22 de Junio, 2024
Radio Mercosur
América

Presidente Biden limita solicitudes de asilo en la frontera

Emitirá una orden ejecutiva para restringir el asilo en la frontera sur

Responsive image
El presidente estadounidense Joe Biden firmará el martes una orden ejecutiva que prohibiría a los migrantes que cruzan la frontera ilegalmente solicitar asilo, permitiéndoles ser deportados rápidamente de regreso a México o a sus países de origen, según funcionarios familiarizados con la planificación.
 
La decisión llega después de meses de debate dentro de la administración, en gran parte sobre la legalidad de tal orden. Expertos legales dicen que, a menos que la orden de Biden se elabore con diferencias significativas, es casi seguro que también se considerará ilegal, como ocurrió con un intento similar del expresidente Donald Trump en 2018.
 
La administración decidió seguir adelante con la orden después del colapso de un acuerdo bipartidista del Senado, que habría permitido al gobierno "cerrar" la frontera y expulsar a los migrantes si los cruces superaban un umbral diario. La orden ejecutiva de Biden parece imitar ese proyecto de ley bloqueado por los republicanos.
 
Migrantes caminan hacia la frontera entre México y Estados Unidos, en Ciudad Juárez, México
 
La justificación legal de la prohibición surge de una sección de la Ley de Inmigración y Nacionalidad conocida como Sección 212(F), que permite al presidente "suspender la entrada" de extranjeros si considera que su entrada sería perjudicial.
 
Es poco probable que la prohibición entre en vigor de inmediato, dado que los cruces ilegales se han desplomado recientemente a uno de los niveles más bajos bajo la presidencia de Biden. Además, el gobierno federal no tiene suficiente personal ni espacio de detención para deportar rápidamente a todas las personas que no son elegibles para recibir asilo.
 
Incluso si el gobierno reúne los recursos necesarios, la implementación también dependerá de que los países de origen estén dispuestos a recibir a los inmigrantes deportados. Estados Unidos seguirá permitiendo que los solicitantes de asilo programen citas en los puertos de entrada fronterizos.
 
La orden le dará a Biden un nuevo elemento de acción sobre inmigración antes de su debate con Trump a finales de este mes, en un momento en que las encuestas muestran que la inmigración sigue siendo una gran preocupación para los votantes.
 
Redacción con información de LT