13 de Julio, 2024
Radio Mercosur
Argentina

La droga está huyendo lentamente de Rosario

Interminables amenazas a Pullaro y Bullrrich

Responsive image
El gobierno decidió restringir visitas y llamadas en los pabellones de alto perfil de las cárceles de la provincia. Desde el anuncio de estas medidas, se iniciaron las intimidaciones contra el gobernador santafesino
 
Varios vehículos fueron incendiados en la madrugada en Rosario.
 
 
(Desde Rosario) Este sábado, Rosario amaneció con nuevas amenazas contra la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y el gobernador Maximiliano Pullaro por las restricciones implementadas en los pabellones de alto perfil de las cárceles provinciales y federales, específicamente, en relación a las visitas y las llamadas telefónicas.
 
 
Fuentes policiales indicaron a Infobae que, en esta oportunidad, fueron incendiados 10 vehículos estacionados en la vía pública, en diferentes puntos de la ciudad santafesina. Las intimidaciones encontradas también apuntan contra el ministro de Seguridad provincial Pablo Cococcioni.
 
De acuerdo a la información suministrada por las autoridades, los autores de las amenazas e intimidaciones arrojaron elementos incendiarios desde un vehículo Renault Clío de color gris.
La serie de ataques incendiarios tuvo lugar en la madrugada de este sábado en distintos puntos de Rosario, donde fueron prendidos fuego un total de 13 autos estacionados en la zona sur y oeste de la ciudad. En uno de los hechos, los agresores dejaron una nota dirigida al gobernador Maximiliano Pullaro, al ministro de Seguridad Pablo Cococcioni y a su par nacional Patricia Bullrich, en la que dan aviso de que habrá “muertos inocentes” y piden visitas y comunicaciones desde prisión.
 
Uno de los mensajes decía textualmente: “Bullrich, Pullaro y Cococcioni, esto es por ustedes queremos que vuelvan las llamadas y las visitas si no vamos a seguir matando inocentes”. Firmado: “Los rosarinos”.
 
 
El mensaje de amenaza encontrado en uno de los vehículos atacados
 
Los ataques ocurrieron entre las 2 y las 4 de este sábado. El primer de ellos fue en Santiago al 3800, en el distrito sur, donde se reportaron tres autos incendiados. Doce minutos después, y a 14 cuadras de distancia, se dio una situación parecida en Turín al 3800, donde ardieron dos autos.
 
En Italia al 3800, también en el sector sur rosarino, fueron prendidos fuegos dos autos. Allí, el Comando Radioeléctrico incautó la nota para las autoridades del Ejecutivo provincial y nacional. Dicho papel fue secuestrado y será objeto de análisis por parte del Ministerio Público de la Acusación.
 
Los otros incendios fueron en La Paz al 3300, Laprida al 6300, Wagner y Mitre y Gutenberg al 1500.
 
En el incendio de la calle Santiago, se quemó la Fiorino de David Martínez. Sus hijos encontraron el mensaje narco tirado en la vereda.
 
 
El hombre está desesperado porque necesita el vehículo para trabajar. Se dedica al reparto de medicamentos pero además lo usa para trasladar a su hijo discapacitado de 14 años. “No tengo cómo llevar a Lucas a la escuela ahora”, se lamenta el padre.
 
En esa misma cuadra, incendiaron dos autos más, además de la Fiorino de la familia Martínez. Los vecinos dicen que hasta ahora ese era un barrio tranquilo pero que ahora tienen miedo; sienten que cualquier cosa le puede pasar a cualquiera.
 
Lucas Martínez, 14 años. El auto de su familia fue destruido por los narcos
 
Por el hecho de Gutenberg y Zeballos, donde se produjo el incendio de dos autos, el Comando Radioeléctrico aprehendió a tres sospechosos, dos hombres y una mujer, que circulaban en un utilitario en Provincias Unidas y Urquiza con una botella plástica con nafta, una manguera de un metro y dos botellas de vidrio con alcohol etílico. Se investiga si fueron quienes cometieron ese ataque, ya que coincidiría el vehículo en el que se desplazaban los sospechosos con el que vieron los vecinos; además, los elementos que les incautaron permiten suponer que podrían tener relación.
 
 
Las intimidaciones ocurrieron después de una serie de atentados y crímenes “narcoterroristas” en Rosario, que fueron cometidos en el pasado mes. Pero además, en las últimas dos semanas hubo resoluciones judiciales que endurecieron las condiciones de detención de varios reclusos de alto perfil, como los casos de Ariel Máximo “Guille” Cantero y Uriel Luciano “Lucho” Cantero, líder de Los Monos y su sobrino, respectivamente.
 
Los Cantero, por resolución del juez federal Jorge Rodríguez, tiene prohibición de utilizar el teléfono fijo del pabellón 7 del penal de Marcos Paz. La única excepción para realizar una comunicación es que lo hagan al teléfono de su defensor, ya sea público o particular. En el caso de “Guille”, además el magistrado le imposibilitó que siga recibiendo la visita de un hombre y una mujer que habían sido autorizados judicialmente luego de que el capo narco las solicitara basándose en su bisexualidad.
 
Foto 6
 
Otro de los presos que tuvo medidas más severas en prisión fue Alejandro Isaías Núñez, alias “Chucky Monedita”, quien fue imputado el martes de la semana pasada por la presunta instigación de los homicidios de los taxistas Héctor Raúl Figueroa (43 años) y Diego Alejandro Celentano (38) y la balacera contra la comisaría 15 de Sarmiento y Ameghino. En su caso, la provincia dispuso que no pueda recibir más visitas, ya que su pareja Brenda Natalí Pared –ahora imputada y en prisión preventiva efectiva– había sido quien a criterio de los fiscales había recibido las directivas en una de las visitas presenciales y luego organizó los atentados y asesinatos.
 
 
 
Fuente: INFOBAE - -Rosario - Argentina
Por Cecilia Di Lodovico y Agustín Lago
Publicado: 27 Abr, 2024 09:47 a.m.
Actualizado: 27 Abr, 2024 12:29 p.m. AR
Compartir