14 de Abril, 2024
Radio Mercosur
Brasil

Epidemia de dengue azota a Río de Janeiro

Superó un récord histórico de infectados y enfrenta un alarmante aumento en el número de casos.

Responsive image

En un solo día de enero de 2024, la red de salud de la alcaldía de la ciudad registró 362 personas hospitalizadas por dengue, estableciendo así un máximo histórico en la serie de datos que se remonta a 1974. Las autoridades advierten sobre la gravedad de la situación y hacen un llamado a la población para tomar medidas preventivas.

 
Según el secretario municipal de Salud, Daniel Soranz, el aumento constante de casos a lo largo del mes caracteriza una epidemia clásica. Hasta el momento, en enero se han registrado alrededor de 10.000 casos de la enfermedad, lo que representa casi la mitad de los registros totales del año pasado. Aunque no se han confirmado muertes relacionadas con el dengue, tres casos están bajo investigación.
 
Las autoridades expresan su preocupación ante la pendiente pronunciada de la curva de casos, que generalmente alcanza los peores escenarios entre marzo y mayo. El alcalde de Río de Janeiro, Eduardo Paes, proyecta un escenario aún peor para 2024. El Departamento de Salud atribuye este comportamiento al aumento de la temperatura y las intensas lluvias, factores que aceleran el ciclo de reproducción del mosquito transmisor.
 
Ante esta situación, la Municipalidad de Río ha anunciado una serie de medidas para prevenir y combatir el dengue, así como para brindar atención a los pacientes. Se abrirán gradualmente 10 centros de atención y se habilitarán 150 centros de tratamiento e hidratación en unidades de salud. La hidratación se destaca como la medida más efectiva para tratar el dengue.
 
Además, se implementará la inspección obligatoria de propiedades cerradas o abandonadas para eliminar posibles criaderos de mosquitos. Sin embargo, las autoridades enfatizan que esta medida es excepcional y hacen un llamado a la colaboración de toda la sociedad. El alcalde enfatiza que la prevención y la participación ciudadana son fundamentales para evitar el contagio y las consecuencias graves de la enfermedad.
 
Es crucial que la población esté alerta a los síntomas del dengue, que incluyen fiebre alta, dolor de cabeza, detrás de los ojos, en el cuerpo y en las articulaciones, postración, malestar general y manchas rojas en la piel. El diagnóstico precoz marca una gran diferencia en el resultado clínico y ayuda a evitar hospitalizaciones y muertes, según el secretario de Salud, Daniel Soranz. La situación requiere la atención y cooperación de todos para contener esta epidemia y proteger la salud de la población.
 
Radio Mercosur con información de Europa Press