. Los trabajadores no vamos a permitir un Lula en nuestro país. Basta de lawfare y persecución política”.
 
En paralelo, La Cámpora todavía estaba evaluando convocar a una movilización a la casa de la ex jefa de Estado, en Uruguay y Juncal, en el barrio porteño de Recoleta, como las que se realizaron al comienzo del juicio, aunque por el momento esta medida no estaba confirmada.
 
Sucede que la agrupación que encabeza Máximo Kirchner todavía estaba en conversaciones con gremios, intendentes y legisladores para analizar la conveniencia política de una marcha de esas características.
 
Además, La Cámpora considera que si no hace un llamado formal a movilizarse al departamento de la ex mandataria, de todas formas los militantes irán espontáneamente hasta ese lugar para respaldarla luego de que se conozca el veredicto.
 
En las últimas horas, el juez Juan Ramos Padilla, también afín al oficialismo, trató de impulsar una manifestación frente a los tribunales de Comodoro Py para el próximo 6 de diciembre, en apoyo a la ex presidenta.
 
“Si luego de conocerse el veredicto no hacemos una pueblada en Comodoro Py, no solo no habremos defendido a la mejor, también habremos dejado pasar un momento histórico. Basta”, sostuvo el magistrado.
 
 
Unas horas más tarde, Ramos Padilla aclaró que no estaba convocando a una marcha específicamente, sino que solo estaba “insistiendo en el reclamo para que las manifestaciones populares sean pacíficas, evitando las provocaciones de la derecha”.
“Los Pueblos se expresan por decisión propia y tienen sus propios tiempos. El estado de derecho está gravemente dañado y la mayor responsabilidad recae en la los cortesanos, que ofenden constantemente los mandatos constitucionales, siempre en desmedro de los más vulnerables. Las críticas maliciosas o las acusaciones infundadas no lograrán callarme”, agregó.
 
Luego de esto, el juez comenzó a retuitear varios comentarios de otros usuarios que respaldaron su idea y que, por ejemplo, consideraron que “una pueblada en defensa de valores democráticos, como es exigir una Justicia aplicada con imparcialidad y objetividad, no es violencia, es legítima defensa”.
 
Por la mañana, el propio Gobierno expresó su solidaridad con la Vicepresidenta durante la habitual reunión de Gabinete que se realizó en Casa Rosada, en la que, en esta oportunidad, se habló del veredicto que en menos de una semana dará a conocer el Tribunal Oral Federal (TOF) N°2.
 
Primero fue el jefe de Gabinete, Juan Manzur, el que aseguró: “Creo en la inocencia de la Vicepresidenta. Ahora esperemos que hable la Justicia”. Fue una expresión de defensa enmarcada por la moderación que siempre suele tener el dirigente tucumano en sus afirmaciones.
 
Fue el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, dirigente de extrema confianza de la ex presidenta, el más duro en su intervención. “La persecución sobre Cristina no es algo que tenga que ver con delitos del código penal, sino que tiene que ver con el código electoral”, sentenció.
 
En ese sentido, sostuvo que “están persiguiendo a la dirigente de mayor volumen político de la Argentina” y a “una persona que fue dos veces presidenta y que es la actual Vicepresidenta, por las cosas que hizo bien”. De Pedro consideró que la persiguen por “recuperar los fondos para los jubilados y por haber implementado la Asignación Universal por Hijo”.
 
“La persiguen por poner la voz de toda la sociedad en la presencia de una dirigente que responde a la voluntad del pueblo y no a la de otros poderes”, sostuvo el dirigente de La Cámpora. Las apreciaciones toman otra relevancia porque las hizo en una conferencia institucional posterior a la reunión de Gabinete, y no durante una entrevista personal.
 
Por su parte, el ex líder piquetero Luis DElia también dedicó unos minutos de su editorial en Radio Rebelde para opinar sobre la situación judicial de la ex mandataria y aseguró que se reunirá con los delegados del Partido Miles, el espacio político que creó hace unos años, “para proponer que a partir del martes haya cortes de ruta en todo el país por tiempo indeterminado hasta que renuncie la Corte y derrotemos al plan lawfare”.
 
“Voy a proponer esto y voy a hacer que a mano alzada y con una ovación, sea aprobada. Yo tengo mucho respeto por Ramos Padilla, pero no creo en esto de las marchas espasmódicas a Comodoro Py. Esto es un problema federal, de Ushuaia a La Quiaca”, precisó.
 
 
En este sentido, DElía consideró que “lo de Cristina es muy grave, porque no tienen ni una sola prueba en contra de ella y la van a condenar igual” y que “la quieren sacar de la cancha, viva o muerta”. “Esto se parece mucho al fusilamiento de Dorrego, a la caída de Perón, a capítulos que ya vimos”, señaló.
 
En tanto, el diputado del Frente de Todos Eduardo Valdés también aseguró que “no descartan una movilización” del oficialismo para el próximo martes 6 de diciembre, si es que finalmente la ex mandataria nacional es condenada.
 
“Me llama la atención que el Tribunal vaya a sacar una sentencia que anuncia para el día 6, siendo que los acusados están todavía expresando su posibilidad de defensa. Esto quiere decir que la sentencia la tienen escrita y no les conmueve absolutamente nada de lo que están manifestando en los alegatos. Esa es la prueba más palmaria de la cancha inclinada”, expresó el legislador en declaraciones a Futurock.
 
Asimismo, el ex juez de la Corte Suprema de Justicia Raúl Zaffaroni, siguiendo con las declaraciones de la propia Cristina Kirchner, sostuvo que el TOF N°2 es un “pelotón de fusilamiento”, porque en el caso del tribunal “todos firman” la sentencia.
“Yo creo que esto está mostrando que estamos tocando fondo en materia de Justicia. Y no por responsabilidad positiva de todos los jueces de nuestro país. Pero sí por un grupo pequeño, ubicado en posiciones estratégicas”, cuestionó, durante una entrevista en AM 750, otro medio kirchnerista.
 
 
Fuente: INFOBAE
1 de Diciembre de 2022