13 de Julio, 2024
Radio Mercosur
Economía

Milei culpa al Congreso por la suba del dólar y el riesgo país

El presidente apunta contra la "clase política degenerada" y asegura que los problemas del mercado se resolverán con el superávit fiscal

Responsive image
Desde su condición de primer mandatario, el presidente Javier Milei reforzó su desprecio contra el Estado y la clase política. Afirmó que no existen factores macroeconómicos que justifiquen la suba del dólar y la caída de los activos argentinos, culpando en su lugar al Congreso.
 
Milei presentó un escrito ante la ANSES expresando su voluntad de renunciar a las jubilaciones de privilegio al término de su mandato, en consonancia con su discurso de diferenciarse de la Cámara de Diputados que rechazó derogar ese beneficio.
 
En una entrevista a "The Free Press", se jactó de ser "el topo dentro del Estado" que lo destruye desde adentro. Afirmó que está dispuesto a soportar "mentiras, calumnias e injurias" con tal de lograr la reforma del Estado.
 
El presidente llamó a dar la "batalla cultural" por las ideas de la libertad, criticando a quienes, incluso con orígenes judíos, apoyan a grupos terroristas como Hamas y condenan al gobierno de Israel.
 
En Agroactiva 2024, fustigó nuevamente a la clase política, reiterando que los diputados que aprobaron la modificación de la Ley de Movilidad jubilatoria son "degenerados fiscales". Advirtió que de promulgarse la norma, recortará el gasto en otras áreas.
 
Sobre la suba del dólar, sostuvo que se debe a la "tensión política" y no a problemas monetarios, ya que la demanda de dinero está en niveles históricos bajos y no hay emisión para financiar al fisco.
 
Respecto al aumento del Riesgo País, consideró que se debe a la amenaza de un mayor gasto público que puede condicionar el superávit fiscal, generando dudas sobre la solvencia del Estado.
 
Frente a la caída de los bonos y las acciones, el presidente aseguró que una vez que se vean los números de mayo y junio y se constate el resultado fiscal "granítico", los precios se acomodarán, por lo que no están "nerviosos" por la evolución del tipo de cambio.
 
Redacción